Inicio > Sin categoría > ¡FUERA GARCIA LUNA 2 (y tu equipo de producción) !

¡FUERA GARCIA LUNA 2 (y tu equipo de producción) !

Dibujo de Monero Hernandez 
El otro equipo de García Luna: Un grupo que no se ve
14-Mayo-2011
http://www.vanguardia.com.mx/elotroequipodegarcialunaungrupoquenoseve-723914.html

El pasado lunes 9 de mayo, Televisa estrenó una serie televisiva en
alta definición.
Es producida por el exitoso Pedro Torres, quien es conocido por
programas como “Big Brother México” y “Mujeres Asesinas”.
Originalmente, cuando se fraguó su nueva serie, se iba a llamar “El
Grecco”, nombre que fue cambiado a “El Equipo”.
“Una serie sobre el valor, el esfuerzo y el amor de un equipo de
hombres y mujeres, Policías Federales, que cada día arriesgan su vida
para proteger la nuestra”, señala la página de Internet del Canal de
las Estrellas.

La producción no disimula su intención: un intento de cambiar la mala
imagen que tienen la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y su
titular Genaro García Luna, cuya renuncia se ha convertido en un
clamor al que cada día se suman más ciudadanos.

Aunque, a decir verdad, “El Jefe” que aparece en la serie televisiva
es mucho más elocuente que el de la vida real.
Para quienes hemos seguido las producciones de García Luna, esta nueva
serie televisiva no es una sorpresa.
Ya hemos sido testigos de diversos montajes, como el de Florence
Cassez, el de Guillermo Vélez, el falso rescate de periodistas
presuntamente secuestrados en Durango y la detención de Edgar Valdez
Villarreal, “La Barbie”.

Por éstos y otros casos, García Luna se ha ganado a pulso el mote de
“El Guionista”.
El secretario de Seguridad Pública ha usado helicópteros de la SSP,
instalaciones públicas, uniformes auténticos y armamento para inventar
historias.
En los patios del otrora bunker del Centro Operativo de Mando de
Iztapalapa, donde ahora campean las cámaras de Pedro Torres, no
aparecen las tiendas de campaña donde duermen los policías federales
de la vida real.

Ahí donde reciben un trato inhumano los cientos de elementos de la
Policía Federal de base que arriesgan su vida todos los días en
diferentes estados de la república. Son víctimas de sus propios jefes.
En Reporte Indigo hemos publicado historias reales de cómo “El Jefe”
manda a su equipo a realizar operativos sin vehículos, sin uniformes y
sin viáticos. Para que sucumban a la corrupción, o para que los maten.

Como fue el caso de los siete elementos de la Policía Federal enviados
el 14 de noviembre de 2009 al municipio de Hidalgo, Michoacán.
(Reporte Indigo 158).
Por esa negligencia, los familiares levantaron ante la PGR la denuncia
AP/PGR/DF/SPEXI/ 5339/09-11.

Hay quienes aseguran que la temática de la serie televisiva ha causado
incomodidad en los altos mandos del Ejército y la Marina.
Y es que la Policía Federal es presentada como la protagonista de la
lucha contra el crimen organizado; sin embargo, las estadísticas
confirman que las fuerzas armadas son las “estrellas” de la historia.

EL PRODUCTOR DETRÁS DE GENARO

Según información recabada por Reporte Indigo, detrás de la serie de
Televisa que busca posicionar la figura de García Luna, existe un
productor de alta envergadura.
Televisa afirma que en la planeación participó Alejandra Sota
Mirafuentes, directora de Comunicación Social de la Presidencia de la
República, con la evidente anuencia del presidente Felipe Calderón.
De acuerdo a la información obtenida, las reuniones se han realizado
en las oficinas que tiene la televisora en Santa Fe y Los Pinos.
Quienes ya han visto algunos de los programas grabados señalan que se
verá en pantalla la recreación, con nombres falsos, de los casos más
controvertidos en los que se ha visto involucrada la Policía Federal
con el fin de contrarrestar la polémica que han desatado.
Más allá del maquillaje y la ficción, éste es el verdadero equipo de
“El Jefe” García Luna, “que sufren, se enamoran, que tienen sus
defectos y virtudes, igual que cualquier ser humano”, pero con placa.

FICHAS

Luis Cárdenas Palomino, alias ‘El Pollo’
Coordinador regional de la Policía Federal
Le dicen “El Pollo” porque en la SSP se le considera el rostro “más
amable” del equipo de Genaro García Luna. Es el que, dicen, tiene
mejor aspecto físico.

Hijo de Cuauhtémoc Cárdenas, comandante de la antigua Policía Judicial
Federal, decidió seguir los pasos de su padre.
En 1987 fue acusado de homicidio culposo tras confesar de viva voz que
fue cómplice de un triple homicidio en la colonia Lindavista.
Fue fichado y se le giró orden de aprehensión por ese crimen, pero se
pudo librar gracias a un amparo.

Nada lo detuvo para cumplir su sueño, y se convirtió en agente de la
Policía Judicial del Distrito Federal.

Ayudó a García Luna a fundar la Agencia Federal de Investigación,
donde algunos elementos lo han acusado públicamente de bloquear
investigaciones contra bandas de secuestradores y narcotraficantes.
Actualmente tiene abierta una averiguación previa en la Procuraduría
General de la República (DII/113/DF/06) por abuso de autoridad y lo
que resulte.

En el equipo de García Luna ocupa el puesto clave para coordinar los
operativos policiacos en todo el país. Hace unos días aspiraba a
convertirse en el nuevo titular de la AFI, pero el cargo fue asignado
a su segundo al mando.

Facundo Rosas Rosas, alias ‘Terminator’

Comisionado de la Policía Federal
Aunque es un hombre de pocas palabras, con apariencia de serio y
formal, quienes lo conocen bien señalan que es más animado de lo que
parece.
Cuando el equipo hace reuniones sociales, le gusta llegar en su
motocicleta vestido con chamarra negra y lentes oscuros, de ahí el
apodo de “Terminator”.

Es ingeniero agrónomo y trabaja con Genaro García Luna desde 1989. Era
muy cercano a la comandante Lorena González Hernández, otra ilustre
integrante del grupo.
Facundo Rosas y Lorena González solían llegar juntos a las fiestas del
equipo, pero cuando ella fue detenida acusada de haber participado en
el secuestro de Fernando Martí en 2008, él dijo que ni siquiera la
conocía.

En una declaración ministerial rendida por un testigo protegido que
había sido miembro del Cártel de Sinaloa, el nombre del jefe policiaco
“Facundo” salió a relucir como uno de los altos funcionarios de la SSP
con quien presuntamente Enrique Bayardo –un funcionario de segunda
línea del equipo– tenía que compartir los sobornos que recibía.

Édgar Millán Gómez, alias ‘Commander’

Ex comisionado de la Policía Federal
Un muchacho de barrio que soñaba con ser policía llegó al puesto
máximo de la Policía Federal.
Y cuando estaba en la cumbre de su carrera, fue ejecutado. Sucedió el
8 de mayo de 2008 en el barrio bravo de Tepito, cuando llegaba a una
propiedad de sus padres.

De todos los que han trabajado para García Luna, era el que tenía más
años de amistad con “El Jefe”.
El presidente Felipe Calderón y “El Jefe” le rindieron un homenaje de
héroe al envolver su féretro con la bandera nacional.
“Descanse en paz, con el honor del deber cumplido, Édgar Millán
Gómez”, dijo García Luna en las exequias.

Meses después, en los informes elaborados por la Secretaría de
Seguridad Pública del Distrito Federal, su nombre quedó asentado como
el del presunto protector de Sergio Ortiz Juárez, líder de la banda de
secuestradores que plagió al menor Fernando Martí.
Y el 9 de marzo de 2009, José Salvador Puga Quintanilla, “El Pitufo”,
acabó con el mito: reveló que desde 2007, Édgar Millán y algunos de
sus compañeros recibían instrucciones y sobornos del Cártel de
Sinaloa.

Gerardo Garay Cadena

Ex comisionado de la Policía Federal
Este policía federal contaba con una triple certificación de control
de confianza: PGR, DEA y Policía Federal.
Fue el predecesor de Millán como comisionado de la Policía Federal y
se le presentaba como un hombre de acero.

Era también uno de los colaboradores más cercanos de García Luna, con
más de 15 años de formar parte del mismo equipo.
En 2008 dejó de usar el oscuro uniforme de la Policía Federal para
portar el de preso. En octubre de ese año fue acusado de haber estado
al servicio del Cártel de Sinaloa desde que trabajaba en la AFI con
Genaro García Luna. Se supone que recibía órdenes directas de Arturo
Beltrán Leyva, entonces integrante de la organización criminal
sinaloense.

Pese a los intentos de “El Jefe” para que librara la prisión como
otros miembros de su equipo, Garay Cadena está recluido en el penal de
mediana seguridad de Tepic, Nayarit.

Hace unos meses le prometieron que ya iba a salir de prisión, pero al
final no ocurrió.

Francisco Javier Gómez Meza

Ex director del Penal de Máxima Seguridad de Puente Grande, Jalisco
Luego de una década de trabajar con rango de burócrata de tercer nivel
en la PGR, el policía Francisco Javier Gómez Meza recibió el ascenso
esperado. Cuando García Luna llegó a la AFI, lo promovió para el
puesto de director general de Mandamientos Judiciales. Y así inició
una trepidante carrera policiaca.

Comenzó a ser investigado por la PGR desde 2008, junto con Garay
Cadena, por sus presuntos nexos con el narcotráfico.
Pero la lealtad a “El Jefe” tuvo su recompensa: García Luna lo nombró
director del Penal de Máxima Seguridad de Puente Grande, Jalisco.

De ser el responsable de la prisión donde se encuentran los
narcotraficantes más peligrosos del país, pasó a convertirse en un
recluso más.
El 28 de octubre pasado fue aprehendido por orden de la PGR acusado de
servir al Cártel de Sinaloa y de recibir sobornos de esa organización.

Gómez Meza pertenecía al equipo cercano de García Luna desde hacía 10
años, cuando empezaron a trabajaron juntos en la Agencia Federal de
Investigación (AFI).

Igor Labastida

Director de Investigaciones Especiales y coordinador general de
Tráfico y Contrabando
Conoció a Luis Cárdenas Palomino y Francisco Javier Garza Palacios en
la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), en
la Delegación Iztapalapa.

Desde entonces, sus intereses comunes los hicieron inseparables, pero
antes de sumarse al equipo, fue subdirector de Seguridad Pública del
municipio de Naucalpan (2000-2001), hasta que el 1 de enero de 2001
decidió unir su suerte profesional a la de sus viejos amigos.
Empezó como subdirector de área en las oficinas de la AFI en la
delegación metropolitana de la PGR. Después ascendió a inspector
general, director de Investigaciones Especiales y coordinador general
de Tráfico y Contrabando.

Su vida fue truncada el 26 de junio de 2008, cuando lo acribillaron
mientras comía en una fonda de la Ciudad de México. Según reportes
extraoficiales, ese día fueron encontrados un millón de dólares en su
camioneta Cadillac.

Tiempo después, su nombre apareció vinculado a la banda de Sergio
Ortiz Juárez y a un narcotraficante llamado George Khouri Layón, “El
Koki”, quien llevaba vida de junior.
Igor Labastida tiene una colección de imputaciones directas por
presuntos vínculos con el Cártel de Sinaloa, al igual que Edgar
Eusebio Millán y Gerardo Garay Cadena.

Luis Manuel Becerril Mina

Ex comisario de la PF
Luis Manuel Becerril Mina era parte de la pandilla que se formó en la
Procuraduría General de Justicia del DF.
Fue compañero de “El Pollo”, “El Frutilupis” e Igor hasta que se fue
de avanzada a la Policía Judicial Federal para probar suerte.
Tras la llegada de sus amigos a la corporación, su carrera fue en
ascenso. Cuando el equipo se cambió a la SSP, Becerril Mina se integró
al grupo con el cargo de comisario de la Policía Federal adscrito a la
oficina del comisionado de la corporación, que entonces era Edgar
Millán.

Llegó a acumular tantos méritos, que fue promovido por “El Jefe” a una
nueva misión.

El 30 de abril de 2008 renunció a su cargo para irse, por
recomendación directa de Luis Cárdenas Palomino y Genaro García Luna,
a encabezar la Policía Ministerial del Estado de México.
Al poco tiempo de su llegada, “se comenzó a calentar la plaza” y
fueron ejecutados 24 hombres cuyos cuerpos aparecieron en un paraje de
La Marquesa, cerca de Toluca.
Su paso por el Estado de México dejó muerte y desorden. Finalmente,
fue relevado del cargo.
Pero “El Jefe” no perdió la fe en él y lo recomendó para ser director
de la Policía Municipal de Bahía de Banderas, en Nayarit, uno de los
cotos de poder del Cártel de Sinaloa. Permaneció en el cargo hasta el
1 de junio de 2010.

Dejó abruptamente el puesto, pero no por un nuevo ascenso, sino porque
fue detenido acusado de proteger desde hacía varios años al Cártel de
Sinaloa.

Armando Espinosa de Benito, alias ‘El Güero’

Coordinador de Inteligencia de la Policía Federal
El comandante Espinosa de Benito es de los más veteranos del equipo y
uno de los mejores ejemplos de la cultura del “esfuerzo” dentro del
círculo cercano a Genaro García Luna.

Gracias a su experiencia como custodio y luego como elemento de la
Dirección de Investigaciones para la Prevención de la Delincuencia
(DIP), una de las corporaciones policiacas más corruptas que han
existido, ha aportado conocimientos al grupo, pese a que sólo concluyó
sus estudios de preparatoria.
Su padre tenía un puesto de tacos en la colonia Portales, negocio que
ahora maneja uno de sus hermanos.

Hoy es reconocido por “El Jefe” y el resto de sus compañeros por su
buen gusto para los relojes caros, las bodas espectaculares de sus
hijas y los viajes que él les paga alrededor del mundo.
Sergio Barragán Villarreal, quien declaró con el seudónimo de “Mateo”
que adquirió como testigo protegido de la PGR, lo acusó de recibir
dinero de “El Chapo” Guzmán y que por eso Arturo Beltrán Leyva ordenó
su muerte.

Lorena González Hernández, alias ‘Macarena’

Subdirectora del Área Antisecuestros de la Policía Federal
Lorena era una joven recién egresada de la carrera de Negocios
Internacionales del Instituto Politécnico Nacional que decidió dejar a
un lado su vocación profesional para ser policía federal.
En 1999 cumplió su objetivo al ingresar a la Policía Judicial Federal.
Cuando “El Jefe” García Luna llegó a la PJF y la convirtió en la AFI,
Lorena encontró muy pronto un lugar en el equipo trabajando para Luis
Cárdenas Palomino y Facundo Rosas Rosas.

Pese a su aspecto menudo y frágil, desde 2004 era investigada por su
presunta participación en secuestros junto con Sergio Ortiz Juárez,
“El Apá”, conocido como el líder de la Banda de La Flor, pero eso no
impidió que fuera escalando posiciones en la corporación.

Facundo Rosas Rosas le tomó tanto aprecio, que en 2007 se la llevó a
la Policía Federal con un sueldo de 70 mil pesos mensuales, el grado
de subinspectora y el cargo de subdirectora de Secuestros y Robos, el
cual ostentaba en 2008, cuando fue acusada de ser presunta copartícipe
en el secuestro de Fernando Martí.
García Luna y Rosas Rosas dijeron que ella no trabajaba en la Policía
Federal. Tal vez mintieron para proteger al equipo.
Es tanto el compañerismo entre ellos, que a casi dos años de haber
sido detenida Lorena González Hernández, la Policía Federal presentó a
una mujer que apenas y podía sostenerse en pie como “La Güera”, María
Elena Ontiveros Mendoza.

Ante una cámara de video, afirmó que ella había sido la secuestradora
de Fernando Martí. Exculpó a la “Comandante Lore” y “El Apá”.

Lo malo es que el único testigo presencial vivo por parte de las
víctimas afirma que fue la “Comandante Lore” y no “La Güera” quien,
vestida de policía, estaba en el retén donde Martí fue secuestrado.
Además, Lorena González Hernández está relacionada con otros nueve
casos, por lo menos.

Los guiones prohibidos de ‘El Equipo’

Estos sucesos superan toda ficción. Y aunque podrían parecer
argumentos de una serie de televisión, son hechos reales en los que
estuvieron involucrados Genaro García Luna y sus más
cercanos colaboradores.

1. El rescate simulado

El 8 de diciembre de 2005, elementos de la Agencia Federal de
Investigación (AFI), a cargo de Genaro García Luna, detuvieron al
presunto secuestrador Israel Vallarta y a su pareja sentimental,
Florence Cassez.
En lugar de poner a los detenidos a disposición del Ministerio
Público, como lo establece la ley, García Luna ordenó que se les
retuviera para que escenificaran, al día siguiente, un show en vivo
que sería transmitido por televisión para simular el rescate de tres
personas plagiadas.
El 25 de febrero de 2006, la simulación orquestada por García Luna y
dirigida por su lugarteniente Luis Cárdenas Palomino fue puesta al
descubierto en el programa “Punto de Partida”, conducido por Denise
Maerker.

Vía telefónica, la propia Florence Cassez exhibió la simulación del
director de la AFI.

Ante las evidencias, García Luna no tuvo más remedio que confesar
antes las cámaras que el rescate de rehenes que había sido televisado
era en realidad un montaje.
Hoy, la mayoría de los franceses, incluyendo a sus políticos y su
primer ministro, están convencidos de que su compatriota Florence
Cassez es víctima de la justicia mexicana.
Y esto se debe, en gran parte, a la simulación montada por Genaro García Luna.

2. La ‘Caravana de la muerte’

a madrugada del 16 de mayo de 2007, un convoy integrado por 16
vehículos que transportaban a 40 sicarios armados recorrió más de 200
kilómetros de carreteras federales del estado de Sonora sin que
–extrañamente– la Policía Federal Preventiva los detectara a pesar de
haber pasado por casetas de peaje.
Los sicarios pudieron viajar sin problemas de Caborca a Cananea.
Después hubo una batalla campal entre la policía estatal y los
delincuentes que dejó un saldo de 22 muertos.
La inacción de la PFP provocó que el gobernador Eduardo Bours
convocara a una conferencia de prensa para manifestar su preocupación:

"La información que tenemos es que venían por la carretera federal, lo
cual me preocupa. Parecía que venían desde Altar. El convoy pasó por
la carretera federal, anduvo transitando, ¿qué será?, desde Caborca,
Altar, hasta Cananea… ¿Les gusta? Dos, trescientos kilómetros que no
los detectaron". (Reforma)
"Tuvimos una información, la tratamos con la Policía Federal
Preventiva. La Policía Federal Preventiva dijo que no tenía ningún
reporte ayer (martes) en la noche, todo eso lo vamos a investigar”.
(Reforma)

Dos días después, un escueto comunicado la PFP dio a conocer el cese
del coordinador general de Seguridad Regional, Javier Garza Palacios,
“uno de los mejores amigos del secretario de Seguridad Pública, Genaro
García Luna”. (El Universal)
Sin embargo, la destitución duró solamente unos días.
“El 28 de junio de 2007, el secretario Genaro García Luna defendió la
designación de Garza Palacios como agregado de la SSP en Colombia, al
asegurar que ‘aprobó todos los exámenes para su nuevo nombramiento’”.
(El Universal)

3. Un falso control de confianza

El 8 de mayo de 2008 fue asesinado Edgar Eusebio Millán, coordinador
de Seguridad Regional de la Policía Federal Preventiva.
Según las autoridades, el presunto asesino fue el policía federal José
Antonio Montes Garfias.

Reporte Índigo, en su edición 100, reveló que Montes Garfias fue
invitado a trabajar por Genaro García Luna, quien de puño y letra
firmó su hoja de ingreso.
¿Cómo fue posible que el presunto asesino ingresara a la PFP? ¿Cómo
fue posible que hasta el propio secretario de Estado hubiese firmado
su ficha de ingreso?

Sin embargo, la historia del “descontrol de confianza” no termina ahí.
Hay otras personas –como Gerardo Garay Cadena– que, habiendo sido
promovidas por Genaro García Luna para ocupar altos cargos dentro de
la PFP, hoy están sujetos a proceso por presunta relación con el
narcotráfico.
El “control de confianza” en la PFP es un mito. Los hechos lo acreditan.

Además, el secretario de Estado ascendió a su hermana Esperanza García
Luna a jefa de la Unidad de Policía Cibernética y Delitos Contra
Menores. Le subió el sueldo de 60 mil a 190 mil pesos.
Otro caso es el de Benito Roa Lara, quien fue director general de
Secuestros de la PFP a pesar de que ni siquiera terminó los estudios
de bachillerato.

4. El expediente secreto de Luis Cárdenas Palomino

¿Se imagina a tres jóvenes participando en el homicidio de un taxista
sólo para saber qué se siente privar de la vida a alguien?
¿Creería que después de los disparos, hay risas y ganas de continuar
con la fiesta?

Hace 21 años, tres amigos de la Colonia Lindavista, en el Distrito
Federal, asesinaron a sangre fría al taxista Jesús Palafox Aranda.
Después de matarlo, se fueron a un bar de moda de la Zona Rosa y
bebieron champaña.

Hoy, uno de esos tres jóvenes es el brazo derecho del secretario de
Seguridad Pública Genaro García Luna. Su nombre es Luis Cárdenas
Palomino, quien en esas fechas era el coordinador general de
Inteligencia para la Prevención del Delito de la Policía Federal
Preventiva.
En ese entonces, fue acusado de homicidio calificado, pero su crimen
quedó impune.
Hoy, Cárdenas Palomino es uno de los funcionarios responsables de
proteger a la sociedad de los delincuentes.

5. La ‘Comandante Lore’

México se cimbró cuando se dio a conocer la noticia del secuestro y
asesinato del joven Fernando Martí en los primeros días de agosto de
2008.
Poco después, las autoridades del Distrito Federal capturaron a los
presuntos secuestradores gracias al testimonio de uno de los escoltas
del joven Martí a quien los secuestradores habían dado por muerto.
Entre los delincuentes se encontraba Lorena González Hernández, quien
presuntamente estaba en el retén donde fue secuestrado Fernando Martí.

Ante el creciente rumor de que González Hernández formaba parte de la
Policía Federal Preventiva, el subsecretario de Seguridad Pública,
Facundo Rosas Rosas, salió a los medios a tratar de desmentir la
versión. Señaló que Lorena González “apenas realizaba sus trámites de
ingreso” a la PFP.

Sin embargo, la investigación de Anabel Hernández publicada en la
edición especial del 10 de septiembre de 2008 de Reporte Índigo, puso
al descubierto la mentira de Facundo Rosas.
La “Comandante Lore” había ingresado a la PFP el 16 de octubre de 2007.

¿Por qué mentir? Lorena González Hernández tenía años de formar parte
del equipo de Genaro García Luna, ya que había entrado a la Policía
Judicial Federal desde 1999.
Aunque Facundo Rosas Rosas ya no es subsecretario, sigue formando
parte del equipo cercano de Genaro García Luna.

6. El perseguidor con falsos testigos

El 15 de febrero de 2008, el coordinador general de Seguridad
Regional, Javier Herrera Valles, envió una carta al presidente Felipe
Calderón en la que denunciaba diversas irregularidades cometidas por
el secretario de Seguridad Pública y su equipo cercano.
Ante la falta de atención a su denuncia, el comisario volvió a
insistir con una segunda misiva fechada el 7 de mayo de 2008.

En su denuncia, que tenía más de 200 hojas, Herrera Valles documentaba
que “García Luna y su círculo más cercano (Francisco Javier Garza
Palacios, Armando Espinosa de Benito, Facundo Rosas Rosas, Luis
Cárdenas Palomino, el difunto Edgar Eusebio Millán, Ramón Pequeño
García, Benito Roa Lara, Osvaldo Luna y Víctor Gerardo Garay Cadenas)
técnicamente han desmantelado a la SSP, lo cual repercute en el
fracaso de operativos contra el narcotráfico”.

En repetidas ocasiones, Reporte Índigo entrevistó a Herrera Valles y
presentó el contenido documental de su denuncia sobre la situación
prevaleciente en la Secretaría de Seguridad Pública.
Otros periodistas también hablaron con él. Entre ellos, Denise Maerker
en su programa “Punto de Partida”.

El 17 de noviembre de 2008, Herrera fue detenido precisamente cuando
se dirigía a las instalaciones de Televisa para una entrevista con
Maerker.

La periodista dio seguimiento a su detención. Presentó en televisión a
la madre del testigo que presuntamente declaró contra Herrera Valles.
Ella afirmó que el testimonio de su hijo era falso y que se lo habían
arrancado con torturas.

No obstante, Herrera Valles fue consignado y procesado. Actualmente se
le sigue un proceso penal porque está acusado de tener nexos con el
narcotráfico

8. Los reporteros ‘rescatados’

Alejandro Hernández Pacheco, camarógrafo de Televisa, reveló la farsa
de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal sobre el supuesto
operativo en el que fueron rescatados él y un camarógrafo de Milenio
TV el 31 de julio de 2010 en Durango.
Denunció que nunca hubo tal operativo y que se sentía intimidado por
las autoridades.

Cuando se hizo público el supuesto rescate de los periodistas, Reporte
Indigo manifestó su preocupación de que fuera un montaje más. Y
finalmente eso fue, según la denuncia hecha por Hernández Pacheco.

El 31 de julio de 2010, el secretario de Seguridad Pública declaró lo siguiente:
“(…) para privilegiar la vida de las víctimas, elementos de la Policía
Federal realizaron un esquema operativo que consideraba un cordón de
seguridad en el perímetro y unidades de operación para la
intervención”.

Esa misma tarde continuó el show de la SSP federal en el noticiero de
Milenio TV que conduce Ciro Gómez Leyva. En el estudio, el invitado
estelar era Luis Cárdenas Palomino.
El 14 de septiembre, uno de los camarógrafos “rescatados” por la SSP
federal, Alejandro Hernández Pacheco, de Televisa Durango, denunció en
una conferencia de prensa que ofreció en Estados Unidos que nunca
fueron rescatados.

Aclaró que fueron liberados por los secuestradores y que después,
cuando ellos iban caminando por la calle, encontraron a los policías.
El camarógrafo y otros tres periodistas fueron plagiados el 26 de
julio mientras cubrían un motín de reos y las protestas de sus
familiares en el Centro de Readaptación Social número 2 de Gómez
Palacio, Durango.

9. Guillermo Vélez, el falso secuestrador

En 2002, la Agencia Federal de Investigación, encabezada por Genaro
García Luna, anunció a través de los medios la captura del supuesto
líder de una banda de secuestradores.
Se llamaba Guillermo Vélez, y funcionarios de la AFI le dieron el
apodo de “El Fardero”.
Según la versión de las autoridades, Vélez plagió a la dueña de un
gimnasio donde él trabajaba y resultó muerto cuando intentó fugarse.

Todo fue falso. Guillermo Vélez fue sacado de su casa, torturado,
vejado y asesinado por funcionarios de la AFI que luego lo hicieron
pasar por secuestrador. Reporte Indigo retomó su caso en 2008.
El padre de Vélez, quien luchó durante años para demostrar que todo
había sido una farsa inventada por la AFI, logró en 2010 que la PGR
pagara una indemnización millonaria. Además, la dependencia tuvo que
ofrecer una conferencia de prensa para hacer algo insólito en México:
reconocer que Guillermo Vélez no era un secuestrador.
Nunca hubo elementos para pensar que lo fuera, pero los funcionarios
de la AFI que lo secuestraron, torturaron y mataron, siguen libres.

10. La narcomansión del Desierto de los Leones

A principios de octubre de 2008, la SSP anunció que Gerardo Garay
Cadena, entonces comisionado de la PFP, había dado un fuerte golpe al
narcotráfico.

En el Centro Operativo de Mando de Iztapalapa fueron presentados los
supuestos narcotraficantes colombianos que habían sido capturados un
día antes en una lujosa residencia ubicada en el Desierto de los
Leones. Incluso se presentaron fotografías del zoológico privado que
tenían los delincuentes.

Reporte Indigo reveló el 31 de octubre de 2008 que el comisionado
Garay Cadena había estado declarando en la PGR durante varios días en
calidad de indiciado por abuso de autoridad y presuntos nexos con el
narcotráfico.

Se especificó que tenía vínculos con el cártel encabezado por Ismael
“El Mayo” Zambada y Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.
Garay Cadena tuvo que presentar su renuncia. Después fue detenido
acusado de proteger a narcotraficantes.

Se supo entonces que el operativo del Desierto de los Leones se había
realizado por lo menos tres días antes de lo que se dijo en los
medios. Que Garay Cadena y otros mandos policiacos se quedaron en la
residencia drogándose, tomando y abusando sexualmente de las
prostitutas que fueron encontradas durante el operativo. También quedó
al descubierto que se había dejado escapar al capo más importante que
supuestamente iba a ser aprehendido: Mauricio Harold Poveda Ortega,
alias “El Conejo”.

11. El vuelo 576

En septiembre de 2009, la SSP informó del “secuestro” del vuelo 576 de
Aeroméxico.
Señaló que gracias a un magno operativo, habían logrado “rescatar” a
los rehenes y detener al “secuestrador” José Mar Flores Pereira y a
sus peligrosos “cómplices”, que fueron llevados esposados a un camión
blindado de la PFP.

Llamó la atención que Facundo Rosas Rosas no aparecía en las imágenes
con chaleco antibalas. Algo parecía falso. Era falso.
Flores Pereira nunca secuestró el avión, sólo era un pastor fanático
que pidió hablar con el presidente de la República.
De acuerdo a los testimonios de los pasajeros, nunca se percataron de
que había un incidente. Se enteraron por los familiares que les
llamaron a sus celulares cuando se dio la noticia del “secuestro”.

Reporte Indigo dio a conocer que, en esos días, el gobierno de Estados
Unidos había condicionado la entrega de los recursos del Plan Mérida a
que se hicieran ajustes en la SSP federal y la PGR.
Los supuestos cómplices del falso secuestrador eran pasajeros del
vuelo que habían sido esposados por elementos de la PFP. Uno de ellos
fue el diputado federal del PT Hernán Villatoro Barrios, quien contó
la verdadera historia.

José Mar Flores Pereira quedó libre de cargos en unos cuantos meses.
Se comprobó que jamás secuestró la aeronave.

12. Inteligencia en ‘La Barbie’

A unas horas del Cuarto Informe de Gobierno de Felipe Calderón, la SSP
anunció un golpe espectacular contra el narcotráfico que renovó los
ánimos ante un marchito informe.
Facundo Rosas Rosas informó que en un operativo realizado en el Estado
de México habían capturado al narcotraficante Edgar Valdez Villarreal,
alias “La Barbie”.

Supuestamente lo habían sometido después de varias horas de trabajo de
“inteligencia policial”.
“En seguimiento a las labores de inteligencia se ubicó que Valdez
Villarreal se encontraba refugiado en una casa de seguridad en el
Estado de México. En el lugar contaba con un grupo de apoyo para su
seguridad”, explicó Rosas Rosas.

Aseguró que “La Barbie” había sido detenido en una finca rústica del
municipio de Lerma, Estado de México, en la zona de La Marquesa.

Pero el 1 de septiembre de 2010, Reporte Indigo informó en exclusiva
que el sicario Edgar Valdez Villarreal no había sido aprehendido en un
aparatoso operativo, como hicieron creer Facundo Rosas Rosas y Genaro
García Luna.

En realidad, se había entregado como parte de un presunto acuerdo.
El periódico La Razón reveló el contenido del parte informativo
entregado por los elementos de la PFP que encontraron al capo.
El documento señala que el sicario se identificó ante elementos de la
PFP tras un incidente de tránsito y que se entregó sin mayor problema.
Se presume que fue parte de un acuerdo previo con los mandos de la
SSP. No hubo operativo alguno ni trabajo policiaco de inteligencia.
Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 18/09/2014 en 2:28 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: