Florence Cassez, el día después de la Corte

Agkatze

22 de marzo de 2012

El 21 de marzo de 2012 sesionó la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y tocó el turno para discutir y votar el proyecto del Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Como era de esperarse, el evento generó una gran expectativa y, como pocas veces, los pasillos del edificio de la Corte aparecieron abarrotados esperando oír el fallo de los Ministros.

Los Ministros, uno a uno, reconocieron unánimemente que sí existieron violaciones graves a los derechos de la acusada, aunque no coincidieron en los efectos que dichas violaciones pudieran tener como resultado en el juicio de Florence Cassez. Ciertamente, el proyecto del Ministro Zaldívar, por su novedad, pretendía establecer un nuevo precedente, en la ahora nueva época de jurisprudencia de la Corte, marcada por el reconocimiento universal de los derechos humanos.

Comprender el alcance de los efectos de las violaciones que sufrió Florence Cassez requiere de una pausa y un nuevo análisis, porque a partir de este caso es muy probable que se establezca un claro precedente sobre la forma en que deberán repararse las violaciones a los derechos humanos de presunción de inocencia y debido proceso dentro del ámbito penal.

El actual texto del tercer párrafo del artículo 1 Constitucional establece la obligación de todas las esferas y niveles de gobierno a respetar los derechos humanos y ordena que se sancione y repare cualquier violación a los mismos. Así pues, por imperativo de nuestra Constitución, cualquier violación a los derechos humanos debe ser reparada, sin importar en qué momento ocurrió.[i]

Ahora bien, de acuerdo con los artículos 8, 9, 10 y 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos[ii], la presunción de inocencia y el debido proceso son derechos humanos. No sobra decir que dicha Declaración es acogida por el artículo 133 de nuestra Constitución, al reconocerla como parte de nuestro orden interno, ya que esa Convención Internacional fue suscrita por nuestro país y ratificada por el Senado.

Bajo este contexto, es que entro al análisis de las posturas de los Ministros. Por un lado, los Ministros Sánchez Cordero y Zaldívar consideran que la reparación de los derechos humanos de Florence Cassez debe darse mediante su inmediata liberación. El Ministro Cossío considera que esa reparación tiene cabida reponiendo el procedimiento y eliminando los testimonios y pruebas que estuvieron viciadas como consecuencia de las violaciones sufridas por la acusada (desde el momento de su detención y hasta consumarse su juicio). El Ministro Pardo Rebolledo, sin ser del todo claro, reconoce que se violaron los derechos de Cassez, pero concluye que no encuentra un sustento sólido en nuestra Constitución que le permita encontrar la forma de reparar el daño causado y por tanto considera que debe negarse el amparo. El Ministro Ortiz Mayagoitia también reconoce que hubieron violaciones a los derechos de la procesada, pero se apega a la antigua tradición de la Corte, al considerar que éstas están consumadas irreparablemente y por lo tanto no procede ampararla, al no ser posible reparar el daño causado.

Las posturas de los Ministros Sánchez Cordero, Zaldívar y Cossío son coincidentes con el texto del tercer párrafo del artículo 1 de nuestra Constitución, ya que reconocen que existió una violación a los derechos humanos de Florence Cassez y por lo tanto consideran que debe repararse el daño causado, aún cuando no coinciden en la forma y alcances en que debe darse esa reparación.

Por otra parte, considero que las posturas de los Ministros Pardo Rebolledo y Ortiz Mayagoitia se apartan del texto del tercer párrafo del artículo 1 de nuestra Constitución, porque aún cuando reconocen que se violaron los derechos humanos de la acusada, le niegan la posibilidad a que se le reparen las violaciones a éstos derechos, a pesar de que nuestra propia Carta Magna ordena que se subsanen. No comparto, ni comprendo, la anacrónica posición del Ministro Ortiz Mayagoitia, porque no estamos frente a un derecho común y corriente, sino ante derechos humanos, cuya singular importancia obliga a dotarlos de un tratamiento especial, que nuestra propia Constitución les reconoce. La postura del Ministro Pardo Rebolledo parece cobijarse en una supuesta falta de claridad en nuestra Constitución sobre la forma en que deben repararse las violaciones a los derechos humanos. Me parece que ello no puede ser impedimento para que nuestros Ministros atiendan la violación y determinen la fórmula para reparar el daño causado.

Si, como encuentra el Ministro Ortiz Mayagoitia, las violaciones a los derechos de Florence Cassez son de tal magnitud que procesalmente no pueden repararse, la fórmula que debe proceder para reparar ese daño es liberándola inmediatamente, en razón de que la violación al debido proceso produce la nulidad del procedimiento.  Es decir, si no hay forma de reparar sus efectos dentro del mismo proceso, debe ponerse en libertad al acusado, al no existir posibilidad de que reciba un juicio justo. Mantener a Florence en la cárcel, a pesar de esas violaciones, me parece una solución carente de razón y nugatoria de los derechos humanos que nuestra Constitución obliga a respetar, sin importar la condición de la persona.

Me parece que nuestra Constitución y los Tratados Internacionales son muy claros al respecto, toda violación a los derechos humanos debe repararse. Bajo ese contexto, la reparación debe tener un efecto material y no puramente formal. En ese tenor, considero que los jueces no se pueden cobijar en el anacrónico formalismo del “acto consentido” o del “acto consumado irreparablemente”, como regla para desechar el amparo cuando estamos ante la violación a un derecho humano. En consecuencia, tratándose de derechos humanos, el juzgador tiene la obligación de ordenar que se subsane cualquier violación que sufra un individuo en esa esfera de derechos, pues el origen de los mismos se encuentra en la sola existencia del ser humano y no en un conjunto de normas y derechos convencionales.

Así las cosas, habrá un nuevo debate y los Ministros Sánchez Cordero, Zaldívar y Cossío marcarán la pauta para encontrar una solución de fondo en el tema de las graves violaciones que sufrió Florence Cassez. No dudo que la Ministra doña Olga Sánchez Cordero sabrá sacar un proyecto en el que tomará preeminencia el respeto a los derechos humanos sobre cualquier otro aspecto. Conozco a la Ministra, la respeto profundamente y admiro su capacidad y su tenacidad para defender las libertades y los derechos humanos. Esperemos pacientes a su proyecto de sentencia, la justicia está en inmejorables manos.

Sin pruebas mañosas Florence conseguirá su liberación, tarde o temprano.

Anuncios

10 thoughts on “Florence Cassez, el día después de la Corte

  1. Hola:
    Por el título pensé que sería una información sobre como está Florence ahora que ya pasó la tormenta mediática y la resolución de la Corte. Los medios de comunicación de masas dan cuenta de que ha requerido apoyo psicológico y yo creo que ha de ser como asumir una pérdida.
    Que mas quisiera yo que cambiarme por Florence y cumplir en su lugar su condena, estar yo preso y ella libre para disfrutar del sol, de la lluvia, del trinar de los pajarillos en la ventana y poder ir a donde uno quiera sin mas limitante que el dinero.
    Como me gustaría poder intercambiarme con ella y que la dejaran libre, pero eso no es posible.

    No quiero que sufra y no quiero verla llorar…

    Se que es fuerte, pero en las noches cuando pasan lista y vigilan cada uno de sus movimientos y tiene que resistir las amenazas, los castigos, las risas de los celadores y los mensajes de Felipe Calderón que ofendido seguramente la amenaza veladamente para que pare y deje de luchar.

    Hoy no disfruté la comida, me supo a insecto, y me siento mal de estar yo aquí y ella allá.

    Gracias.

  2. una pregunta: en la próxima ronda que le toca a la ministra hacer un proyecto, va a pasar igual, que los otros se rehusen a darle la libertad a Flo? qué escenarios son posibles?

    • Pensamos que el proyecto de Olga será parecido al de Zaldívar, con algunas modificaciones y enfatizando sobre el punto de la asistencia consular.
      Sin embargo, algunos piensan que lo que se va a proponer en el nuevo proyecto será un amparo dirigido a reabrir el juicio (reposicion del proceso), segun lo que propuso Cossio.

  3. analizando la entrevista de ´l abogado de FC con Rocha, creo entender que el vaticina una reposición del procedimiento causada por todos los vicios de éste…bajo otra luz, dice él, se vería entonces lo del montaje, planeado muchas horas antes de las 6 am…lo que derrumbaría prácticamente todas las pruebas contra FC. Mi duda es: porqué no se hizo esto antes? porqué no se trató de comprobar que el montaje se planeó muchas horas antes? y de que a ella la arrestaron un dia antes? yo pensé que su arresto del 8 de dic. ya había quedado comprobado pero al parecer, por lo que dijo el abogado en la entrevista, ésto no aparece así en el expediente…o me equivoco?
    sería interesante analizar los errores de la defensa (al parecer más graves al principio, con los otros abogados) y/o oportunidades de ésta perdidas para defender mejor a FC… o más bien, para comprobar su inocencia, cosa ya vuelta normal en los procedimientos judiciales en Mx. El abogado Agustín me parece muy competente…ese principio básico de que el montaje al ser montaje y haber sido planeado con tantas horas de antelación lo que más bien lo hace parecer una obra de teatro no fue explotado en su totalidad por la defensa anterior, me da la impresión. Todos hablan de un montaje, es cierto, pero poco se dice de las implicaciones de éste. Yo lei el amparo de FC y sí, se enfoca al montaje y a que se trata de un montaje, pero no recuerdo si se subraya en éste la obviedad del carácter implícito de mostrar una “realidad” falsa que hace que toda acusación se derrumbe? uff, creo mejor me leo el amparo de vuelta! tienen un enlace por aquí?

  4. el amparo preparado por el abogado. El de Zaldívar ya me lo eché.
    Reflexionando a partir de las palabras de la ministra, me di cuenta que ella recalca mucho lo de la asistencia consular, el fallo ahí en no haberle llamado al cónsul de inmediato. Y me puse a pensar en lo siguiente:
    la ministra podría fundamentar aún más lo de que la asistencia no fue proveida de inmediato…y bueno, por lo que he visto, existe el debate de qué significa de inmediato, unos dicen que de inmediato es unas horas, otros no…pero basandonos en el principio de que la obra de teatro, a.k.a. el montaje, es evidencia de que es precisamente toda una obra de teatro, entonces ese principio de inmediatez se pierde totalmente al no haber nunca existido una situación real de arresto, de flagrancia como tal!!! al no haber arresto, ser todo plantado, acomodado y casi que con guión, entonces desaparece el delito que supuestamente se está persiguiendo. Es ahora sí que una mezcla de los argumentos de Zaldívar y de la importancia de recibir ayuda consular. Y de que el montaje es un montaje y que es falso toda esa situación, eso está más que comprobado, o no? entonces porqué hacerse?
    en fin, son sólo reflexiones…esta situación pone mucho a pensar y en verdad que es escandaloso eso del montaje, es algo que no puedo creer hayan ignorado la primera instancia, el tribunal de apelaciones y hasta la justicia federal…NO LO PUEDO CREER!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s