Las represalias de Isabel Miranda de Wallace + el trato de la información según Abel Barajas

Análisis de la nota periodística de Abel Barajas sobre el desecho del amparo interpuesto por Brenda Quevedo Cruz contra el auto de formal prisión (Am.com.mx: cabe notar que no se pueden dejar comentarios)

Eso fue la respuesta de Isabel Miranda de Wallace en evidente represalia a lo que publicaron las revistas Los Ángeles Press y Proceso. Casualmente, 6 días después de la publicación de pruebas de que Hugo Alberto Wallace tiene doble identidad, al igual que su famosa madre, el Octavo Tribunal Colegiado Penal del Distrito Federal tomó la “unánime decisión” de negar de manera definitiva el amparo que promovió la defensa de Brenda Quevedo Cruz contra el auto de formal prisión. Noticia que – otra vez – casualmente Isabel Miranda de Wallace y su amigo Martin Moreno fueron los primeros en promover a través de sus múltiples cuentas de twitter.

La nota, visiblemente hecha a todas prisas por el Sr. Abel Barajas, contiene rasgos claros de falta de objetividad en lo que refiere al tratamiento de la información. Publicamos esa nota en primer lugar para que la opinión publica tenga conocimiento de las represalias y del poder que tiene la Sra. Isabel Miranda de Wallace, hasta dentro del poder judicial que se supone goza de total independencia. También es interesante notar precisamente como fue tratada dicha información. Pues prestemos atención al uso del indicativo (pasado, presente, futuro) para hablar de lo que se quiere que fuese entendido como HECHOS:

– El secuestro de Hugo Wallace (pasado) (“Hugo Alberto Wallace Miranda fue secuestrado el 11 de julio de 2005″)
– La negación del tribunal (pasado con valor de presente eterno) (“Un tribunal federal negó y desechó en definitiva el amparo que promovió Brenda Quevedo Cruz” ; “legalmente ya fue declarado muerto“).
– La condena de Jacobo y Brenda (futuro ineluctable) (“Los únicos que faltan por ser sentenciados son precisamente Quevedo y Jacobo Tagle Dobín”)

A cambio, cuando se reportan hechos relativos a la perspectiva de Brenda Quevedo Cruz, el “periodista” usa repetidamente locuciones que por sí mismas están dirigidas a poner en duda la validez de ellos: “(Brenda Quevedo Cruz) ha pretendido plantear la duda de que Wallace podría estar vivo.”

En pocas palabras, lo de Isabel del lado de los hechos, lo de Brenda del lado de las mentiras. Esto es el ejemplo del trato periodístico de la información “a la mexicana”. A los hechos se les aplica de antemano un filtro para guardar unícamente lo que conviene que forme parte de los HECHOS, o lo que queremos que sea considerado como hecho.

Discretamente, el reportero introduce una falacia en su texto: justo después de evocar rápidamente que Brenda Quevedo ha pretendido plantear la duda de que Wallace podría estar vivo, menciona que Sus argumentos y pruebas (proporcionados por la defensa de Brenda Quevedo Cruz) no han resultado suficientes para que se cancelara el auto de formal prisión. En realidad, las nuevas pruebas que se evidenciaron en Los Angeles Press y en Proceso la semana pasada, no forman parte del amparo que interpuso Brenda contra el auto de formal prisión.

Felicidades a Abel Barajas por su “trabajo” al servicio del engaño a la población.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s