La Falsa marcha de la señora del Falso Secuestro

señora del falso secuestro.png

Antonio Helguera y José Hernandez, México 2017

Categorías:Sin categoría

Activista desmiente a Wallace sobre “un hombre armado vestido de mujer”

Los Angeles Press

15 de febrero del 2017

La red en lucha, México de conciencia

mary2.jpg

Mary Sainz en la marcha convocada por Isabel Miranda. Foto: especial

Por Guadalupe Lizárraga

Entrevista a María Guadalupe Vicencio Sánchez, «Mary Sainz», activista tamaulipeca que increpó a Isabel Miranda Torres, el 12 de febrero durante la marcha de apoyo a Enrique Peña Nieto. 

–¡No alucines! ¿No sabes quién es la señora Wallace?

–¡Sí, es una torturadora para mantener la farsa de su hijo!

–¿Ya sabes el poder que tiene la señora Wallace? Mejor retírate.

El guardaespaldas de Isabel Miranda Torres, la señora Wallace, tocó el brazo de la activista y se inclinó para repetirle al oído: ¡Mejor retírate!

Sin embargo, Mary Sainz no se retiró. Por el contrario, intensificó sus interrupciones ante las cámaras que enfocaban a Miranda Torres para grabar sus declaraciones como una de las organizadoras de la marcha del domingo 12 de febrero en apoyo a Peña Nieto contra las humillaciones del presidente estadounidense Donald Trump.

¡Rata! ¡Asesina! ¡Farsante! –Sainz secundó los gritos de la multitud a Wallace. En ese momento, mientras Miranda intentaba decir unas palabras a las cámaras, Laura Zapata, su acompañante, se acercó a Sainz y le dio un puñetazo en el hombro para callarla.

¿Por qué me agredes? –reaccionó la activista– Si yo no te estoy agrediendo a ti, estoy gritando mis consignas porque esto es una farsa.

La activista se dio cuenta en ese momento que era Laura Zapata, la hermana de Talía (la cantante).

Ah, eres la hermana de Talía, Laura Zapata. Qué desilusión, ahora comprendo que eres parte de estos montajes. Yo te tenía admiración y consideración por tu secuestro pero viéndote con esta torturadora, con esta farsante, con esta mentirosa, que viene aquí a intentar a engañar a la gente, ahora compruebo que eres parte de los montajes. Y tú, junto con Televisa y TV Azteca, también eres una farsa.

Iba en un grupo de unas cincuenta personas que se fueron rezagando en la marcha, y ella –junto a otros cuatro organizadores del boicot a Wallace– logró seguirla de cerca. Estaba vestida con una túnica con consignas de justicia para Ayotzinapa, Nochixtlán, el falso caso Wallace, entre otras, y logró cruzar la primera y la segunda valla donde se encontraba una veintena de personajes públicos custodiados por granaderos, que la detuvieron con violencia cuando quiso tomar una fotografía, y le ocasionó un desmayo. “Fue la falta de aire, de adrenalina y no había comido nada”, comentó.

Mary Sainz lleva años en el activismo político, incluso en su estado natal Tamaulipas. Ayuda a las organizaciones de derechos humanos y realiza perfomances contra la corrupción y la depredación a los mexicanos tanto en la Ciudad de México como en su entidad originaria. Sus redes sociales difunden su apoyo a Brenda Quevedo Cruz, una de las víctimas del falso caso Wallace, quien fue torturada en dos ocasiones por órdenes de Miranda, según lo dicho por los mismos torturadores en el momento de la agresión, entre éstos el agente ministerial de la PGR, Oswaldo Jiménez Juárez, quien fue identificado ante juez por Quevedo Cruz y por Jacobo Tagle Dobin, otra de las víctimas.

La activista explicó a Los Ángeles Press que ha seguido la información puntual de la falsedad del caso difundida internacionalmente, y contrastaba con la censura y manipulación de los medios en México. Incluso manifestó que ella había sido una de las personas que creyeron en las mentiras de Miranda, “al inicio de su farsa, cuando Televisa la sacaba llorando”. Pero poco a poco, fue enterándose de la verdad a través de la información de medios y organizaciones no gubernamentales internacionales. A nivel nacional, mencionó a la Liga Mexicana en la Defensa de Derechos Humanos, dirigida por Adrián Ramírez.

Señaló la activista que ellos son “ciudadanos normales” que ya están cansados de la corrupción y las injusticias al pueblo. “Nadie nos mandó, no somos de ningún partido. Sólo queremos que ya termine la impunidad de Wallace y de muchos otros casos. No la dejamos que anduviera detrás de las cámaras para que las entrevistas no salieran limpias, como acostumbran manipular la verdad”.

Desde Tamaulipas, Mary Sainz viaja a la Ciudad de México para apoyar en las marchas y demostraciones del 26 de cada mes en solidaridad con los familiares y amigos de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa en septiembre de 2014 que aún reclaman justicia. Pero al enterarse de la convocatoria de Isabel Miranda Torres, su indignación creció y se propuso el boicot a su marcha, ese 12 de febrero.

“Aquí está el hombre que dice la señora Wallace que soy” –enfatizó la activista en respuesta a las declaraciones de Miranda ante los medios para justificar que había abandonado la marcha porque un hombre armado vestido de mujer la estaba acosando. “No soy ningún hombre armado vestido de mujer. Wallace se fue porque le estábamos gritando sus verdades. Lo logramos, y fuimos pocas personas. Si cinco personas pudimos boicotearle la marcha a la Wallace, imaginen qué podemos hacer todo el pueblo organizado”.

Categorías:Sin categoría

Los mejores tweets sobre la marcha y la huída de Miranda de Wallace

corretizas.png

jugar a la politica.png

litros de desprecio.png

se marcho su credibilidad.png

ay mi hijo.jpg

alfonso_74_2017-févr.-13.jpg

Categorías:Sin categoría

La Marcha de Wallace

TodoTexcoco

13 de febrero 2017

José García Sánchez

(por fin un artículo que dice la verdad sobre el caso Wallace)

La ex candidata del PAN a la jefatura de gobierno, nunca pensó que la marcha a la que convocó para protestar contra la política de Donald Trump fuera su tumba política y social.

No logró reunir ni 200 personas.

El desprestigio que empezó como rumor sobre las contradicciones en las declaraciones sobre el secuestro de su creció de tal manera que la presidente de Alto al secuestro, carece de credibilidad, una vez que la periodista Anabel Hernández la desenmascaró ante las mentiras del supuesto secuestro de su hijo, quien a causa de que tenía antecedentes penales por delitos relacionados con el narcotráfico inventó su secuestro y asesinato, el 11 de julio de 2005.

Las pruebas sobre las mentiras de Miranda de Wallace se multiplicaron y crecieron conjuntamente con los apoyos económicos que en ese momento ofreció el gobierno federal a la fundación Alto al Secuestro, a cambio de corresponder con declaraciones a favor del entonces presidente Felipe Calderón, quien necesitaba urgentemente de declaraciones de la sociedad a su favor.

De ahí que desde la fundación que encabeza, que crea como una contabilidad paralela a su negocio de espectaculares, desde donde hace y deshace no sólo como una empresaria poco limpia y utiliza a sus amistades en el gobierno para apoderarse de espacios que no le pertenecen y sabotear a la competencia en ese rubro.

Ante este panorama, la marcha encabezada por Isabel Miranda de Wallace, simplemente se anuló a sí misma en el momento mismo que tenía programado empezar. A diferencia de la marcha organizada por otra mujer, María Elena Morena, presidenta de Causa en común, quien consideró en la víspera de la marcha contra la política de Trump, que era necesario no sólo reclamarle al presidente del vecino país del norte respeto sino exigirle a las autoridades de México que actuara con respeto hacia el país y que no se doblegara ante las presiones del exterior. Morera quería decir que era necesario presionar al gobierno mexicanos, específicamente al presidente Peña Nieto, a llevar las negociaciones con Trump con dignidad y no como se acostumbra una relación desigual entre los dos países.

Por su parte, ante la contundencia y expectativas de la marcha organizada por la odontóloga Morera, surge de la oscuridad Isabel Miranda de Wallace, con la consigna de cerrar filas alrededor de la figura de Enrique Peña Nieto, afirmando que no eran momentos de división, sino de unidad y que era necesario apoyar, incondicionalmente al Jefe del ejecutivo. Hubo quien en la marcha que dijo que si el Chapo Guzmán encabezara una marcha contra Trump, entonces habría que seguirlo, de tomar en cuenta la lógica de la participación de Isabel Miranda de Wallace en dicha manifestación.

En la marcha del 12 de febrero, se escuchaba: ’¡Fuera Wallace, fuera Wallace! ¡Vividora del sistema y asesina!’, ’Wallace, eres una hipócrita, no te queda eso del activismo’.

La presencia de Isabel Miranda de Wallace no fue bien vista por otras organizaciones civiles como el Congreso Nacional Ciudadano, quienes se enfrentaron verbalmente con los seguidores de Wallace.

Pero la clase media no fue el único segmento de la población que divide la Wallace y en esa división está cumpliendo con su encomienda, por la que cobra una gran influencia política y económica. Agrupaciones y representantes de alumnos que integran la Central de Estudiantes Universitarios expresaron su rechazo a que la adhesión institucional de la UNAM a la marcha #VibraMéxico, organizada por la Wallace. El rector Enrique Graue Wiechers no consultó a la comunidad universitaria para deliberar si se sumaba o no a la marcha, dicen los estudiantes de la CEU en un comunicado. “. Los estudiantes consideran que la defensa de la nación se debe hacer “sin demagogia ni patrioterismos”. Dividir, confundir, es el trabajo de Wallace, que inició con los panistas y ahora quiere perpetuar con los priístas.

Así, la falta de certeza de Isabel Miranda de Wallace, podría ser aprovechada por el PRI, para desestabilizar electoralmente al Pan en las próximas elecciones, una vez que le salió mal la jugada de acercarla a operar en favor del tricolor, éste podría desenmascarar a Isabel Miranda, sacar los expedientes reales que están vinculados con los organismos de procuración de justicia ligados estrechamente al PAN.

Categorías:Sin categoría

Le gritan “Fuera Wallace”

Categorías:Sin categoría

Calladita se ve mas bonita

Categorías:Sin categoría

Más videos de la huída de Miranda de Wallace

Miranda de Wallace, muy brava para torturar, muy cobarde para marchar.

Categorías:Sin categoría