¿Qué clase de estado de derecho hay en México?

La Importancia del Caso Florence Cassez

La Polaka Mexicana

Por Nelson Razo  Nelson Razo

Director editorial, columnista y administrador web de Códice En Línea (codiceenlinea.com), periódico digital que informa sobre el panorama informativo local, estatal y nacional a la pintoresca ciudad de Tecate, Baja California. También es columnista de la sección de Tecate de la Revista Campestre (revistacampestre.com).

 

Exactamente la misma pregunta que el abogado francés de la familia Cassez, Frank Berton, es la que el pueblo mexicano siempre se ha hecho, pero que sólo resuena por unos meses después de algún gran evento de injusticia como por ejemplo el caso de la Guardería ABC.

Sin embargo, a pesar de que la ciudadanía siempre ha sabido que las autoridades encargadas de la seguridad y la justicia tiene la fama de ser todo menos profesionales en su trabajo y de violar mil y un derechos humanos, el presidente Felipe Calderón, y para el caso cualquier gobernante de alto nivel, siempre se defiende asegurando que su gobierno se apega a los tratados internacionales que buscan garantizar los derechos humanos a toda costa.

Incluso nuestro presidente se atreve a declarar que ya se está depurando y “profesionalizando” las policías. Y, a pesar de que lo menciona en presente continuo (es decir, que se está haciendo, no que ya se ha hecho), no deja de defender a sus funcionarios y a su sistema cuando la sociedad le exige que se encuentre a los culpables o se reparen los daños causados por negligencia o mal proceder.

Incluso ahora resulta que, para que no le estén siempre echando la culpa a Calderón, éste se pone a declarar (en la conferencia “Un Gobierno Democrático” el día de hoy) que la Seguridad Pública no depende solamente del gobierno federal, sino en la mayoría de los casos, es responsabilidad de los estados. O sea que: “ahí les hecho la bolita a los gobiernos priístas y perredistas”, quienes tienen la mayoría de los estados que se consideran violentos. Pero ahí trae al ejército haciendo un trabajo que no le compete. Hasta donde yo sé, el ejército está trasgrediendo la responsabilidad de los estados combatiendo el narcotráfico como si fuera policía estatal y federal al mismo tiempo.

Y precisamente esta es la importancia del caso Cassez. Si nos ponemos estrictos, (precisamente para lo que está la Suprema Corte) para el nuevo derecho mexicano no interesa si es o no culpable la francesa, mucho menos lo que piensen tanto Calderón como la población en general. Lo que le interesa al derecho es la impartición de la justicia de manera ciega y sin presiones ni tendencias.

Si tiene que seguir una, la única tendencia que debe seguir la justicia de un país que se dice ser “un estado de derecho” (como le gusta declarar a Felipe Calderón), es la tendencia de los tratados de derecho internacional que el mismo presidente de la república ha firmado y recordado en tantas ocasiones ya durante su sexenio.

Y esos tratados y esas tendencia del derecho internacional son precisamente las que una decisión, como a la que se llegó hace una semana en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia, claramente resulta incongruente. Y es por eso que el mismo abogado francés de Florence indignado expresó ante las cámaras: “¿qué clase de Estado de derecho es México?”

Pero hasta este nivel se debe de llegar para que un caso de mala impartición de justicia tenga la posibilidad de influir de manera positiva en el sistema de justicia y gobierno mexicano: al nivel en el que otro país debe entrar y convertirse el caso (que bien y pudo haber sido resuelto fácilmente desde el principio) en un evento internacional. Y menciono “influir de manera positiva” debido a que algo sí se logró con la resolución de la Suprema Corte: la mayoría de los ministros (incluidos algunos de los de la “ola pasada”) aceptaron que en el caso Cassez, desde el principio se violaron sus derechos humanos fundamentales, los cuales según la “nueva época” están por encima de lo que digan nuestra constitución y nuestros reglamentos jurídicos.

Lo ideal para el derecho mexicano hubiera sido, sea culpable o inocente, que la totalidad de ministros de la sala hubieran reconocido que la mezcla de la violación de sus derechos y el ilegal actuar de las autoridades que detuvieron a la francesa es lógicamente razón suficiente para que se considere a Casses ilegalmente presa, y en consecuencia (y no porque sea o no inocente) hubiera sido liberada.

Ah, pero si no fue por la presión del presidente Calderón (al declarar solo unos días antes de la reunión los ministros de la Suprema Corte que sería un error que la justicia dejara libre a Florence), resulta igual de inadecuado que la decisión de la Primera Sala haya sido producto de que en la misma Suprema Corte (el poder del Estado Mexicano que más independiente y racional debe ser, si a esas vamos) lo que impere, al igual que en la forma de trabajar de las policías en general, sea el viejo estilo de no aceptar el cambio y querer seguir haciendo las cosas como antes, de parte de algunos ministros.

Innumerables son las opiniones de expertos en derecho nacional e internacional que sacan a relucir esa incongruencia en la resolución de la Suprema Corte. ¿Cuál es la incongruencia, con peras y manzanas?

Básicamente México ya acepta que lo que se ha estado haciendo con la justicia (eso de que “primero te agarro y luego averiguo, y te agarro como se me antoje”) viola los derechos fundamentales de las personas. México acepta ya que los derechos fundamentales de las personas están por encima de lo que diga la propia Constitución y en consecuencia también los reglamentos jurídicos. Y México acepta ya que “nadie es culpable hasta que se demuestre lo contario”. Todo esto lo aceptó México con los tantos tratados internacionales que ha firmado y con los que se obliga a seguir las nuevas reglas (que nuevas solo son aquí en los países que apenas lo están adoptando, pero que en todos los desarrollados ya existen desde hace mucho). Y aún así, desde la misma Suprema Corte, vemos las incongruencias manifestarse.

Las incongruencias de las cuales, si recibo comentarios para que lo haga, escribiré en futuros posts. Porque el tiempo es corto y hay que escribir de otros temas. Y porque este tema dá para más y sería muy malo para México que se olvidara igual que la misma Guardería ABC.

 

Anuncios

2 thoughts on “¿Qué clase de estado de derecho hay en México?

  1. Hay Nelson ya deja de decir sandeces, para que sepas la verdad es que el asunto se esta

    viendo como lo mueven intereses de los cuales eres títere, profundiza en quien es el titiritero

  2. QUE LAS JUSTICIIA MEXICANA
    NO SAVE HACER SU TRABAJO Y SE VENDE AL MEJOR POSTO COMO EL MINISTROS Q NO APROBARON LA LEVERTAD DE FLORECE CASSEZ ESES MINISTROS SE VENDIERON CON CALDERON PUES YA VEN LOS DOLORES Q SUPUESTAMENE SE ENCONTRARON EN TIJUANA YO NO CREO ESE CUENTO LO Q PASA ES QUE YA SE ESTAN LLEVANDO CALDERON Y SUS AMIGO EL DINERO Q HAN JUNTADO EN ESTOS 6 AÑOS LO LLEVAVAN EN UNA CAMIONETA BENJARANO SU MALETIN LLENITO DE DINERO Y A ESTOS LOS DESCUBRIERON EN TIJUANA Y CREARON UN CUENTO MUY BUENO Q ERA DEL CHAPO GUZMANA JAJAJAJAJA CALDERON MANDA POR DELANTE EL DINERO PARA IRCE CON SU BUEN COSTAL TODO SU GABYNETE SOLO Q A GENARON GARCIA LUNA SELE DIO $ 20.000.000 POR ADELANTADO NO CREN POR LA CAPTURA DE FLORENCE CASSEZ ESO ES MUY CLARO LO QUE A GANADO GARCIA LUNA POR UN MAL MANEJO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s