Wallace dio reconocimiento a Veytia; “trabajamos con instituciones, no con personas”, justifica

mentir es pecado.png
Tweet de Miranda de Wallace via cuenta @MxporWallace

MENTIR ES UN PECADO, afirma Isabel

Proceso

31 de marzo del 2017

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que el exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia, fue detenido en Estados Unidos por presunto tráfico de drogas, la presidenta de la asociación civil Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, pretendió ocultar la entrega de un reconocimiento que hizo al exfuncionario en enero pasado, pero el mismo gobernador Roberto Sandoval y usuarios de las redes sociales se encargaron de recordárselo.

El mandatario nayarita dijo que nunca sospechó de su colaborador, debido a que llevó a cabo un gran trabajo para combatir al crimen, y puso como ejemplo la entrega del reconocimiento a Veytia por parte de Alto al Secuestro y la Federación de Abogados del estado.

Ayer, Miranda negó el hecho en el programa Despierta conducido por Carlos Loret de Mola, y soltó: “Déjame decirte que la única vez que yo tuve el gusto, o el disgusto, o la fortuna, como lo quieras ver, de estar en Nayarit en presencia, fue (en enero pasado) porque el Congreso me dio un reconocimiento y ahí estuvo el fiscal, junto con la esposa del gobernador”.

Horas después, en Twitter y otras redes comenzaron a circular fotografías donde se ve claramente a la activista entregándole una placa al exfiscal, en la que se lee que Veytia se hace acreedor al reconocimiento “por su compromiso con la justicia, la seguridad pública y haber logrado bajar el índice de delitos en el estado, en beneficio de la familia y de la sociedad de Nayarit”.

Con esa evidencia, este viernes la excandidata panista al gobierno de la Ciudad de México volvió a llamar al programa de Televisa para acotar sus dichos: “Reitero que nosotros trabajamos con instituciones, no con personas”.

Señaló que el reconocimiento puntualiza: “fiscal general del estado de Nayarit”. O sea, “si se hubiera llamado Juanito Pérez, se lo hubiéramos dado a Juanito Pérez, porque nosotros reconocemos los estados donde bajan los índices de secuestros”, agregó.

Anuncios

Cosecha rechiflas, abucheos y hasta mentadas la Sra. Wallace en reciente mitin

http://www.elpublicista.info/cosecha-rechiflas-abucheos-y-hasta-mentadas-la-sra-wallace-en-reciente-mitin/

La nota que publicamos hará cosa de unas dos semanas en esta misma columna, respecto a que Isabel Miranda de Wallace capitaliza su dolor para ganarse una billetiza, cayó en blandito y en menos de media hora recibimos bastantes casos poniendo a la señora como chancla… ¡qué no le dijeron!

Pero, por lo que se ve, Chabelita está endiosada y sólo cree en ella y en nadie más y sólo 2 ó 3 días después de tan flamígera nota, la dama de plomo, (así le dicen por pesada) se aventó la puntada de encabezar una manifestación de apoyo a Enrique Peña Nieto por su actitud (¿?) ante las bravuconadas de Donald Trump, reunión a la que no llegaron ni mil personas.

Sólo que en la acera de enfrente, ese mismo día se armó otra manifestación VS Trump a la que, en ésta sí, asistieron más de 20 mil personas. Y ahí ardió Troya que, cuando los participantes de la mega-marcha vieron a la Sra. Wallace, se le fueron encima a punta de gritos, insultos y hasta mentadas por lo que la señora tuvo que ser rescatada por sus guaruras. Que si no, chance y hasta ahí mismo le dan pamba.

Vamos, hubo quien incluso la acusó de que la muerte de su hijo era sólo un invento, de ella, para su beneficio propio y están los videos, que sus detractores subieron a la red, de testigos para que vean ustedes que no le estamos poniendo demasiada crema a los tacos.

Total, que después de esconderse en Sanborn’s San Ángel, la Sra. Miranda de Wallace subió a la red un mensaje argumentando que huyó, (el miedo no anda en burro), porque identificó que entre la muchedumbre había un hombre, disfrazado de mujer y con pistola buscando matarla… ¿pues de cuál fumó doña Chabelita?

Todo lo cual me lleva a plantear otra pregunta, que tiro por viaje me hacía mi jefecita… ¿pero con qué necesidad… qué necesidad tiene la Sra. Wallace de andarse quemando por todo México inventando y haciendo cosas que sólo la desprestigian a ella y a la fundación anti-secuestro que dice presidir?

Justo en relación con el mitin de apoyo a EPN antes mencionado existe la duda si no Miranda de Wallace fue sólo la prestanombres de alguien más que, dentro del gobierno, organizó la marcha de forma lambiscona y luego le pidió a ella, a la dama de plomo, que la encabezara… ¡y se quemó peor que un Judas en jueves santo!

Para acabarla de amolar, con el rumor de que la doña ya le está exigiendo a Miguel Ángel Mancera que destituya al titular de SEDUVI, Isidoro Rendón, dizque no funciona. Y ya no funciona porque le están poniendo un alto a los berrinches de la endiablada mujer: cuando Rendón le dio gusto en todo, entonces sí era bueno, (aunque más del 50% de los permisos concebidos a Showcase son ilegales). Y ahora, cuando la opinión pública ya pide un hasta aquí para la Sra. Wallace, entonces esta pide que corran a Rendón… ¿pues en qué planeta vive?

La señora tiene que comprender que no puede chiflar y tragar pinole al mismo tiempo: o es titular de su fundación o es empresaria. Porque, hasta ahora, lo que ha hecho es beneficiarse de una cosa y otra en un vaivén que está acabando con la credibilidad de ambos proyectos.

Ahora que, buscando colaborar con nuestro granito de arena a la solución de tan original problema, recomendamos a nuestros lectores y amigos publicistas NO comprarle nada a Showcase y a su directora comercial, Doña Claudia Wallace Miranda, hija de la susodicha. Porque, a final de cuentas, la empresa vive de sus clientes, que somos todos nosotros: mejor no comprar broncas.

El caso Cassez ante la CIDH

florence-cassez-11079484chiiq_1713.jpg

Fuente: ACDV 

Autor: Antonio Guillén, con la participación de Ilse Luraschi
El 6 de febrero de 2016

El caso Florence Cassez ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Florence Cassez, fue detenida el 8 de diciembre de 2005, y a su detención siguió un proceso penal y condena; agotados los medios de impugnación de dicho proceso, en amparo directo en revisión 517/2011, la Honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación mexicana decretó su libertad, después de siete años y 30 días de reclusión; esto obedeció al efecto corruptor existente en el proceso, pues se violaron derechos fundamentales como: notificación, contacto, asistencia consular, puesta a disposición inmediata ante el Ministerio Público y presunción de inocencia, que vició todo el procedimiento.

No se demostró su culpabilidad ni su inocencia; sin embargo, se la puso en evidencia falsamente ante la sociedad como una secuestradora; los medios de comunicación principalmente la empresa Televisa, por conducto de su reportero Carlos Loret de Mola, que actuó como cómplice de las autoridades en el hecho falaz que llevó al enjuiciamiento de Florence, al difundir una representación ajena a la realidad, sin tomar en cuenta que era primordial considerarla inocente hasta que se probara si en verdad había sido o no culpable de los delitos imputados. Esto nunca sucedió y esa representación y proceso se tradujeron en una pena cruel, infamante e inusitada, dado que el mencionado reportero abusó del derecho de información y libre expresión, sin mostrar ningún respeto por Florence Marie Louise Cassez Crepin, mediante calificativos perjuiciosos e incluso, encubiertos, a través del uso de la mordacidad o la ironía, generadoras de daño moral por afectación al honor y, en consecuencia, con responsabilidad civil.

Una vez en libertad, se realizaron diversos trámites ante las autoridades respectivas, exigiendo la reparación del daño moral causado. Las instancias judiciales respondieron con la negativa a una demanda por daño moral, a una apelación, dos recursos de revocación, una demanda de garantías y una solicitud de amparo y protección de la Justicia Federal, así como a un recurso de reclamación.

Ante la negativa de las autoridades judiciales, Florence Cassez, junto con su abogado, el Lic. José Patiño Hurtado, decidió presentar una demanda ante la CIDH para que se le reconozca su inocencia.

Según el Lic. José Patiño Hurtado, «las respuestas negativas de las instancias judiciales no fueron legítimas ya que no atendieron los puntos más importantes, como los conceptos de violación, (…) donde se expone la violación constitucional a cargo de la autoridad responsable en sus actos, que resulta ser la parte medular de la demanda». Como ejemplo, denunció que la Magistrada Ethel Lizette del Carmen Rodriguez Arcovedo, al desechar la demanda de garantías, nada expresó respecto de los conceptos de violación expuestos. «Se pidió un recurso de reclamación, pero el nuevo Magistrado Ponente, Mauro Miguel Reyes Zapata, lo declaró infundado sin dar razones al respecto» declara Patiño.

Florence Cassez, como víctima, y el Lic. Patiño, como su abogado, esperan lo siguiente:

a) Tener en cuenta que las dependencias oficiales siempre deben de estar disponibles para que se utilicen los medios al alcance de todos, a fin de llegar a conocerse la verdad legal.

b). Reivindicar y reconocer como premisa fundamental, la inocencia de Florence Marie Louise Cassez Crepin y su no culpabilidad de los delitos que le fueron imputados falsamente, en especial el delito atribuido de privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro, debido al efecto corruptor en el proceso seguido en su contra.

c). Establecer que Florence Marie Louise Cassez Crepin, tiene derecho a una indemnización por daño moral causado a su persona, de conformidad con lo establecido y previsto en el Artículo 10, que menciona el derecho a indemnización del Capítulo II, del Título Derechos Civiles y Políticos, de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos.

Según Patiño, con esa denuncia los mexicanos pueden ganar que no se les castigue de por vida catalogándolos de delincuentes cuando no es posible comprobar su culpabilidad en algún delito. Además, pueden ganar que «se sancione a las personas a las que se demanda la reparación del daño moral causado, pues se desempeñan como servidores públicos y deberían ser los primeros en respetar y hacer respetar las leyes establecidas».

Agregó que «en cuanto a la empresa Televisa, junto con sus reporteros y comunicadores, Carlos Loret de Mola y Pablo Reinah, a quienes se señala como cómplices del engaño abusando de su poder de informantes, se les haga responsables, pues su conducta derivó en una falta de cuidado toda vez que era su obligación verificar si la información difundida infringía o no un derecho, como en el caso específico de Florence Marie Louise Cassez Crepin, puesto que en su labor invocando a su ética, era, es y será siempre llevar a cabo su trabajo con la mayor diligencia, honestidad y certeza, y como comunicadores tenían la obligación, al igual que toda persona, de cooperar con la administración de justicia».

La SIEDO de Medina Mora y Marisela: más de 50 casos fabricados

Artículo publicado el 28 de mayo del 2015

Por Arturo Angel

Publicado en Animal Politico  Marisela Morales

Desde testigos falsos hasta fabricación de pruebas, el común denominador en esas acusaciones. En 2013 un juez pidió investigar a los fiscales por la operación de estos casos.

Por violaciones a los derechos humanos y fabricación de pruebas un juez liberó esta semana cuatro personas acusadas de haber perpetrado los atentados con granadas en el zócalo Morelia en septiembre del 2008. El caso, fue responsabilidad de la entonces llamada Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR. Pero esta exoneración, no es la primera que se presenta.

De hecho, con este último caso suman ya más de medio centenar de detenidos que a la postre fueron liberados tan solo en relación con tres averiguaciones previas emblemáticas integradas entre los años 2008 y 2009: la “Operación Limpieza”, el llamado “Michoacanazo”, y los referidos atentados.

Fueron en esos dos años donde la PGR estuvo encabezada por el actual Ministro de la Corte Eduardo Medina Mora, mientras que la oficina de la SIEDO era responsabilidad de la hoy cónsul en Milán Marisela Morales.

El común denominador de todas esas acusaciones fueron confesiones ministeriales hechas sin sustento, mentiras premeditadas de testigos protegidos, así como fabricación de evidencia. Algunos de los acusados pasaron solo meses en prisión pero otros estuvieron años antes de que las irregularidades fueran comprobadas.

Cabe señalar que hasta el día de hoy, y pese a la gravedad de algunos de los abusos señalados por los jueces, no hay un solo funcionario de la SIEDO o de la PGR que haya sido detenido o procesado por haber llevado a posibles inocentes a prisión.

La sucia “Operación Limpieza”

En su momento pareció el golpe más espectacular en décadas en contra de la corrupción y la infiltración del crimen organizado. Catorce funcionarios altos y medios de distintas dependencias, puestos al descubierto por colaborar con el crimen organizado y en específico con la organización criminal de los Beltrán Leyva.

A través de un spot de televisión se acusaba a ex funcionarios de “ser traidores infiltrados en las fuerzas del orden”. En la foto aparecían los rostros de algunos de los detenidos, entre ellos Noé Ramírez Mandujano, ex subprocurador de la SIEDO o el ex coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal Javier Herrera Valles.

“Vamos a limpiar a la PGR y castigaremos con todo rigor y sin contemplación alguna a los que traicionan a las instituciones” dijo en octubre del 2008 Medina Mora, en una conferencia donde apareció junto a Morales para anunciar los primeros resultados de la “Operación Limpieza”.

Cuatro años tuvieron que pasar para que la verdadera naturaleza de los casos quedara al descubierto. La mayoría de los expedientes en su momento consignados por la PGR, estaban sustentados en testimonios falsos, en declaraciones fabricadas de testigos protegidos, sin ningún otro sustento.

Por ejemplo, en el caso de Ramírez Mandujano, liberado el 14 de abril de 2013, el juez federal Mauricio Fernández de la Mora determinó que prácticamente toda la averiguación estaba sustentada en los dichos del testigo colaborador “Jennifer” mintió en los señalamientos peor fue más allá.

“En particular, en la diligencia de careo entre el acusado Noé Ramírez Mandujano, con el testigo colaborador con nombre clave ‘Jennifer’, se advirtió una posible fabricación de pruebas, motivo por el cual se dio vista al Procurador General de la República, para que conforme a sus atribuciones procediera a la investigación de posibles delitos cometidos por parte de la fiscalía que recabó dichos testimonios” señaló el juez en su sentencia.

De las investigaciones en contra de funcionarios no se supo nada, pero el hecho es de que para 2013, catorce capturados en la Operación Limpieza ya habían quedado en libertad bajo las mismas circunstancias.

Entre los funcionarios que fueron detenidos y luego liberados, además de Mandujano, estuvo Víctor Garay Cadena, ex comisionado de la Policía Federal; Rodolfo de la Guardia García, ex director de Interpol México, y el ex coordinador de seguridad pública Javier Herrera Valles.

El fiasco del michoacanazo

El 26 de mayo del 2009 elementos del Ejército y la Policía Federal cumplimentaron órdenes de presentación en contra de 35 funcionarios públicos del estado de Michoacán, entre ellos 12 presidentes municipales, por presuntos nexos con la organización delictiva de “La Familia Michoacana”.

La SIEDO no tenía pruebas iniciales para encarcelar a todos los involucrados pero utilizó la figura del arraigo para impedir que quedaran en libertad mientras “reunía pruebas en su contra”.

Finalmente la dependencia se apoyó en los dichos de varios testigos protegidos, entre ellos “Zajed” o “Paco” para acusar a los políticos de colaborar con el crimen.

“Estas personas protegían y filtraban información que favorecía el desarrollo de las actividades de ese grupo criminal (…) las investigaciones permitieron demostrar que los ahora inculpados aprovechando su calidad de servidores públicos y abusando de su función, realizaban acciones que favorecían y fomentaban las actividades de narcotráfico del cártel de La Familia” dijo en ese entonces el procurador Medina Mora.

Pero 18 meses después de haber sido encarcelados, jueces federales liberaron prácticamente a todas las personas que fueron detenidas bajo el argumento de que no existían pruebas más allá de dichos, que dieran sustento a las acusaci0ones.

En meses posteriores se descubrió que algunos de los testigos protegidos usados por la SIEDO como “Paco”, en realidad utilizaron una identidad falsa e incluso los documentos que acreditan su posible identidad también están falsificados. Una situación que en realidad se repitió con otros testigos que la PGR utilizó en diversas acusaciones como “Jennifer” o “Libre”.

Recientemente, previo a su designación como ministro de la Corte, Medina Mora defendió las investigaciones que en su momento llevaron a la cárcel a los funcionarios y alcaldes en el llamado “Michoacanazo” El ex procurador sostuvo que el Ministerio Público tenía pruebas para acusar y que fue un juez, que hoy en día está bajo investigación, quien opinó distinto.

Granadas… y tortura

El último fiasco. Esta semana un juez federal exoneró a las cuatro personas que la SIEDO consignó en el 2008 acusados de haber sido responsables de la detonación de granadas en el zócalo de Morelia durante los festejos patrios del 15 de septiembre.

El motivo fue similar al de varios de los liberados de la Operación Limpieza: testimonios que no se verificaron, pruebas dudosas o de plano fabricadas, más el agregado de prácticas de hechos de tortura en contra de los detenidos.

“Quedó plenamente demostrado (…) que fueron sometidos a actos de tortura previos a que fueran localizados y presentados ante la entonces SIEDO, donde en lugar de respetar sus  derechos fundamentales, así como atender las múltiples lesiones que presentaban, les fue tomada su declaración ministerial cuando aún se encontraban bajo los efectos de aquella tortura” dice la sentencia.

Aunado a lo anterior los detenidos fueron exhibidos en un video promocional (como ocurrió con otros casos entre ellos la Operación Limpieza), no se respetó su principio de inocencia, su declaración se hizo sin abogados, y hasta se alteraron las firmas de las confesiones lo que confirma la fabricación de la evidencia.

Cabe recordar que desde noviembre del 2008 los familiares de los detenidos denunciaron que ellos nunca estuvieron en el lugar de los hechos sino que fueron “levantados” por civiles armados en Lázaro Cárdenas, situación que fue ratificada esta semana por la sentencia del juez.

Pero el entonces procurador Medina Mora defendió que el caso era contundente y que los testimonios, que hoy se sabe se obtuvieron mediante tortura, lo avalaban. Incluso, dijo que las declaraciones se hicieron con el defensor presente.

“Sí hay registro de estas personas en la plaza Melchor Ocampo (Morelia) en momentos previos a los hechos y esto está considerado como un elemento importante que ratifica la declaración. (su declaración) fue realizada con plenos derechos, con la asistencia del Defensor de Oficio, en donde ellos admiten los hechos” declaró el hoy Ministro de la Corte.