Archive

Archive for 29 enero 2013

Blog de Juan José Solis Delgado

Conferencia de prensa

 

Llegada a París

Los primeros momentos

 

La decisión de la SCJN

Ver la entrada original

Categorías:Sin categoría

Loret de Mola sí sabía

Fuente: Proceso
“Carlos, es una francesa, aguas, te puedes meter en broncas…Francia no es México”, le escribió Laura Barranco, su asistente informativa, al conductor de Primero Noticias, Carlos Loret de Mola, en el intranet de Televisa la mañana del 9 de diciembre de 2005, cuando se transmitió el “montaje” original de la detención de Florence Cassez e Israel Vallarta.
Al dar su testimonio en el noticiario radiofónico de MVS, conducido por Carmen Aristegui, Laura Barranco señaló que fue mentira lo que Loret de Mola afirmó el pasado lunes 21 de enero cuando dijo que nadie lo alertó de que se trataba de un “montaje” o de una “recreación”.
“Alguien sí lo alertó”, subrayó Barranco en entrevista con Aristegui.
Barranco relató que a las 6:45 inició el primer enlace en vivo con la detención “en tiempo real” de los supuestos integrantes de la banda de secuestradores “Los Zodiaco”. El equipo de Televisa y el reportero Pablo Reinah eran los únicos que estaban ahí. El enlace duró 8 minutos.
Desde ese momento, Barranco le escribió varios mensajes de alerta a Loret de Mola:
“Carlos, es una francesa, aguas te puedes meter en broncas diplomáticas…Francia no es México”.
“No manches, están golpeando al presunto secuestrador en cadena nacional”, le subrayó en el momento que los efectivos de la AFI golpeaban frente a la cámara de televisión a Israel Vallarta.
“No te calientes, cautín”, le respondió Loret.
En el segundo enlace, cuando frente a la cámara de televisión ni las víctimas liberadas pueden identificar a sus presuntos captores, Barranco le escribió nuevamente a Loret de Mola:
“Carlos, ni la secuestradora puede identificar a su captora por su voz”.
Era la quinta alerta.
Loret le respondió:
“¿Qué no te ha quedado claro que no te voy a hacer caso. Es nota”.
Barranco afirmó en entrevista con Aristegui que desde el día de la transmisión no era creíble, “al menos desde mi perspectiva”, que Cassez fuera parte de la banda de secuestradores.
El lunes 21 de enero, dos días antes que la Suprema Corte de Justicia decidiera otorgarle un amparo “liso y llano” a Cassez, tras siete años en la cárcel, Loret de Mola justificó así su papel en aquella transmisión que se volvió la principal irregularidad señalada por los ministros.
“Yo no me di cuenta de este montaje, no me di cuenta de esta trampa… En retrospectiva, con un análisis más minucioso de todas las imágenes, creo que se pudo haber descubierto el engaño (….) no lo hice y lo lamento”.
No dijo que, al menos, su asistente principal lo alertó.
Categorías:Sin categoría Etiquetas: , ,

Miguel Carbonell: Florence Cassez… ¿En verdad es culpable?

Fuente: ADNpolitico

por Miguel Carbonell

27 de enero 2013

Muchas de las personas que han criticado la decisión de la Primera Sala de la Suprema Corte en el caso de Florence Cassez lo han hecho a partir de la idea de que los ministros dejaron ir a una persona que era culpable de haber participado en tres secuestros.

Más allá de la ira y la frustración legítima que expresan esas opiniones, debemos hacer un esfuerzo de comprensión y análisis de los elementos que se aportaron al expediente judicial, para intentar acercarnos lo más posible a la verdad de lo sucedido.

Si tomamos en consideración los elementos del expediente, veremos enormes contradicciones y vacíos. Héctor de Mauleón lo sintetizó muy bien en el título de su luminoso ensayo sobre el caso: La verdad secuestrada.

Como bien lo sostuvieron los ministros Arturo Zaldívar y Olga Sánchez Cordero, el caso empezó torcido a partir de la detención irregular y del posterior montaje mediático al que se prestaron autoridades, periodistas, medios de comunicación e incluso las víctimas.

De ahí vienen las primeras preguntas, de puro sentido común: ¿cómo es que una víctima que acaba de ser liberada se presta a recrear su liberación ante las cámaras?, ¿cómo es que la madre de un menor de edad decide alargar la cercanía física de su hijo con los captores, pudiendo haber salido corriendo una vez que había llegado la Policía?, ¿cómo es que el otro secuestrado mintió una y otra vez en el curso del juicio?

Ningún periodista (que yo sepa) le ha preguntado a ese tercer testigo, Ezequiel Elizalde, la razón por la que inventó tantas mentiras a lo largo de estos siete años. Unos periodistas lo fueron a entrevistar a Estados Unidos, donde supuestamente fue a estudiar, y ni siquiera sabía llegar físicamente a su centro de estudios. Una vez que se había descubierto su primera mentira dijo que en realidad estudiaba por internet; cuando los periodistas le pidieron que les enseñara la página web del curso, nunca pudo encontrarla. El video correspondiente circula por internet; cualquiera puede verlo en Youtube.

En entrevistas privadas con el que esto escribe, funcionarios de muy alto nivel de la Secretaría de Seguridad Pública federal dijeron tener pruebas adicionales a las que figuraban en el expediente judicial, las cuales –según ellos- demostraban plenamente la responsabilidad de Cassez. Nunca me las quisieron mostrar a pesar que se los pedí en repetidas ocasiones. O son puras habladurías, o bien alguien les dijo que no sacaran todo lo que tenían. ¿Cómo saber la verdad a la luz de todo lo anterior?

Un ejemplo sencillo ilustra bien la debilidad de las pruebas aportadas por las autoridades. Cassez fue condenada por portación de armas, sin embargo en las declaraciones judiciales de los policías que intervinieron en la detención todos coinciden en que no había armas en la cabaña donde supuestamente fueron encontradas. En ninguna de las dos armas que luego “aparecieron” había huellas de Cassez. O sea, no había constancia ni de que se las hubieran encontrado a ella, ni donde ella estaba, ni tampoco de que las hubiera tocado. ¿Con qué base entonces podemos suponer que en efecto tenía esas armas y que no le fueron sembradas por la policía (no habría sido la primera vez que sucede en la historia de nuestro país, por cierto)?

Más dudas: ¿cómo es que las dos víctimas más creíbles (Cristina Ríos y su hijo) no recordaron haber visto a Florence Cassez sino hasta que llamó al programa de televisión de Denisse Maerker para exhibir la falsedad del montaje televisivo?

¿Qué peso tuvo la declaración del encargado del mantenimiento del Rancho Las Chinitas quien ante un juez declaró que en el cuarto donde se mantenía cautivas a las víctimas no había más que cajas de refresco y herramientas? ¿Cómo lo supo? Porque entró en ese cuarto días antes del operativo policial de detención. ¿Le creemos o no al cuidador? Y si no lo creemos a él, ¿porqué sí le vamos a creer a Ezequiel Elizalde? Hay al menos otros dos testimonios que contradicen en todo las circunstancias en las que según las autoridades se llevó a cabo la detención; ninguno de ellos llamó la atención ni fue tomado en cuenta por los jueces que sentenciaron a Cassez.

¿Por qué declararon las víctimas desde el inicio que habían estado secuestradas en una casa de Xochimilco y no en un rancho a las afueras de la Ciudad?, ¿por qué el hijo de Cristina Ríos (que entonces tenía 12 años) identificó desde el principio a “su primo Édgar” como uno de sus captores y nunca fue investigada esa pista?

¿Por qué Ezequiel Elizalde había dicho que Florence Cassez le había aplicado una inyección y luego se probó en el juicio que la supuesta marca del piquete era una mancha en la piel de carácter permanente (una petequia, la llaman los dermatólogos)?

¿Qué valor hay que darle a las constancias de médicos legistas que dicen que tanto Israel Vallarta –el novio de Cassez, detenido junto a ella- como Ezequiel mostraban huellas de haber sido torturados?

Tengo docenas de dudas adicionales. Sobre muchas de ellas y sobre todas las que acabo de apuntar pude conversar con el propio Héctor de Mauleón (que es la persona más informada e imparcial de todas las que pude conocer alrededor del caso), con funcionarios de la extinta AFI que participaron en la lucha antisecuestro durante los sexenios de Fox y Calderón, con el abogado de Florence, con personal de la Embajada de Francia que estaba a cargo de darle seguimiento al caso e incluso con la propia Florence Cassez, así como con varias víctimas de secuestro. Nadie tuvo a mano respuestas convincentes, igual que yo no las tengo en este momento.

Una cosa sí me queda clara: como jurista y como ciudadano, no me parece que tenga fundamento una sentencia condenatoria de 60 años de prisión dictada sobre la base de las pruebas que estaban en el expediente contra Florence Cassez. No he visto hasta el día de hoy (por canales oficiales vinculados con su expediente o por canales extraoficiales a través de alguna filtración, de las que abundan en este tipo de casos) ninguna prueba contundente de la participación de Cassez en los secuestros. Que se queden tranquilos los que pensaban que la Corte liberó a una persona culpable; no hay pruebas judiciales contundentes de que así hubiera sido. Repito: no hay pruebas “judiciales” de ello.

Una sonrisa para Calderón

PROCESO-1891-189x250

 

Leer el Articulo completo

Categorías:Sin categoría Etiquetas: , ,

Florence Cassez es inocente (Milenio)

Fuente: Milenio

Por Román Revueltas Retes

El 27 de enero 2013

En Francia dan por seguro que Florence Cassez es inocente. Por eso, por haber vivido la mujer una aterradora pesadilla de siete años y haber padecido una colosal injusticia, por eso la recibieron con los honores que merece el héroe, el mártir. Era la vuelta a casa de uno de los suyos, el retorno de una compatriota que, sin siquiera haberse dado cuenta, se había visto envuelta en una historia espeluznante.

Imagínenla ustedes: una joven desembarca en un país extranjero e intenta abrirse paso como todos aquellos que emprenden una vida diferente en una tierra lejana; busca trabajo, procura contactos y amistades, sale a divertirse, hace turismo y, entre otras cosas, tiene un novio que, a la larga, le resulta incómodo por esto o por lo otro —por celoso, por posesivo o simplemente porque ya no lo quiere— de manera que, un buen día, termina su relación. Ha dejado, sin embargo, algunos objetos y muebles en casa de él y vuelve, en su compañía, a recogerlos. Y es ahí, cuando los dos van en la camioneta del presunto jefe de la banda de secuestradores, que la policía los detiene. Ella, ni enterada y segura de su inocencia, no llega a inquietarse demasiado, por más que la situación sea realmente dramática. Pero, curiosamente, la policía los retiene a ambos durante un día entero, sin presentarlos ante la fiscalía. Y, a la mañana siguiente, les hace escenificar un montaje para consumo directo de una televisión que, por vez primera, va a trasmitir en directo la aprehensión de unos peligrosos delincuentes. Florence aparece entonces en la pantalla como una más de los secuestradores y es automáticamente sentenciada por el respetable público, que no sabe de detalles ni de puestas en escena.

Luego, sin haber recibido la atención consular a la que tiene derecho porque la embajada de su país no fue notificada en un primer momento, es detenida sin mayores trámites ni averiguaciones. Comienzan ahí a conformarse los elementos del proceso, para sorpresa de una presunta implicada que nunca imaginó que las cosas iban a llegar tan lejos; en un comienzo los testigos ni siquiera la reconocen pero luego ocurre algo que, en la visión de los analistas franceses, de algunos especialistas de estos pagos y de la propia acusada, va a determinar fatalmente el desarrollo del sumario: enterada de una entrevista televisiva donde el señor García Luna narra los pormenores de la operación, llama al programa informativo y desmiente al secretario federal de Seguridad Pública: no fue capturada en el rancho Las Chinitas, como quiere hacerlo creer el responsable de la detención y como han mostrado las televisiones, sino un día antes, en la carretera México-Cuernavaca. Esa intervención le va a costar muy caro a Florence: ha desafiado directamente a un poderosísimo funcionario del gobierno mexicano, hombre de todas las confianzas de Felipe Calderón, y a partir de ese momento toda la maquinaria de un sistema de justicia tan corrompido y tan escandalosamente ineficaz como el nuestro va a ponerse en marcha para condenarla, fabricando pruebas si es necesario, presionando a los testigos, desechando aquellas otras pistas que sí debieran llevar a la detención de los verdaderos culpables, sesgando las investigaciones y, finalmente, conformando un expediente tan jurídicamente dudoso y tan insostenible que, miren ustedes, esa, y no otra, ha sido la razón por la cual los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la han puesto en libertad.

Hasta aquí, la historia tal y como la conocen la prensa francesa, el gobierno de Francia y una gran parte de la opinión pública de ese país. Y, con perdón, tal y como me la creo yo mismo (a excepción de la teoría sobre una posible venganza de García Luna porque esto, más bien, parece un asunto, bien común y bien corriente, de mera ineficacia en el desempeño de un aparato de justicia que, lo repito, está absolutamente podrido y poblado de funcionarios indiferentes, envilecidos, ineptos, ruines y tontos. Para mayores señas, miren ustedes la película Presunto culpable, una cinta, justamente, a la que un columnista francés hacía referencia lamentando que no se hubiera exhibido en la nación gala).

Y el problema, señoras y señores, es que no tenemos manera de defendernos porque, hasta nuevo aviso, México es un país que encarcela a demasiados inocentes y que deja en libertad a demasiados culpables. Quien quiera arremeter contra Francia y denostar a sus ciudadanos tendrá primero que reconocer que los franceses no linchan gente en las calles, no queman vivos a operarios de gasolineras y no entierran en fosas comunes a los extranjeros que cruzan su territorio (hablo de los centroamericanos que se adentran en estos pagos, estimados lectores) luego de haberlos mascarado salvajemente porque no los pudieron extorsionar o reclutar en sus filas.

Los magistrados de nuestro tribunal constitucional, al invocar la figura del proceso debido, han comenzado a restaurar la decencia de un país bárbaro y desordenado al que le falta todavía mucho camino por recorrer. Enhorabuena, señores ministros.

Categorías:Sin categoría Etiquetas: , ,

Laboran ahora en la PF 2 agentes del montaje

27 de enero 2013
Según las nóminas de la PF, Israel Zaragoza Rico, entonces director de Secuestros de la AFI, es el elemento que más actividad ha tenido en los últimos años en la corporación.
 
Zaragoza Rico es comisario de la PF en el Estado de México desde el año 2012.
Además de este cargo, Israel Zaragoza se ha desempeñado también como comisario en el estado de San Luis. Otra de los estados donde ha laborado es Tamaulipas, lugar donde también fue comisario. Mientras que en Morelos formó parte del grupo antisecuentros.
A Zaragoza Rico se le vinculó con Lorena González Hernández, la comandante Lore, presunta coautora del secuestro de Fernando Martí. Desde que ingresó a la PF, Zaragoza Rico se encontraba bajo las órdenes de Luis Cárdenas Palomino, quien hasta el pasado mes de diciembre se desempeñó como titular de la División de Seguridad Regional.
 
Cárdenas Palomino, quien actualmente trabaja en el sector privado, es señalado de ser el funcionario público que orquestó el montaje televisivo en el que supuestamente fue detenida Florence Cassez.
 
El otro elemento en activo, es José Aburto Pazos, quien tiene el cargo de suboficial. Él es uno de los cuatro elementos que ingresaron al domicilio donde se realizó el “montaje”Ambos policías estuvieron bajo la dirección de Genaro García Luna, entonces titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI).
 
Cárdenas Palomino, quien fungió como director de Investigación Policial de la AFI, también participó en la recreación televisada del arresto de la ciudadana francesa.
El pasado miércoles Cassez, quien fue condenada a 60 años de prisión acusada de secuestro, obtuvo su libertar luego de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tras las violaciones a sus derechos en el proceso legal en su contra.

Otra de Vaqueros… (@ElGarambullo)

Fuente: El Garambullo
el 24 de enero 2013
tag-reuters (5)_1
¿La recuerdas? Es Florence Cassez uno más de esos cuentos de la administración de Felipe Calderón, uno más de esos inocentes corrijo de esos presuntos culpables en nuestro sistema penitenciario, Florence es una más de esos mil trucos de manipulación de los que hemos sido víctimas pero como la verdad siempre flota revisemos el caso de esta francesa.
“Tengo la esperanza de que mi caso sirva para despertar conciencias, para exigir
a las autoridades eficiencia, transparencia y honestidad en su quehacer, es decir,
aquello que tiene que ser guía de conducta para todo servidor público. Lucho,
por supuesto, por mí, por probar mi inocencia, por mi dignidad, por mi país, pero
también por México, por su sociedad, porque sé que hay otros casos como el mío.”
Florence Cassez Crepin
Todo este circo a manos de Genaro García Luna con la complacencia de Calderón era uno de esos actos para presumir el mensaje es claro “en México la ley es para todos y me guerra la vamos ganando”, Florence aun esta presa en espera de que la SCJN revise su caso, será muy interesante saber si la corte decide mantenerla encerrada o la libera aceptando entonces la corrupción de  Calderón y Gracia Luna. Probablemente México sea llevado ante la corte de La Haya por Francia si condena de nuevo a Cassez y no le permite cumplir su condena en Francia y todo esto porque Calderón no tiene palabra.
Hoy 23 de Enero de 2013 la SCJN ordeno la liberación inmediata de Florence aceptando tácitamente la corrupción del sistema judicial de México, una bofetada también para Calderón quien por su capricho llevo a México y Francia a una crisis política, se exhibe a Genaro García Luna como un delincuente, mentiroso, corrupto y cuenta cuentos, los cuenta tan bien que a estas alturas 2,603 días después de encerrar a Florence injustamente parte de la población de México a un la quiere en la cárcel. ¿Qué es lo que quizá no conoces sobre el caso Cassez?
Florence fue detenida el 8 de diciembre con Israel Vallarta es decir un día antes de que se hiciera el montaje que salió en vivo en TV.  Florence Conoce a Vallarta en octubre de 2004 y comienzan una relación pero termina con él en 2005 y regresa a Francia en busca de trabajo pero no lo consigue. Cassez vuelve a México el 9 septiembre de 2005 y Vallarta le ofrece hospedaje mientas encuentra trabajo. Florence encontró trabajo el 6 Noviembre ese mismo año y el primero de diciembre renta un departamento cerca de su trabajo, sus muebles aún estaban en el rancho de Vallarta el día que hizo el viaje para recuperar sus muebles fue cuando la detuvieron, pero cabe aclarar que la detención no fue en el rancho de Vallarta.
El 5 de febrero de 2006 en el programa de televisión Punto de Partida Genaro García Luna se ve obligado a admitir que la detención de Cassez fue un montaje en esa misma emisión via telefónica se comunican con Florence y dice que Genaro está mintiendo y que a ella la golpearon y la llevaron por la fuerza a el lugar donde supuestamente fue detenida (en el mismo video del montaje se puede observar el maltrato a Vallarta para que siga diga lo que tiene que decir).
Ezequiel Flores su principal acusador dijo que reconocía el acento y voz de Cassez pero también dijo que Florence la había inyectado anestesia para cortarle el dedo y los peritos determinaron que la cicatriz de Ezequiel es una marca de nacimiento, las otras dos víctimas (madre e hijo) declaran que no reconocen a la francesa y que no los tenían secuestrados en ese lugar el 8 de febrero de 2006 el ministerio publico lleva a Cristina a la casa de Lupita la hermana de Israel Vallarta y Cristina reconoce la sala, el baño  y el cuarto fue ahí donde estaba secuestrada y no en el rancho, en ese lugar también encuentran identificaciones de Ezequiel el otro secuestrado, dos días después el gobierno decide sacar a las tres víctimas del país y desde ahí es cuando Cristina y su hijo se acuerdan de que si era Florence la secuestradora, ignorando estos hechos y las declaraciones de los testigos de la defensa en Abril de 2008 Florence es condenada a 96 años de cárcel.
Después de la condena la familia de Florence busca ayuda con el gobierno de su pais entonces por primera vez Florence iba a contar con un abogado francés, se realizó la apelación y la respuesta llego en un momento “muy inoportuno” unos días antes de que el presidente de Francia Nicolas Sarkozy visitara México, Calderón le envió una carta a Sarkozy donde le daba su palabra de que en caso de que Cassez fuera condenada se aplicaría la convención de Estrasburgo para que Florence pudiera cumplir su condena en Francia y tras bambalinas se negoció que no se tomaría ninguna decisión sobre este caso pues era incómodo para ambos países como Calderón no cumple, Sarkozy en su discurso frente al Senado de México habla de las violaciones a los derechos de Cassez a pesar de que se le pidió que no lo hiciera y entre líneas habla sobre la doble cara de Calderón, entonces ya no se trata de justica si no de egos entre presidentes, el gobierno mexicano (Felipe Calderón)  canceló el año de México en Francia por que el gobierno francés (Sarcozy) insistió en dedicárselo a Cassez.
El Vaticano pidió a la iglesia católica de México que investigara el caso, Pedro Arellano El director de la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Mexicana se encargó de la tarea al mando de una veintena de investigadores, en el informe final se le entrego a Margarita Zavala pues Calderón se negó a recibirlo, el documento incluye información que se obtuvo bajo el secreto de confesión pero arroja un dato muy interesante Cristina la mama de Cristian (los dos eran supuestos secuestrados por Florence) era empleada doméstica de Eduardo Margolis un poderoso empresario amigo de Genaro García Luna y ex socio del hermano de Florence.
Eduardo Margolis fue socio de Sebastián Cassez cuando se disolvió la sociedad Eduardo amenazó con matar a Sebastián su esposa e hijos esto ocurrió dos meses antes de que detuvieran a Florence, esta detención es entonces un favor de García Luna para Margolis según el hermano de Florence. Pero más allá de esta historia de venganza que no esta documentada en documentos oficiales lo que sí está documentado es:
– Florence fue detenida un día antes del montaje.
– Nunca ha aceptado su culpabilidad.
– Dos de los 3 secuestrados declararon no reconocerla y después declararon que la AFI les informo que ella estaba involucrada.
– El tercer secuestrado que la acuse de inyectarlo fue desmentido por peritos pues la cicatriz que presume es una mancha de nacimiento.
– Hay testigos de que en el rancho no había secuestrados y también hay testigos de la preparación del rancho una noche antes del montaje.
– Israel Vallarta no ha sido procesado y su hermana lupita dueña de la casa donde realmente estaban los secuestrados y las pruebas ni siquiera ha sido detenida.

 

Para mi esos 5 hechos me bastan para sembrar una duda razonable sobre si es culpable o no, pues la autoridad se basaba en que fue capturada infraganti cosa que el mismo García Luna se vio obligado a desmentir y el testigo que afirma que lo inyecto y esa inyección no existió. Y las causas que complicaron el caso fueron:
– Las fricciones entre Calderón y Sarkozy.

 

– La humillación de García Luna al tener que aceptar que la francesa decía la verdad y el mentira.

 

– La opinión publica estaba convencida de su culpabilidad y orgullosa del que el presidente no cediera a las presiones extranjeras.

 

 

El caso Florence es muy controversial fue expuesta por medios de comunicación como una secuestradora captada infraganti el 9 de diciembre de 2005 algo que se presentó como un hecho en vivo a pesar de que era de pleno conocimiento de Primero Noticias que esto era un montaje, fue ahí donde se dio la condena de la francesa ante millones fue declarada “presunta culpable”, ahora Carlos Loret de Mola pide disculpas y se declara víctima del gobierno dice que fue engañados como es resto de Mexicanos, y entonces cual es el castigo para Genaro, para Loret, para los jueces que dieron la condena y los que la ratificaron, para Vallarta y sus cómplices, para Ezequiel el testigo que continua mintiendo, e incluso para Cassez pues e va de México no como inocente pero culpable o no si fue víctima de todos los anteriores.
Categorías:Sin categoría Etiquetas: ,