Archivo

Archive for 30 junio 2012

Nuevo desarrollo sobre nuestra hipótesis : Ezequiel torturado por la policía federal

Basándonos en la primera declaración de Ezequiel Elizalde hecha en el Ministerio Público , y en la segunda declaración de Israel Vallarta hecha ante un juez, asi como en la declaración de Karen Pavlova (esposa de Ezequiel Elizalde), les vamos a demostrar que – muy probablemente – Ezequiel Elizalde fue torturado y golpeado en la SIEDO al mismo tiempo que Israel Vallarta.

En su primera declaración el día 9 de diciembre del 2005, Ezequiel Elizalde relata lo siguiente :

“…a la persona que saludé [Raúl, marido de Cristina] le dije que me tenían, secuestrado y el me dijo que el también estaba secuestrado, le conté que tenia a mi esposa embarazada y que ya pronto nacería mi hijo”…

En su segunda declaración, Ezequiel habla otra vez de su esposa embarazada

“…en una fiesta familiar que se hizo en la casa donde vivia yo (…), fiesta derivada de un baby shower que organizo mi madre Raquel Flores Martinez, para mi esposa Karen Pavlova Gachuz Gomez…”

En su segunda declaración, Israel Vallarta afirma lo siguiente :

“y por los ruidos llegamos a un lugar en el que se escuchó un portón metálico grande. el que se abrió para ingresar, el que creo que es un estacionamiento de un edificio grande por los ecos de los vehículos”, deteniendo la marcha de la camioneta y me bajan, me quitan la chamarra y que no abriera los ojos, me vendan los ojos, se acercan mas personas, a las que les dicen este es, me cargan unos cuantos metros y siento unas escaleras hacía abajo y estando en un nivel inferior, me desnudan totalmente, me quitan las esposa, me vendan las muñecas por la parte de atrás, al igual que los piernas a la altura de las pantorrillas y una voz grave lo cuestiona sI sabe de anatomía, al tiempo que me golpea en el costado derecho cayendo hacía atrás sobre un cartón, y me dijo eso se llama hígado hijo de tu puta madre, me tiró una cubetada con agua sobre mi cuerpo, sentándose una persona sobre mi pecho, sosteniéndorne la cara y me pone un trapo húmedo con una sustancia que pudo haber sido acetona o algo semejante pero no me dejaba respirar. otra persona se hincó sobre sus rodillas, colocándolas encima de mi  muslo derecho y la pantorrilla, causándome dolor, otra persona comenzó a arrojarme agua sobre la boca y nariz provocándome asfixia, en tanto que otra persona sobre las plantas de mis pies, puso un cartón y me golpeaba fuertemente con palo de escoba en repetidas ocasiones, gritándome se pasaron de verga con un cabrón muy pesado y ya están pagados y seguían golpeándome, y en algunos lapso de tiempo que para ellos eran descansos, me recargaron sobre la pared sentado, me ponían una bolsa de plástico en la cabeza y me tapaban con la mano la boca y nariz y nuevamente sentía puñetazos en el estomago y torax patadas en las piernas y glúteos, otra personas ponía sus botas a la altura del empeine de mis pies y dejaba caer su peso, todo eso fue en diferentes momentos ya que perdí la noción del tiempo y me gritaban Insultos todo el tiempo, en ese ínter escuche a otra persona quejándose por que la estaban golpeando, sin saber que tipo de golpes y gritaba que él solo había participado un par de veces y que sólo hacía platicar con las personas, haciéndose pasar por otro secuestrado y que eso lo estaba haciendo porque su papá era un ojete y que desde pequeño humillaba a su mamá, hermano y a él que él sabía que el dinero de su papá lo conseguía comprando mercancía de camiones robados y trabajando para otras personas interceptando llamadas y que él se había autosecuestrado porque necesitaba dinero y no tenia para el hospital de su esposa, pero que se comunicara con su patrón y que él arreglaba todo.

Israel dice que los policias (AFIs) lo tenian en un edificio de gobierno (zaguan, estacionamiento, edificio grande) y dice que cuando lo estaban torturando escucho los gritos de un hombre al que también torturaban para que aceptara un trato con ellos. Este hombre se habia auto-secuestrado para sacarle dinero a su padre con el fin de pagarle el hospital a su esposa que estaba embarazada y a punto de dar a luz.

Y después, hablando de su regreso al rancho Las Chinitas :

“…en ese momento veo que una de esas camionetas bajan a una persona, como de mi estatura o un poco mas alta en referencia a los AFIS. que lo traía golpeando, usaba barba crecida y lo trasladan al interior de una cabaña, que esta a la entrada del terreno que habito.”

Cabe recordar que el dia de su “liberación, Ezequiel llevaba barba crecida.

No cabe mucha duda. Es muy probable que la persona que la policía torturaba al mismo tiempo que Israel – o sea despues de la detención de Florence Cassez el 8 de diciembre –  en las oficinas de la SIEDO el 8 de diciembre, una persona masculina con barba crecida y cuya esposa estaba embarazada, haya sido Ezequiel.

El mismo Ezequiel afirmó ante el médico que lo habían golpeado los AFIs.

¿Cómo pensar que las declaraciones acusatorias de Ezequiel tienen algo de credibilidad?

En unos días, volveremos a publicar el video sobre las mentiras de Ezequiel en sus intervenciones mediáticas. Este video, lo titulamos: Ezequiel = testigo falso.

Por Raúl

@MXporFCassez

Ezequiel Elizalde Flores – Testigo Falso

El caso Mario Vallarta – presunto fundador de la banda los Zodiaco: nuestras dudas sobre la versión de la SSP

La SSP presentó a Mario Vallarta, hermano del presunto líder de la banda de secuestradores los Zodiaco, Israel Vallarta, como el verdadero fundador de la banda. Bajo el apodo “el Chaparro”, Mario Vallarta seria quien inició las actividades de la banda desde su constitución – es decir,  antes de que Florence Cassez integrara esa banda.

Por supuesto, se trata de la versión de las autoridades. Sin embargo, existe en esa versión una inconsistencia mayor que les vamos a comentar en el artículo de hoy.

El 12 de mayo de 2009, poco después de la captura – y tortura – de David Orozco, el supuesto Géminis e integrante de la banda de secuestradores los Zodiaco, la SSP publicó un informe en el que develaban la estructura de dicha banda. Una estructura bastante compleja que contaba con al menos tres ramificaciones (los Palafox, los Japos y los Tablajeros) – es decir tres células que la SSP se esforzó en vincular a la célula principal que habría estado encabezada por Israel Vallarta y Florence Cassez.

En ese boletín de prensa emitido por la SSP, el apodo “el Chaparro” se encuentra mencionado. ¡Aquí está la prueba de que Mario Vallarta “El Chaparro” – que apenas detuvieron los policías – era miembro de la banda!

Pues no. En 2009, el Chaparro no era el apodo de Mario Vallarta, sino de Javier González Pérez, integrante de los Japos, célula vinculada a los Zodiaco (¡por supuesto!).

¿Dos “chaparros”?

Resulta muy improbable esa opción ya que según los informes recientes de la SSP después de la detención – ¡y tortura!- de Mario Vallarta – el Chaparro era el fundador de la banda. Resulta inverosímil que el fundador comparta su apodo con un ejecutante.

Especulaciones sobre el proyecto de Olga Sánchez Cordero. ¿Qué propondrá la Ministra?

Hipótesis 1: Convencida de la inocencia de Florence, Olga Sánchez propondra la propondrá su liberación inmediata

Fuente : Aristeguinoticias

La magistrada de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Olga Sánchez Cordero adelantó que el caso de la ciudadana francesa Florence Cassez se resolverá antes de la segunda quincena de agosto y señaló que propondrá la liberación de la extranjera acusada de secuestro.

Sánchez Cordero habló en una entrevista con el canal de televisión francés BFM TV y su entrevista fue transmitida el pasado jueves 31 de mayo.

Entrevistada por la periodista Emanuel Steels, Sánchez Cordero confirmó que “el asunto quedará seguramente resuelto antes de la segunda quincena de agosto, y vamos a dar preferencia a la presunción de inocencia como una garantía constitucional de la que se puede beneficiar cualquier procesado”.

La ministra consideró que en el caso de Florence Cassez, detenida en 2005 por agentes de la AFI acusada de secuestro,  las irregularidades procesales sí implicaron violaciones de derechos.

“Estoy convencida de que se violaron sus derechos y que la violación de ellos por parte de las autoridades mexicanas tiene su consecuencia, y ésta, desde mi punto de vista personal, es su libertad”.

El proyecto a cargo de la ministra Olga Sánchez Cordero, revisa el recurso de amparo interpuesto por Florance Cassez, condenada por secuestro, asociación delictiva y posesión de armas a 60 años de prisión,  se argumenta que durante el proceso judicial se cometieron graves violaciones a sus derechos humanos.

Florence Cassez fue detenida el    de diciembre de 2005 en el rancho Las Chinitas, en la delegación Tlalpan,  tras la detención de su novio Israel Vallarta, quien formaba parte de la banda de secuestradores conocida como Los Zodiaco.

Desde el principio, el proceso en su contra estuvo marcado de varias irregularidades, como la “recreación” para la televisión que agentes de la Agencia Federal de Investigaciones llevaron a cabo, un día después de la detención, el día 8 de diciembre de 2005.

Ante las irregularidades en la detención de Florence Cassez, el ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea propuso un proyecto de amparo, el cual fue rechazado el  21 de marzo de 2012 por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia, donde tres de los cinco ministros decidieron que la ciudadana francesa debía permanecer en prisión, cumpliendo su condena por secuestro.

Detrás del caso Cassez

El pasado 15 de marzo, en Noticias MVS Primera Emisión, se transmitieron fragmentos del documental  El último recurso, realizado por Sebastián Cassez, hermano de Florence, en el cual se señala que detrás de la detención de su hermana se encuentra Eduardo Margolis, empresario mexicano que forma parte de la comunidad judía del Distrito Federal.

En el documental se afirma que la acción en contra de Florence por parte de Eduardo Margolis pudo surgir de la molestia del empresario ante la disolución de una sociedad comercial en la que participaba con Sebastián Cassez.


Hipótesis 2: Para lograr el voto de Cossio, Olga Sanchez propondrá que se dicte a Cassez nueva sentencia que excluye las acusaciones más graves

Fuente : Vanguardia

el 12 de junio de 2012

El proyecto de dictamen del caso Florence Cassez, que discutirá la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ratificará la violación a los derechos de la ciudadana francesa y propondrá la concesión de un amparo “para efectos”, para que un tribunal colegiado emita una nueva sentencia en la que no se tomen en cuenta los testimonios de las víctimas obtenidos ilegalmente por la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR).

De acuerdo con fuentes del máximo tribunal, éste sería el mejor escenario para la ciudadana francesa condenada a 60 años de prisión por el delito de secuestro, ya que después de lo ocurrido en marzo pasado –cuando la primera sala rechazó el proyecto de Arturo Zaldívar, quien proponía la inmediata libertad de la acusada por las graves violaciones cometidas durante el proceso en su contra–, no hay condiciones para que se integre una mayoría de ministros en favor de su liberación “lisa y llana”.

Se afirma en la Corte que el ministro Zaldívar tiene en sus manos la decisión.

La mejor opción para la acusada, confiaron los funcionarios consultados, es que le concedan el amparo para efectos y que el tribunal emita una nueva sentencia, pero sin tomar en cuenta los testimonios ilegales obtenidos por la Policía Federal y por el Ministerio Público Federal.

Así, quedarían anuladas las declaraciones de Cristina Ríos Valladares y de su hijo Christian Eladio Ramírez Ríos, quienes identifican a la francesa como secuestradora, como consecuencia de los noticiarios de televisión que así lo señalaban.

Tampoco se tomaría en cuenta la declaración ministerial de la quejosa del 9 de diciembre de 2005, en la que careció de asistencia consular.

El amparo fue turnado a la ministra Olga Sánchez Cordero quien, de acuerdo con funcionarios judiciales, está convencida de la inocencia de Cassez y que debe quedar en libertad inmediata. Sin embargo, confiaron fuentes confiables, propondrá en su proyecto (que está prácticamente listo) la concesión del amparo para efectos, porque de lo contrario, Cassez permanecerá en la cárcel.

Se estima que así el amparo para efectos tendría ya dos votos, el de Olga Sánchez Cordero y el de Cossío, pero falta un tercero.

En la sesión del 21 de marzo pasado, Arturo Zaldívar y Olga Sánchez Cordero consideraron que las violaciones procesales, el montaje televisivo y la falta de asistencia consular eran suficientes para ordenar la inmediata libertad de Cassez.

José Ramón Cossío indicó que lo más que podía hacer la SCJN era ordenar la reposición del procedimiento y que un tribunal emitiera una nueva sentencia, pero sin tomar en cuenta los testimonios obtenidos ilícitamente.

Jorge Mario Pardo Rebolledo admitió la existencia de graves violaciones procesales, pero sostuvo que por tratarse de un amparo directo en revisión, el momento procesal para impugnar las irregularidades ya había pasado, y al igual que Guillermo I. Ortiz Mayagoitia votó en contra del amparo.

Florence Cassez vuelve a defenderse, acusa tortura

05/06/2012

Fuente : Vanguardia

“Mario (Vallarta), que torturaron, él nunca declaró que yo era secuestradora y todo lo que salió en los periódicos. Al contrario, él dice que me vio una vez y está la declaración también”, expuso la francesa.

Ciudad de México.- Florence Cassez, ciudadana francesa encarcelada por ser presuntamente secuestradora, explicó que tras los señalamientos de Mario Vallarta, alias “El Chaparro”, presunto integrante de la banda de secuestradores “Los Zodiaco”, donde la identifica como copartícipe en los plagios que perpetró el grupo criminal, se trata de establecer un montaje a base de torturas para culparla.

“Mario (Vallarta), que torturaron, él nunca declaró que yo era secuestradora y todo lo que salió en los periódicos. Al contrario, él dice que me vio una vez y está la declaración también”, expuso la francesa en entrevista radiofónica.

“Torturan para que tengan una declaración, para que él me señale cuando realmente en la declaración se ve que no y eso es repetitivo, lo vivimos en 2009. Son muchas cosas que no tendrían por qué pasar si realmente fuese culpable”.Mario Vallarta, alias “El Chaparro”, fue detenido el pasado 27 de abril por elementos de la Policía Federal.En cuanto al montaje televisivo, donde la Suprema Corte determinó que hubo un efecto corruptor en las indagatorias, cuestionó el por qué las víctimas no se pronuncian al respecto.

“Por qué Ezequiel (Yadir Elizalde Flores) no hace fe de este montaje en todas sus declaraciones tal como la señora Cristina (Ríos) y el niño. Por qué no hablan del montaje al que se prestaron o que fueron obligados a estar presentes a vivir esas horas de angustia de tener que esperar a que llegaran las televisoras así como yo lo viví: esposada, pegada (a) cada rato. Ellos lo vivieron en parte de esta cabañita también, por qué no lo denuncian, por qué no hablan de eso”.

Cassez afirmó que confía plenamente en dicho organismo, y que pronto podrá esclarecer su inocencia ante la opinión pública.

Este mes, la ministra Olga Sánchez Cordero someterá a análisis y, en su caso, determinará si se le otorga la libertad a la sa sentenciada a 60 años de cárcel por secuestro.

Fuente : Redpolitica

Torturan para inculparme: Florence Cassez
La ciudadana francesa rechazó las declaraciones de Mario Vallarta, alias El Chaparro, donde la identifica como cómplice en los plagios que ejecutó la agrupación criminal Los Zodiaco.

En entrevista para W Radio, la francesa Florence Cassez, quien ha sido condenada a 60 años de prisión en México por el delito de secuestro, rechazó las declaraciones de Mario Vallarta, alias El Chaparro, donde la identifica como cómplice en los plagios que ejecutó la agrupación criminal Los Zodiaco.

Cassez arguyó que el presunto integrante de Los Zodiaco -detenido el pasado 27 de abril por elementos de la Policía Federal- emitió dichos señalamientos a causa de torturas, lo cual, según ella, forma parte de un montaje para inculparla.

“Mario, que torturaron, él nunca declaró que yo era secuestradora y todo lo que salió en los periódicos. Al contrario, él dice que me vio una vez y está la declaración también. Torturan para que tengan una declaración, para que él me señale cuando realmente en la declaración se ve que no y eso es repetitivo, lo vivimos en 2009. Son muchas cosas que no tendrían porque pasar si realmente fuese culpable”, señaló.

En entrevista con Salvador Camarena, la ciudadana de origen francés cuestionó sobre por qué las víctimas no se han pronunciado respecto al señalamiento hecho por la Suprema Corte, donde determinó que hubo un efecto corruptor en las mismas indagatorias.

“¿Por qué Ezequiel [Yadir Elizalde Flores] no hace fe de este montaje en todas sus declaraciones, tal como la señora Cristina [Ríos] y el niño? ¿Por qué no hablan del montaje al que se prestaron o que fueron obligados a estar presentes a vivir esas horas de angustia de tener que esperar a que llegaran las televisoras así como yo lo viví: esposada, pegada (a) cada rato? Ellos lo vivieron en parte de esta cabañita también, ¿por qué no lo denuncian, por qué no hablan de eso?”, acotó.

Finalmente, Cassez manifestó su confianza en las autoridades mexicanas, por lo que afirmó que pronto podrá esclarecer su inocencia ante la opinión pública.

Categorías:Sin categoría Etiquetas: , , , , , , , ,

Florence Cassez: “Más que mi libertad, quiero mi inocencia”

El Pais

2 de junio de 2012

Por Salvador Camarena

La prisionera más famosa de México y de Francia no quiere su libertad. Lo que ella realmente quiere es que crean lo que ha repetido desde hace seis años, cinco meses y 24 días. Que es inocente. Que no es secuestradora. Que ni siquiera está segura de que su ex pareja –preso, acusado de ser líder de una banda de secuestradores- lo sea. Lo que quiere Florence Cassez Crepin (Lille, 1974) es que lo que le ha pasado no lo viva más nadie.

Son las 10.10 de la mañana. La temperatura va camino de los 30 grados en la capital mexicana en el último día de mayo. El agua está a punto para el café. El mantel de rayas en vivos colores aumenta la sensación de que algo no cuadra. Mientras las mesas cercanas se irán llenando de quesadillas, tacos, moles y enormes coca colas, en la de “Preciosa” o “Flor” -como le llaman otras internas- solo hay lo indispensable para beber café, ordenado con tan buen gusto que dificulta el arranque de esta entrevista en la cárcel para mujeres de Tepepan, en el sur del Distrito Federal, en donde a Florence le quedan todavía 53 años y medio para cumplir su condena de 60 por secuestro.

El Tribunal Supremo de México falló el 21 de marzo pasado que la policía mexicana violó los derechos de Cassez. El operativo policiaco de su detención fue anunciado y transmitido en un falso directo, y ante millones de televidentes aparecieron Cassez y su ex pareja Israel Vallarta, presentados como secuestradores, golpeados para que confesaran ante las cámaras su “culpabilidad”, compartiendo pantalla con sus tres supuestas víctimas. Eso ocurrió el 9 de diciembre de 2005. En menos de tres meses el engaño comenzó a resquebrajarse. La policía simuló el operativo. Las violaciones procesales por el montaje fueron de tal magnitud que los magistrados mexicanos discutirán a más tardar en agosto si repiten el juicio a Florence y cuáles de las “pruebas” surgidas aquella mañana de diciembre ya no podrán ser usadas en su contra.

“Yo cada día voy ganando en mi lucha. Siempre supe que iba a ganar”, dice Florence en un español casi perfecto. Pero la sentencia proponía la inmediata liberación y esta no fue aprobada. “El 21 de marzo sí gané. Y el día 7 también [cuando se publicó el proyecto de resolución que se iba a votar, que decía que el proceso estaba viciado por el “efecto corruptor” del montaje televisivo]. Porque cuatro de cinco magistrados han dicho que sí hubo violaciones graves en mi proceso. Y partir de ahí mucha gente va a valorar mi voz, porque ya no es lo que yo diga, sino lo que dice la Suprema Corte”.

Cassez cuenta que durante dos años leyó cada día L’Affaire Dreyfus: la vérité en marche, de Jean-Denis Bredin. Se aferró al caso Dreyfus [el oficial de origen judío condenado en Francia a finales del siglo XIX en un proceso viciado] al sentir que su nacionalidad era parte de una trama para convertirla en la culpable perfecta. El “pinche francesa, por qué viniste a chingar a mí país” que escuchó en los primeros años de su reclusión le confirmaba que antes de que un juez dictara cualquier cosa, su suerte ante la población mexicana, e incluso ante parte de la de su país, había sido dictada por el montaje televisivo que la mostró como una secuestradora.

“¿Sabes por qué no me dejan salir? ¿Por qué ha habido tanta saña conmigo? Porque no se trató de una equivocación, fue un montaje, porque con mi caso la policía quiso mostrar a los mexicanos que el que menos parecía un secuestrador –una francesa, bonita, joven— hasta a esa persona la iban a encontrar y a detener. Por eso me presentaban como ‘la francesa secuestradora’”.

Cassez publicó en 2010 el libro A la sombra de mi vida (Grijalbo) en el que ratifica que fue detenida un día antes de la transmisión televisiva en un lugar situado a kilómetros del rancho donde supuestamente ocurrió el rescate de los secuestrados. Desde ese día su caso ha incluido un ramillete de estrambóticas experiencias que van desde el abogado que desde el principio le dijo que le llevaría cuatro años sacarla de la cárcel a razón de diez mil euros al mes hasta su reclusión de dos meses en un apando (celda de aislamiento) porque un dibujo realizado por su padre en uno de sus cuadernos sirvió para acusarla de intento de fuga, pasando por eternas comparecencias en procesos donde no se consideraron las flagrantes contradicciones de los testigos, y condiciones infrahumanas en celdas y pasillos donde fue testigo de violaciones y palizas en medio de un hedor a orín.

“Te voy a decir cuándo ganaré: el día que cambie para los mexicanos este sistema de justicia. El día que mi caso esté en los libros de historia, si quieres en 200 años. Que digan: ‘mira esa mujer extranjera, todo lo que nos ha hecho ver sobre nuestro sistema, gracias a eso ya no nos va a pasar algo similar’. Eso será ganar. Y para eso lo que la Suprema Corte va a discutir sobre mi libertad es un paso. Un paso obligatorio pero yo no pierdo de vista lo otro, mi inocencia”, dice Florence en el locutorio de visitas que en pocos minutos ya se ha llenado de gente que reza, niños que corren y amantes que se reencuentran.

Con su blusa azul (el color reglamentario para las condenadas), su pantalón ajustado, la sortija que le dejó la abuela a la que ya no pudo despedir y su joyería de oro con forma de pareja de gatitos que adorna orejas, cuello y un dedo de la mano izquierda, esta pelirroja de largos rizos anuncia que cuando salga libre regresará a México para pelear por su reputación, pues no quiere que una eventual liberación por errores judiciales deje en suspenso la declaración de inocencia que ha sostenido desde el principio, exigencia que incluso le llevó, en febrero de 2006, a llamar por teléfono al programa de la periodista Denise Maerker para desmentir en vivo al entonces director de la Agencia Federal de Investigación, Genaro García Luna. Con esa llamada se buscó de enemigo a quien el presidente Felipe Calderón nombraría en diciembre siguiente Secretario (ministro) de Seguridad Pública, poderoso cargo que sigue ocupando hoy.

Amparado en el Tratado de Estrasburgo, Nicolas Sarkozy intentó desde 2009 llevarse a Francia a su conciudadana para que cumpliera allí el castigo. Más que un pulso, en los siguientes tres años el entonces presidente francés y Calderón protagonizaron una verdadera “guerra de egos”, como lo define ella sin dejar de reconocer el empeño del ex mandatario de su país, que asumió como propia su causa.

Si Calderón le ofreciera hoy, al final de su mandato, concederle el traslado, ¿aceptaría? “No. Soy inocente. Quiero que valga la pena todo lo que he luchado, que ha sido no solo por mí sino, hoy lo veo claro, también por los mexicanos”.

En su libro, de impulsos como el que la llevó a desmentir a García Luna sin calcular a quien se enfrentaba, Cassez dice: “Fui inconsciente porque soy inocente”. En la entrevista abunda en esta idea: “He tomado riesgos sin calcularlos porque mi cuerpo me los pedía. Estoy consciente de que mi caso se vuelve cada vez más importante para algunas personas. Todos los días me queda claro que algo me puede pasar. Todos los días me queda claro que algunas personas me quisieran a tres metros bajo tierra”. No identifica sin embargo a quién se refiere.

Las lágrimas asoman varias veces en los ojos de Cassez. Pero no cuando se le recuerda que es poco creíble que durante meses haya sido pareja de un sujeto acusado de un homicidio y varios secuestros sin enterarse de nada.“¿Tengo que demostrar que no sabía que era secuestrador? ¿Cómo te explico lo que hay mi cabeza? ¿Cómo te demuestro mi inocencia? ¿Cómo te demuestro que no lo sabía? Me están pidiendo lo imposible. Lo irracional. Cuántos periodistas no se han sentado en esa silla donde estás para decir: ‘A ver, demuéstrame que no sabías’. Lo único que tengo es mi inocencia. Nada más. Mucho tiempo me pregunté: ¿Cómo no pude ver? Repasaba las imágenes en mi mente, me dije estúpida. Pero tras ver la magnitud de lo que eran capaces de armar en un caso como el mío…” ¿Es Israel Vallarta un secuestrador? “No sé. Y yo no soy quién para juzgarlo. Para eso están los magistrados. Ojalá no”.

Las últimas noticias del caso Cassez son de la semana pasada. Los medios de comunicación dieron cuenta de una nueva detención de “otro” miembro de la banda Los Zodiaco, a la que supuestamente ella pertenecía. Se trata de un hermano de Israel. En las notas periodísticas el verbo hundir es conjugado en contra de Cassez . “Salió de la nada la declaración de Mario Vallarta, ¿verdad?”, dice con un dejo de sorna la entrevistada, que explica que cada que su caso avanza surge una “nueva” evidencia para “reforzar un asunto que ya era débil”.

Después de que desmintió a García Luna, los testigos ampliaron sus acusaciones. Tras insistir en su petición de justicia, en 2009 surgió un individuo de nombre David Orozco que también la “hundía”. Cuando se aproxima la fecha en que el Supremo retomará el asunto, Mario Vallarta la incrimina en declaraciones publicadas por los medios pero cuyo origen legal no ha sido sustentado. “No podemos dejar que hagan eso”. Cassez no se refiere a las coincidencias, sino a que esos testimonios según ella son arrancados con tortura. “Olvídese de mí, yo sé que no es verdad, es una persona a la que torturan. Estamos acostumbrados a tantas cosas feas. Las cosas terribles que pasan en México me ayudaron a entender lo que pasó en mi caso. A entender que la palabra tortura en este país la ven, la dicen, pero se olvidan de lo que en realidad significa, no quieren saber. Por eso gustó lo del movimiento 132, México necesita un cambio, y qué mejor que venga de los jóvenes”.

El único momento en que Cassez se toma muchos segundos antes de contestar es al preguntarle qué le diría al presidente Felipe Calderón si lo tuviera enfrente. “¿Él es abogado, verdad? Le preguntaría por qué no ha leído mi expediente, como sí lo han hecho Héctor Aguilar Camín o Héctor de Mauleón [escritores y periodistas], o Arturo Zaldívar [el magistrado que propuso en su resolución liberarla]. Le preguntaría por qué me convirtió en un asunto de Estado”.

Demasiadas veces se ha hecho la ilusión de que está a punto de salir. No quiere pensar en lo que falta para la nueva cita en que el Supremo revisará su caso. Desencantada de estar lista para irse y tener que volver a acomodar sus pertenencias en la prisión, ahora vive un hoy de horas breves.

“El día es muy corto. Leo mucho, en este momento María Antonieta de Stefan Zweig. Tengo muchas amigas, trato de estar siempre que me necesitan. Pinto, escribo. Cuando me acuesto siempre digo: ‘Uy, me faltó hacer esto, no hice aquello’. Vivo”.

A media entrevista, a Cassez la llaman desde “el jurídico”. Regresa con docenas de cartas y un gran paquete. Cuenta que tras la resolución del Supremo entre las misivas que nunca han dejado de llegar también las hay ahora de franceses que le piden perdón por haber creído en algún momento que era una secuestradora. Emisarios del nuevo gobierno galo ya han manifestado a su familia que es hora de retomar la defensa de su caso.

“Lo más bello que he vivido es ver cómo los mexicanos han tomado partido, me han defendido y son una nueva voz. Por eso me tenía que quedar, para vivirlo, si me hubieran llevado a Francia, quizá me hubiera suicidado. Necesitaba ver este cambio: los diarios, los artículos, ver a la Suprema Corte, eso ha sido una recompensa”.

Categorías:Sin categoría Etiquetas: , , , , , , , ,