Inicio > Sin categoría > Caso Héctor Casique: 30 horas de dolor

Caso Héctor Casique: 30 horas de dolor

Este país se va a la chingada… Desde hace mucho tiempo. Otro caso de culpable fabricado mediante tortura. A pesar de las pruebas de que fue torturado durante 30 horas por los judiciales que lo detuvieron, Héctor Casique sigue preso. Una verdadera vergüenza que desgraciadamente pasa diario en nuestra supuesta “democracia”.

Artículo de Aldo Meza publicado el 27 de marzo del 2015 en el sitio de Noticieros Televisa (!) (en otros casos, complices de fábrica de culpables*)

Héctor Casique

Héctor Casique Fernández, ex policía municipal de Cancún, de 28 años de edad, fue acusado, juzgado, liberado y vuelto a detener por un crimen que, asegura, no cometió

Yaskade Fernández, madre de Héctor Casique Fernández, un ex policía municipal de Cancún,  de 28 años de edad, que fue acusado, juzgado, liberado y vuelto a detener por un crimen que, asegura, no cometió.

La Procuraduría de Justicia de Quintana Roo lo responsabiliza del asesinato de siete personas.

Héctor Casique Fernández, comentó: “Mal, mal, la realidad es horrible, a veces uno quisiera pasársela, a lo mejor durmiendo y no saber de nada”.

El caso comenzó el 16 de marzo de 2013 en Cancún.

Al salir de un bar, Héctor fue detenido y trasladado a las instalaciones de la Policía Turística.

Ana Cortés, abogada de Héctor Casique, explicó: “Les dicen es que están detenidos por ultrajes a la autoridad, los voy a remitir a la agencia de zona hotelera para que allá el MP decida si los va a caucionar o los va a consignar”.

En su declaración ministerial Héctor dijo haber sido  sometido a violencia extrema tras su detención,  tal y como fue  certificado en una primera valoración.

Héctor Casique Fernández, dijo: “Lo más doloroso fue la asfixia, porque fueron horas enteras de estar embolsado, era para que yo me declarara culpable de unos homicidios, no sé yo de qué, de quiénes”.

Yaskade Fernández, mamá de Héctor Casique, dijo: “Y su tortura de él comienza a medio día y fueron 30 horas de tortura, actualmente perdió un ojo, perdió un oído, le quemaron los testículos, lo violaron, le rompieron las costillas, le deformaron los dedos del pie”.

Perseo Quiroz, director de Amnistía Internacional  México, dijo: “Como tenemos técnicas de investigación que no funcionan, tenemos un Ministerio Público que no es profesional, tenemos un MP que no puede hacer pruebas científicas, pues a lo que se recurre entonces es a la tortura para obtener confesiones judiciales”.

Héctor identifica a sus agresores como antiguos compañeros de la Policía Judicial, a quienes había entrenado en artes de defensa personal, contratado por la Procuraduría de Justicia Estatal.

Ana Cortés, abogada de Héctor Casique, comentó: “Todo fue subiendo de nivel porque querían que él se confesara, auto incriminara, que había sido el que había mandado matar a siete personas y él decía que no”.

Para la ONU, los actos crueles, cuando se dan, suceden tras la detención de los presuntos responsables. 

Juan Méndez, relator especial de la ONU sobre tortura, comentó: “En las primeras horas tratar de obtener rápidamente, o confesiones, o declaraciones contra otras personas, o identificación de lugares donde supuestamente hay elementos del delito”.

Un día después de su detención, el 17 de marzo de 2013, Héctor Casique fue presentado ante los medios de comunicación como homicida confeso de siete personas.

La procuraduría tomó como válida la declaración firmada sólo con sus huellas digitales.

Yaskade Fernández, mamá de Héctor Casique, dijo: “Las averiguaciones cinco veces hicieron que mi hijo firmara y dijeron esta no y la rompían, esta no y la rompían”.

Ana Aguilar del Instituto de Justicia Procesal Penal, dijo: “Existe la presunción de inocencia como regla de trato, es decir, tú, yo, los demás actores en el sistema están obligados a tratar a la persona como inocente hasta que no se dicte una sentencia condenatoria”.

En julio de 2013, cuatro meses después de su detención, la familia de Héctor logró que se le practicara un examen médico para obtener pruebas de la violencia física y psicológica que sufrió, que dicen, lo llevaron a auto inculparse.

Juan Méndez, relator especial de la ONU sobre tortura, señaló: “Se ha convertido en el método eficiente, supuestamente eficiente de resolver delitos, de producir resultados contra la inseguridad y contra el crimen”.

La CNDH también acreditó, mediante el protocolo de Estambul, el daño médico y psicológico sufrido por Casique.

La Procuraduría de Justicia de Quintana Roo, no respondió una solicitud de entrevista para fijar su postura sobre este caso. 

Yaskade Fernández, mamá de Héctor Casique, dijo: “Porque la misma ley dice que no se puede tomar en cuenta una declaración cuando fue a base de tortura y que nosotros demostramos que Héctor fue torturado”.

En su batalla judicial, Héctor vio una luz. 

Tras la defensa iniciada por parte de su madre y abogada, el juzgado segundo de distrito le otorgó el auto de libertad  por falta de elementos para procesar por el delito  de homicidio de siete personas. 

Héctor Casique Fernández, comentó: “Salí libre por falta de pruebas, porque no se encontraba nada que me culpara de lo que se me imputa”.

Ana Cortés, abogada de Héctor Casique, agregó: “Pero a las afueras ya lo estaban esperando por una nueva orden de aprehensión”.

La Procuraduría argumentó, en esa ocasión, nuevas imputaciones de otros supuestos testigos del asesinato de siete personas en marzo de 2013.

Por lo que sigue preso en Cancún. 

Sin embargo, a dos años de su detención Héctor Casique fue declarado víctima por los tratos crueles recibidos.

Jaime Rochín, presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, comentó: “¿Podríamos decir que el estado mexicano reconoce entonces que Héctor Casique fue víctima? sí, una instancia formal del estado mexicano ya le dio el carácter de víctima que es comisión ejecutiva de atención a víctimas. Fue víctima del estado, fue víctima de las autoridades estatales que lo han torturado”.

A dos años de su detención, Héctor padece de lesiones incurables.

Yaskade Fernández, mamá de Héctor, agregó: “No hay un instante que yo me quite a mi hijo de la cabeza, no hay un instante, hay días en los que no quiero ni amanecer, pero el pensar que él me necesita es lo que me motiva y me hace levantarme”.

* Israel Vallarta sigue preso después de más de 10 años en la cárcel gracias a la inestimable participación de Televisa en el montaje mediático orquestado por la AFI el 9 de diciembre. Sabemos que vale su canal. Nonobstante, gracias al periodista Aldo Meza por haber cubrido el caso de Héctor Casique. Ojala le den seguimiento.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: