Inicio > Sin categoría > Las oscuras razones de la intervención de Isabel Miranda de Wallace en el caso Cassez

Las oscuras razones de la intervención de Isabel Miranda de Wallace en el caso Cassez

Fuente: Homozapping

Por Miguel A. Elorza-Vásquez @melorzav

El 25 enero 2013

Fuente: CNN

Desde que en 2005 la señora Isabel Miranda de Wallace colocó espectaculares acusando con nombre y apellido a los supuestos secuestradores de su hijo, ésta se convirtió en figura pública. Desde que recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos 2010 de manos del expresidente  Felipe Calderón, hoy acusado ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad —paradojas de la vida—, la señora Wallace se convirtió en una voz que todos los medios de comunicación repetían, como vocera de víctimas de secuestro.

Por esta razón, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación anunció la liberación inmediata de la francesa Florence Cassez el pasado 23 de enero, muchos fueron los medios que pidieron la opinión de la señora Wallace y, además, ésta se expresó a través de su cuenta de Twitter @wallaceisabel: “Fue un gran teatro lo que hoy vimos en la SCJN, me parece que el Ministro Cossío y Pardo fueron los congruentes”, “Hoy es un día de LUTO para las víctimas y para el Derecho, ya no hay necesidad de juicios”.

¿Por qué a la señora Wallace le parece que “fue un gran teatro lo que hoy vimos en la SCJN? ¿Por qué la señora Wallace cree que el 23 de enero es “un día de LUTO para las víctimas y para el derecho”?

Las respuestas a las preguntas anteriores podemos encontrarlas en el reportaje Lo sórdido del caso Wallace de Jorge Carrasco Araizaga publicado por el semanario Proceso en su edición 1842. El reportero refiere el testimonio de Brenda Quevedo Cruz, acusada del secuestro y asesinato de Hugo Alberto Wallace Miranda —cuya fotografía apareció en los espectaculares que la señora Wallace colocó—  narrado en una carta fechada el 29 de noviembre de 2009:

Alrededor de las siete de la mañana del día 27 una custodia fue por ella para una supuesta audiencia,con el consentimiento del director del penal la llevaron a una sala. […] Cuando entró vio a tres personas volteadas hacia la pared. Vestían de traje. Se pusieron pasamontañas. Tenían las manos enguantadas […] Afirma que la sujetaron [y le dijeron] “Ya sabes por parte de quién venimos hija de tu pinche Madre”. Llorando respondió:  “Sí de la señora Isabel Miranda de Wallace”.

“Ahora sí vas a sentir lo que sintió Hugo el día que lo secuestraron” sostiene que le dijeron. En seguida, asegura, le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, la tiraron al piso, la patearon en el estómago y le golpearon la cabeza. […] Uno de los hombres le dijo: “A ver si ahora sí nos vas a decir dónde está el cuerpo de Hugo. Nos vas a dar una dirección y te vamos a sacar del penal. Y si nos das un dato en falso, te vamos a torturar hasta que te dejemos irreconocible y vamos a ir con cada uno de tu familia. Tu hermano está en Canadá, ¿no?” Brenda Sostiene que la agredieron sexualmente.

Como es usual en el inconsciente colectivo nacional, la opinión pública ha puesto en duda el testimonio de Brenda Quevedo Cruz así como su inocencia —como ocurrió en el caso de Florence Cassez y el montaje televisivo—, sin embargo, en el mismo reportaje citado, Jorge Carrasco Araizaga refiere que Alberto Castillo Cruz, acusado junto con su hermano, Tony, de mutilar el cuerpo de Hugo Alberto, fue golpeado el 8 de marzo de 2006 “por personas vestidas de negro y cubiertas con pasamontañas que acompañaban a Isabel Miranda”.

Además, según María Elena Cruz Bustamante, madre de Alberto Castillo, en un cuarto del Centro De Observación y Clasificación (COC) de Puente Grande —a cargo del entonces Secretario de Seguridad Pública Genaro Garcia Luna—, “hombres encapuchados lo esposaron de manos y pies. Lo envolvieron en una sábana y lo empezaron a golpear. Para asfixiarlo usaron agua y bolsas de plástico. Y le dijeron: “Tienes que decir que participaste. Y lo vas a hacer ante el juez”. Al día siguiente lo llevaron al juzgado. Ahí —afirma la señora Cruz— estaban Braulio Robles, Isabel Miranda y su hermano Roberto, a quien identificó como una de las personas que, pistola en mano, lo detuvo en marzo de 2006. En la audiencia Alberto denuncio la tortura. Al siguiente día le pasó lo mismo en el COC. “¿Con que te pasaste de pendejo ayer?”.

Hasta aquí, según Carrasco Araizaga, dos de los acusados del secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda han referido y denunciado que fueron torturados por personas enviadas por la señora Wallace que siguieron el mismo modus operandi de tortura, pero los relatos de violación a los derechos humanos de los acusados no terminan.

Según el mismo reportaje, Jacobo Tagle Dobin, también señalado por la señora Wallace del secuestro y asesinato de su hijo, fue detenido por “hombres encapuchados, vestidos de negro que circulaban en autos particulares lo esposaron y lo subieron a una camioneta panel blanca donde iban otros encapuchados. Le cubrieron la cabeza y al cabo de 40 minutos de trayecto, según calcula, uno de los hombres le dijo a una mujer: ‘ya tengo su paquete. ¿Qué quiere que hagamos, señora?. Según Tagle la respuesta fue: ‘Tortúrenlo hasta que diga dónde está mi hijo’”.

Ya en la procuraduría, después de haber sido torturado, Jacobo Tagle refiere:

Un señor canoso, creo que era el jefe, me dijo que iba a entrar la señora Wallace y que si no cooperaba con ella me iban a dar otra chinga…entró un chaparro que venía de jeans y camisa a cuadros. Sacaron una pistola, cortaron cartucho y me apuntaron a la cabeza.  […] Más vale que cooperes o te mueres. Te he estado buscando por todos lados y me las vas a pagar. Tengo bien ubicada a tu mamá Raquel y a tu hermana Judith, y tenemos clavado a tu hermano Salomón. […] Se salió el chaparro y regresó con la señora Wallace, su hija, su sobrino y dos señores más. La señora se puso del otro lado del escritorio y me dijo que me iba a morir, que iban a lastimar a mi familia y a refundir a mi hermano (también acusado del secuestro) en la cárcel.

Le pidieron que repitiera lo que le decían. ‘No me dejaron hacer ni una llamada y me hicieron firmar unos documentos que no me dejaron leer. Nos dirigimos a Cuemanco y la señora me dijo que ella me iba a señalar un lugar donde supuestamente se tiró el cuerpo de su hijo. Me llevaban en una camioneta tipo Van y ella iba en una Cherokee, con muchos escoltas y policía. En Cuemanco me pasaron a la Cherokee y la señora me dijo: ‘Nos vamos a degtener y vas a caminar. Donde veas una entrada de casa, dices que ahí es. Entras y vas a ver unos montones de arena movidos y vas a decir que ahí tiraron el cuerpo de mi hijo’

En su texto, Jorge Carrasco Araizaga también relata que César Freyre Morales, señalado por la señora Wallace como el jefe de la banda que secuestró a su hijo, “también fue torturado para declararse culpable”. María Rosa Morales, Madre de César asegura:

Después de cinco años, tuvo que firmar una declaración. […] Casi lo matan. Recién le sacaron unos coágulos porque lo metieron muchas veces a bolsas con agua. Un testículo se le hizo más pequeño, producto de toques eléctricos. Pero insisten en que entregue el cuerpo. Freyre contesta: “¿Cómo les voy a entregar una cosa que ni siquiera sé que existe?”

Como es posible advertir en el reportaje, cuatro de los señalados por la señora Isabel Miranda de Wallace, Premio Nacional de Derechos Humanos 2010, fueron torturados presuntamente por órdenes suyas, por lo anterior, puede decirse que la señora Wallace afirma que “fue un gran teatro lo que hoy vivimos en la SCJN” porque no hubo episodios de tortura a los que, presuntamente ella está acostumbrada a ordenar y presenciar, como fue el caso de César Freyre Morales.

Más aún, puede afirmarse que para la señora Wallace el 23 de enero es “un día de LUTO para las víctimas y para el derecho”  porque los derechos humanos —aunque fueran de una presunta acusada— fueron respetados y, continuando en este sentido, puede decirse que la señora Wallace no está de acuerdo con la liberación de Florence Cassez porque no hubo tortura que la hiciera firmar una declaración en la que se declarara culpable.

Anuncios
  1. SANDRA
    13/01/2014 en 10:34 PM

    LA ISABEL SIGUE CONTRADICIENDOSE QUE PENA CADA DIA MAS ZOGA AL CUELLO DE ESA SRA

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: