Archive

Archive for 15 mayo 2013

El lapsus de Miranda el Día de las Madres (por twitter)

Me quedo sin palabras…

Dejémosla actuar. Se va a hundir solita…936947_10152817362065015_96882714_n

Categorías:Sin categoría Etiquetas:

Isabel Miranda o La confusión de los intereses

Por MXporFCassez

El 13 de mayo, 2013

A través de un comunicado al margen de la inauguración del V Foro Nacional sobre Seguridad y Justicia, la “incorruptible” Isabel Miranda de Wallace, presidente de la muy útil organización Alto al secuestro, urgió a reformar el sistema penal mexicano y abogó por una justicia “más transparente y mucho más expedita”.

Ahora bien. No hay nada nuevo, nada extraordinario en esa declaración. Y hasta cierto punto compartimos el punto de vista de nuestra amiga Isabel, aunque no es por los mismos motivos que la animan. ¿Cuáles son las razones de la postura de la santísima Sra. Wallace? ¿El privilegio del bienestar común? Con su carácter de representante autoproclamada de victimas (aunque el secuestro de su hijo delincuente no ha sido probado) casi nos lo haría creer. Por lo tanto, leamos bien las últimas palabras de la declaración de la activista que hemos señalado ya por su complicidad con Eduardo Margolis.

En su comunicado, destacó que lo importante “es sensibilizar a la sociedad sobre la importancia que tiene el que se haga la reforma en esta materia, lo conoce como juicios orales, aunque realmente es mucho más que eso porque se refiere a una justicia transparente, mucho más expedita y sobre todo, que se lleven a juicio los verdaderos casos importantes.”
Lo repito: “…que se lleven a juicio los verdaderos casos importantes.”

¿A poco existe una distinción entre casos importantes y casos menos importantes? ¿En este caso, cuáles son los verdaderos casos importantes? Y, a cambio, ¿cuáles son los casos que no son verdaderamente importantes?

Es bastante simple: los verdaderos casos importantes no son más que… su propio caso, armado con la ayuda de Eduardo Margolis, Vasconcelos y otros policías corruptos. Isabel Miranda de Wallace quiere, requiere, hasta exige la condena rápida de las personas que ella misma acusó y declaró como los responsables sine ullo dubio del secuestro nunca comprobado de su hijo.

Isabel Miranda quiere tener la certeza y la seguridad de que todos los acusados habrán sido condenados por lo menos en primera instancia para que se les haga más difícil o hasta imposible comprobar su inocencia y lograr su liberación en instancias superiores.

El argumento que repitió hasta el cansancio con su aire prepotente (hasta cansar a los Magistrados de la Suprema Corte de Justicia) cuando la Suprema Corte volvió a tocar el tema de la liberación de Florence Cassez en enero de este año, de que Florence había sido ya sentenciada tres veces por tres jueces diferentes, no era más de un ensayo para Isabel. Este argumento lo va a volver a usar, sabiéndose amenazada por la jurisprudencia que generó la liberación de Florence Cassez. La activista cree que con una condena se habrá comprobado que los que ella misma mandó a torturar eran efectivamente culpables de secuestro.

Isabel tiene el comportamiento problemático de una psicópata padeciendo de un egocentrismo paranoico. Cree que sus intereses se confunden con el bienestar social, que su sadismo y su locura se confunden con la justicia. ¿Sera mero error de juicio o delirio?

En psicologíaegocentrismo es la característica que define a una persona que cree que sus propias opiniones e intereses son más importantes que las de los demás. Parte de la hegemonía de sus pensamientos por sobre los otros, lo que él piensa, opina, decide, cree y razona es primero y más importante que el resto, el mundo gira alrededor de su individualidad y lo que no se ajusta a él es rechazado desvalorado por su opinión. El término deriva del latín ego, que significa “yo”. Una persona egocéntrica no puede “ponerse en los zapatos de los demás (quitándose primero los de él mismo)”, y cree que todos buscan o deben buscar lo que él busca (o lo que él ve, en alguna forma, excede en lo que otros ven) (fuente: Wikipedia)

Paradójicamente, apoyamos su propuesta. Que se haga justica de manera pronta y transparente. Precisamente a eso trabajamos. Tomamos la defensa de Brenda Quevedo Cruz y de Jael Antonio Malagon Uscanga contra la perversidad de una loca mitómana, para que ellos tengan derecho a un juicio justo y para que tengan la posibilidad de defenderse, sin que hayan sido condenados antes de haber sido juzgados. Y que cada pequeño detalle del caso Wallace, cada pequeño elemento oculto que forma parte de la historia real de esta señora, como la tortura de los acusados, las violaciones a los derechos humanos y a la presunción de inocencia, las víctimas colaterales como Julieta Freyre Morales, las complicidades de Wallace con la mafia judía y la policía federal, el tráfico de influencias, los sobornos, los actos delictuosos de Hugo Wallace, el control de la familia Wallace infiltrada en la CNDH, … que todo salga a la luz del día. Finalmente, que las personas como Brenda Cruz y Jael Uscanga, encarcelados desde hace 7 años, reciban la sentencia que merecen, o sea la libertad.

No te soltaremos Isabel.

Isabel Miranda Wallace se reúne con un supuesto testigo en el caso de Jael Malagon Uscanga

Isabel Miranda de Wallace ajena al caso del presunto secuestro de Julio Villegas Cravioto, acusador de Jael Antonio Malagon Uscanga, sin tener ninguna autoridad para reunirse con la presunta víctima, sin embargo así lo hizo.

Es más. El testigo no se acuerda (o no quiere acordarse) de los temas que se tocaron durante su cita con Isabel Miranda, tampoco del momento y del lugar del encuentro, ya que este se llevó a cabo durante una de sus citas que tuvo con las autoridades. O sea, que el testigo Julio Villegas Cravioto ni siquiera solicitó la cita con Isabel Miranda, sino que ésta le fue impuesta (¿por?)

Cabe recordar que a partir de una foto en la que aparecen todas las personas que Isabel Miranda acusó de ser los plagiarios de su hijo presuntamente secuestrado, la activista del PAN levantó un espectacular el 8 de enero del 2007 y presentó por primera vez la foto de Jael Uscanga, presentándolo ante los medios como un “secuestrador”, violando así el principio de presunción de inocencia e incitando a la población a que lo denunciaran.

Aquí está la prueba.

jcc1

jcc24

jcc25

Feliz día de las madres

ROSA

A la madre de Brenda Quevedo Cruz… torturada y acusada injustamente en caso Wallace

A la madre de Jael Antonio Uscanga… atacado dentro del penal de máxima seguridad, ataque que lo dejó ciego, y acusado injustamente en caso Wallace

A la madre de Jacobo Tagle… torturado, acusado injustamente en caso Wallace

A la madre de los hermanos Castillo… acusados injustamente en caso Wallace

A la madre de Pablo Solorzano… torturado, acusado injustamente en caso Martí

A la madre (asesinada) de Dulce… torturada, acusada injustamente.

Ganaremos…

@MXporFC

Categorías:Sin categoría

Peor que a los perros de Iztapalapa

Artículo 20 Constitucional

ix. La prisión preventiva no podrá exceder del tiempo que como máximo de pena fije la ley al delito que motivare el proceso y en ningún caso será superior a dos años, salvo que su prolongación se deba al ejercicio del derecho de defensa del imputado. Si cumplido este término no se ha pronunciado sentencia, el imputado será puesto en libertad de inmediato mientras se sigue el proceso, sin que ello obste para imponer otras medidas cautelares.

6 años de cárcel preventiva para las víctimas de Isabel Miranda de Wallace, otra violación a los derechos fundamentales.

Éste es el testimonio escrito por Jael Antonio Malagon Uscanga. 

Oficina de atención ciudadana en los Pinos 
 

Que comparación tan bizarra pero no encuentro otro después de vivir seis años un proceso que parece no tener fin.

Detenido en la zona de Polanco en compañía de otros dos amigos en  un retén de la S.S.P., fui puesto a disposición de la Sra. Isabel Miranda de Wallace, la cual ya había levantado su mano ejecutora en contra mía: ¿cuál era el cargo?  Haber aparecido en una fotografía mi esposa, mi hijo de 4 años de edad y yo, con Cesar Freyre Morales, su novia Juana Hilda y los hermanos Castillo, afuera de una iglesia.

Algo tenía yo que ver con la banda que la Sra. Miranda estaba formando para acusarnos del secuestro de su hijo Hugo Alberto, banda que requería forzosamente para configurar  un delito federal por la supuesta muerte de su hijo, sino hubiese sido calificado como un delito del fuero común y su desquite no tendría el impacto que ya tenía planeado.

Con un poder casi divino la Señora me señaló como secuestrador de su hijo, imponiéndonos arraigo a mi esposa y a mí al mismo tiempo, dejando en total desamparo a mi hijo ( la fotografía que aparece en el libro que edito la Sra. Miranda contando su historia aparece mi hijo con su carita al natural, no tuvo la mas mínima decencia de cubrir su identidad, fue muy acosado en la escuela por tan inhumana acción de exhibirlo en recreación de su historia). Me levantó un espectacular en las calles de Rio Tiber y Reforma al lado del Angel de la Independencia acusándome de ser secuestrador e invitando a que me denunciaran. Por fortuna mi suegro en ese momento se hizo cargo de mi pequeño hasta que logro la libertad de mi esposa.

Foto grupo

En lo personal me consoló mucho la libertad de mi esposa, pués era mucha la presión de saberla inocente,  detenida y mi hijo sin nosotros.

Me  tenían amenazado que de  no dar testimonio en contra de Cesar Freyre me enviarían a máxima seguridad como si fuera  un sujeto de peligro, pero si cooperaba  lograría la libertad de mi esposa, ser testigo protegido y alguna recompensa económica, lo cual jamás incluí dentro de mis posibilidades de libertad, soy honesto y mi relación con Cesar nunca fue para cometer algún ilícito.  Coincidíamos en mi cafetería que tenía ubicada en canal de Miramontes y hacíamos mucha empatía en la actividad del gimnasio. Mi esposa tenía un gimnasio en la misma avenida en canal de Miramontes y ahí hacíamos ejercicio Jonathan, Cesar, Paola mi esposa siempre estaba por lo mismo, mi hijo siempre estaba con nosotros pues estaba muy chiquitín aun, era una relación de amistad y de camaradería, por tal preferí que me indiciaran en un juicio, estaba totalmente seguro “la verdad se va a conocer pronto”, la justicia no puede ser tan ciega,  pero que inocente fui, igual que el día que me detuvieron un 28 de diciembre del 2006  me hicieron inocente, seguí pensando que la justicia existía, pero no, eso me ha costado seis años largos en un juicio que no tiene fin.

Les cuento lo que ya se deben imaginar, dentro del penal de máxima seguridad me divorciaron, ni cuenta me di, acabaron con mi familia bajo amenazas, fui atacado en mi integridad física (actas levantadas por golpiza y piquetes con arma hechiza) lo que ocasionó el desprendimiento de retina de mi único ojo (carezco de un ojo) quedando ciego temporalmente, todo lo que usted se pueda imaginar, pero no conforme con todo el daño que me han ocasionado, las audiencias han demorado lo incontable.  La última audiencia de vista, lleva un año difiriendo la fecha porque todos los coacusados de la causa penal vivimos en diferentes ceferesos del país, la señora Miranda es extremadamente maquiavélica, el daño que nos ocasiona disgregando a toda la supuesta banda ha dilatado las videoconferencias para dar término y saber cuál va a ser el veredicto del señor juez y seguir con mi proceso si así es necesario, pero los tiempos que la justicia se toma para considerar nuestra participación en un hecho delictivo no tiene límites y menos cuando hablamos de un año para acordar una audiencia.

Lección: la honestidad, la lealtad, el respeto, son valores que sobran en un juicio, el más poderoso, el que tiene relaciones, el que tiene dinero, es el que impone las reglas del juicio.

Por eso la reflexión en el inicio de este escrito, los perros de Iztapalapa los acusaron de atacar y devorar a unas personas en un paraje, pero la justicia les buscó hasta en la panza para ver que no tenían restos humanos, salieron libres. Que dichosos. Yo he demostrado con testimonios,  con pruebas  documentales  mi inocencia y ni siquiera la Sra. Miranda me nombra en su proceso, pero me quedé bien atorado en la burocracia procesal. ¿Tormento chino verdad? Espero que algún día logre concluir con mi proceso y poder contarles que nunca más me vuelvo a retratar con nadie.

Jael Antonio Malagon Uscanga

Jael Malagon Uscanga

Publicación de prueba: CNDH decidió ocultar prueba de tortura que sufrió Brenda Quevedo Cruz

Aprovechando la ocasión para insultarnos y decirnos “mentirosos”, un estimado usuario de twitter nos hizo el gran favor de mandarnos la carta de la CNDH, firmada por su director el Lic. Sergio Ivan de la Selva Rubio, en la que niega rotundamente que Brenda Quevedo Cruz haya sido torturada. El tipo mintió a sabiendas, ya que desde dos meses atrás la CNDH tenia en sus archivos la prueba que Brenda había sido víctima de tortura.

BJrnp0oCMAATnkz - con apuntes

Prot. Estambul Brenda  (2) - anotado

Prot. Estambul Brenda  (11)Prot. Estambul Brenda  (12) - firma ocultada

Categorías:Sin categoría Etiquetas: ,

Comentario en respuesta @Martinmoreno

 

COMENTARIO PUBLICADO Y CENSURADO EN EXCELSIOR SOBRE LA NOTA TITULADA CASO BRENDA NO MÁS FLORENCE CASSEZ Y FIRMADA POR MARTÍN MORENO

Los cobardes y los tramposos al hablar, y por supuesto al escribir, se delatan solos. Resulta curioso que en esta presunta columna haga usted pública una demanda que nadie más ha hecho pública, luego entonces, ¿quién está armando una defensa mediática? .
Es aún más curioso que se apoye en notas de otros reporteros que mantienen una muuuy curiosa relación con la presunta víctima (Sra Wallace) Debo señalar que la novia de su amigo reportero, consiguió chamba en un changarro de la presunta víctima…¿será el pago de favores?

¿Porqué no se publica lo que en pasillos de PGJDF se afirma? Por ejemplo, que el muchachito ni muerto ni secuestrado está. ¿Porqué no se publica que en un pequeño baño donde presuntamente se destrozó con motosierra el cuerpo del muchachito, no se encontró por parte de peritos nada de sangre?

¿Porqué no se explica ni se publica esto? Que ningún vecino del edificio donde supuestamente destrozaron un cuerpo con motosierra, ningún vecino escuchó nada y sus declaraciones forman parte del expediente.

Porque no se explica y se publica esto? Que la Wallace buscaba a un hijo secuestrado, cuando ni siquiera había demanda de algún rescate ni indicio de secuestro o desaparición.

Peor aún, no se explica que exista en el expediente una grabación con la voz del muchachito y que es producto de un mensaje dejado en buzón de celular, después de su presunta muerte. Tampoco se explica el uso de la tarjeta bancaria, después de su presunta muerte.

¿Porqué no hay indicios del pago de rescate?
Si los acusados ya están sentenciados y han hecho confesiones ¿porqué no confesar dónde está el cuerpo? Total, ya no tienen nada que perder, o ¿será a caso que no hay cuerpo que buscar?

Los lectores no somos idiotas, al parecer usted sí

Categorías:Sin categoría Etiquetas: ,