“Mi hijo fue sometido y golpeado hasta el delirio”, denuncia madre de Marco Antonio tras marcha a Rectoría

e7cd143070f7e2873c-img_3802-c-1078x801.jpg

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Mi hijo fue sometido. Mi hijo fue lastimando. Mi hijo fue golpeado y no sé qué tanto más le hicieron, al grado de que presenta delirio”, denunció Edith Flores Rojas, madre de Marco Antonio, el joven desaparecido por cinco días, luego de ser detenido por cuatro policías de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-CDMX).

Frente a la Torre de Rectoría, en Ciudad Universitaria, tras la marcha que organizaron estudiantes de la Escuela Nacional Preparatoria 8 para exigir justicia en el caso de su compañero, la madre del joven de 17 años denunció que el día que presentaron a Marco Antonio en el hospital Hospital Psiquiátrico “Dr. Juan N. Navarro” les impidieron que médicos le practicaran el Protocolo de Estambul, el cual establece los parámetros para documentar la posible tortura y sus consecuencias.

Ante cientos de universitarios y una docena de familiares de jóvenes estudiantes de la UNAM víctimas de homicidio, feminicidio y desapariciones, Edith Flores reprochó la revictimización de la que ha sido sujeta su hijo desde que se dio a conocer su denuncia.

“Mi hijo no le debía nada a los policías. Su delito fue tomar unas fotos y lo acusaron de que le estaban robando un celular a alguien. Mi hijo no tenía necesidad de robar. A mi hijo le robaron dos celulares y su computadora”, contó.

La mujer también cuestionó las actuaciones de la policía local y la violencia ejercida contra los jóvenes.

“Por todo lo que veo, por todo lo que escucho, tal parece que ser joven en este México nuestro es un delito. Desgraciadamente, en la Ciudad de México y en toda la República Mexicana tal parece que los policías, que son los órganos de guarda de nuestra integridad, son los que nos desgracian”.

En su discurso, repudió los cambios en la información que presentó la Fiscalía para la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX), así como el ocultamiento de datos y actuación sin autorización de la familia al difundir datos sensibles de Marco Antonio a los medios de comunicación.

“¿Por qué presenta vídeos que no nos han enseñado? ¿Por qué da información que a mí no me ha dicho? Nadie le autorizó. Dos días antes, en su Ministerio Público le pedí que no revictimizara más a mi hijo. Los servidores públicos nos tratan como mierda. No puede ser posible eso. Estoy bastante indignada”, concluyó en el mitin que realizaron los universitarios frente al edificio de gobierno de la máxima casa de estudios del país.

En el acto, Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlin Rivera Osorio, la joven cuyo cuerpo fue encontrado atado del cuello en una cabina telefónica en Ciudad Universitaria, hizo un llamado a los padres de los jóvenes víctimas de violencia a conformar un frente y organizarse para denunciar cada uno de los casos.

“Justicia para Marco”

Antes de la concentración en Rectoría, cientos de estudiantes de nivel bachillerato de la UNAM salieron a las calles para exigir justicia y el esclarecimiento del caso de Marco Antonio Sánchez Flores.

El contingente de aproximadamente 250 personas salió de la Escuela Nacional Preparatoria 8 “Miguel E. Schulz”, ubicada en Lomas de Plateros, en la delegación Álvaro Obregón, y caminó por las avenidas Barranca del Muerto y Revolución hasta Ciudad Universitaria.

El contingente que encabezó la Prepa 8 -donde es estudia Marco- estuvo acompañado por colectivos de estudiantes de las preparatorias 9, 6, 5 y los Colegios de Ciencias y Humanidades Oriente y Vallejo, de la Universidad Nacional.

A la cabeza del grupo también caminaron las madres de cuatros estudiantes víctimas de violencia: Verónica Guadalupe Benítez Vega, víctima de feminicidio en 2016; Luis Roberto Malagón de Gaona, quien fue encontrado asfixiado en 2017; y Lesvy Berlin Rivera Osorio, cuyo cuerpo fue encontrado atada por el cuello en CU, el 3 de mayo del año pasado.

Los jóvenes corearon “¡Justicia para Marco!” y entre goyas y folletos repartidos de mano en mano, repudiaron la criminalización de los jóvenes por su apariencia, así como la aprobación de la Ley de Seguridad Interior.

“Justicia para Marco. Que desaparezca el gobierno, no la juventud”; “Alto a la Guerra”; “Que la juventud no nos sea indiferente” y “Justicia real para Marco Antonio” fueron las leyendas visibles en algunas pancartas.

Los colectivos arribaron al territorio puma por detrás del estadio de Ciudad Universitaria minutos antes de las 18:00 horas. Luego caminaron por el Circuito Escolar a la altura de la Facultad de Filosofía y Letras, donde se les unió Edith Flores, la madre de Marco.

En el contingente también marcharon jóvenes encapuchados, quienes realizaron al menos dos pintas sobre Lomas de Plateros y Barranca de Muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: