Inicio > Sin categoría > MéxicoPolítico: Florence Cassez y el debido proceso (OPINION)

MéxicoPolítico: Florence Cassez y el debido proceso (OPINION)

AOL Noticias

El 21 de Febrero del 2012

Por Juan Jose Solis

El affaire Cassez, es un caso emblemático de la endeble justicia mexicana. Las inconsistencias judiciales, la creación de escenarios mediáticos, la falta de pruebas contundentes, el cambio radical y “sospechoso” en las declaraciones de las víctimas, las sentencias al vapor y la urgencia de la autoridades por presentar culpables, entre otras muchas razones; son la evidencia fiel de que enMéxico la fabricación de culpables es una constante que daña terriblemente la vida democrática, el Estado de derecho y la noción de bienestar social y deja en el desamparo absoluto a las personas inocentes.
El caso de Florence Cassez es uno entre miles. Tan sólo basta preguntar cuántos “presuntos culpables” existen actualmente en las cárceles mexicanas; las toneladas de papel que contienen los expedientes podrían brindar un indicativo contundente: un importante número de inocentes están presos porque no tuvieron los recursos económicos para demostrar su inocencia, o simplemente porque su proceso condenatorio estuvo plagado de vicios por parte de la propia autoridad que no les permitió tener una sentencia justa y transparente y conforme a derecho; mientras que los delincuentes viven protegidos por sus cómplices y disfrutando de su entera libertad.

Por ello, tomo como pretexto el caso Cassez, pero advierto que lo mismo podría ser cualquier otro nombre o asunto.

Es decir, no se trata de defender a Cassez por ser francesa o mediáticamente visible; sino porque la resolución de su caso podría fortalecer o debilitar las estructuras del sistema de justicia mexicano. Quedémonos con los hechos, revisemos sólo algunas de las inconsistencias del caso Cassez:

1. Su detención fue el día 8 de diciembre de 2005, pero es presentada ante la autoridad hasta el 9 de diciembre. Conforme a las leyes mexicanas, esa acción es razón suficiente para anular el caso.

2. Sin haberla presentado ante una autoridad judicial, Cassez es exhibida como secuestradora en una transmisión televisiva, que en principio se anunció como “en vivo” y tiempo después se descubrió que era un montaje mediático. Por tanto, las declaraciones de las víctimas rescatadas en aquel montaje, pierden validez al estar sostenidas en un montaje televisivo producido por el entonces jefe de la AFI Genaro García Luna.

3. La autoridad no le brindó la oportuna asistencia consular pactada en los tratados internacionales. Otro motivo más para anular el caso.

4. Cassez no tuvo acceso a un abogado defensor sino hasta 20 días después. Lo cual contraviene toda defensa.

5. Las víctimas que acusan a Cassez (Cristina Ríos Valladares y su hijo Christian) , en sus primeras declaraciones no la mencionan ni reconocen, sólo tiempo después luego de visitar en varias ocasiones , la nombran pero con imprecisiones. La declaraciones del 9 de diciembre de 2005, distan de las del 15 de febrero y 7 de junio de 2006. En el sistema de derecho, siempre estará por encima de todo, la primera declaración.

6. Ezequiel Elizalde, otra de la víctimas rescatadas en aquel montaje mediático, asegura que Cassez le inyectó anestesia en el dedo meñique para ser amputado; no obstante el expediente del caso advierte que el examen médico con fecha del 12 de junio de 2006, certifica que se trata de una mancha de nacimiento y no de la cicatriz de una aguja.

7. Las víctimas que acusan a Cassez narran un cautiverio donde el volumen de la televisión era alto, mientras que se demostró que en el rancho “Las chinitas” donde supuestamente tenían retenidas a las víctimas, no había energía eléctrica.

8. De acuerdo con las declaraciones de la joven Valeria, quien reconoció a Israel Vallarta como su secuestrador, lanzó la sospecha de que los hermanos Rueda Cacho (identificados por ser “chingones” para el secuestro) habían estado con ella en una fiesta. Lo mismo identificaron Cristina y Christian Ríos, quienes manifestaron la cercanía familiar con los mismos hermanos. A la fecha nunca fueron investigados.

9. Finalmente, David Orozco, el supuesto Géminis integrante de la banda de los Zodiaco, fue videograbado por la policía federal para hundir más a Cassez. No obstante, el falso testigo declaró ante el juez que, antes de ponerlo frente a la cámara de vídeo, los policías federales lo torturaron y lo amenazaron con secuestrar a su mujer y a su hijo si no colaboraba. “Luego me comenzaron a indicar qué era lo que quería que declarara, proporcionándome los nombres de Israel Vallarta [el antiguo novio de Florence Cassez] y de la francesa”. Un dato contundente: en su declaración ante el juez, David Orozco negó conocerlos.

Con todo lo anterior, es notorio que los representantes de procurar y salvaguardar la justicia mexicana violaron a todas luces los derechos del debido proceso, pues a la fecha, por alguna razón inexplicable, no han querido reconocer las inconsistencias del caso antes mencionadas, echando por la borda las pruebas que además de demostrar fehacientemente la inocencia de Florence Cassez, podrían revertir su excedida sentencia.

El caso Cassez pone en evidencia que la calidad de las investigaciones ministeriales es nula y en todo caso responden a caprichos de los jefes policiacos y funcionarios públicos de primer nivel; mientras que la tortura física y psicológica sigue siendo factor clave para conseguir declaraciones forzadas, fabricadas a modo y alejadas de la verdad jurídica. En ese sentido, la detenciones arbitrarias siguen siendo el principal engrane en la fabricación de culpables que mucho daña al sistema jurídico.

En próximos días, el ministro Arturo Zaldívar presentará ante el pleno de la Suprema Corte de Justicia su proyecto de sentencia donde se resolverá si el caso Cassez se ajustó al debido proceso. Como bien lo apuntó Laura Magaloni, investigadora del CIDE, durante el foro Violaciones a los derechos del debido proceso: “la Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene una oportunidad de corregir los vicios del sistema penal.”

Pero no sólo eso, también se pondrá en juego si México es un país que protege a pie juntillas el derecho de los inocentes o simplemente imperará el capricho presidencial, la soberbia de los mandos policiacos, los suspicaces “activismos ciudadanos” y la férrea intención de culpar a inocentes para ocultar la ineptitud de no poder combatir a la delincuencia organizada, o en todo caso, seguir prohijando a los verdaderos criminales.

La resolución que tome el caso Cassez, no sólo pondrá a prueba la legalidad del sistema jurídico y a la corte misma; también demostrará la voluntad y deseo político de las autoridades por salir bien librados con la ley por delante, o en su defecto, se confirmará su práctica negativa de manipular la opinión pública utilizando a la prensa como medio de control y a los juzgadores orgánicos para legitimar su dudoso proceder.

******

Juan José Solis Delgado 
Twitter: @juanjosesolis Facebook.com/JJSolisDelgado
(Ciudad de México, 1973) Es licenciado en Comunicación Social por la UAM-X. Cursó la maestría en Comunicación en la Universidad Iberoamericana. Por más de 12 años ha trabajado como productor y locutor de radio y TV. En el campo editorial, se desempeñó como Director Editorial de la revista Alas de papel. Ha laborado como docente en diversas instituciones de educación superior, actualmente imparte clases en la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García” y en la Universidad Iberoamericana.

About these ads
  1. Tomatoe
    22/02/2012 en 7:10 PM | #1

    creo que este blog debería mejor llamarse “México por los mexicanos”, lo que se resuelva en la SCJN será en verdad un parteaguas para el sistema de (in)justicia de este país. Como dice el sr. Solís, “La resolución que tome el caso Cassez, no sólo pondrá a prueba la legalidad del sistema jurídico y a la corte misma; también demostrará la voluntad y deseo político de las autoridades por salir bien librados con la ley por delante, o en su defecto, se confirmará su práctica negativa de manipular la opinión pública utilizando a la prensa como medio de control y a los juzgadores orgánicos para legitimar su dudoso proceder”.
    En verdad que mucho está en juego, y no sólo para Florence. (que por cierto espero esté tranquila, yo en su lugar ya hubiera reventado de la desesperación.)

  1. 21/02/2012 en 2:48 PM | #1

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 622 seguidores

%d personas les gusta esto: