Ricardo Raphael analiza la postura de Isabel Miranda de Wallace en contra de la CIDH

Una entrevista de NRM Comunicaciones con Ricardo Raphael.

“Ciertamente, Wallace y el propio Samuel pertenecen a un grupo que se puso a otro en el tema de la violencia  durante el sexenio pasado.”

Foto: Cuartoscuro/Archivo
Foto: Cuartoscuro/Archivo

Ricardo Rafael analiza las acusaciones que lanzó Isabel Miranda de Wallace en contra de las conclusiones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la desaparición de 43 normalistas en Iguala, Guerrero.

Anuncios

Periodistas que avergüenzan: Martín Moreno y el Caso Wallace

Artículo,de Patricia Barba Avila (Femcai)
Fecha: 20 de Julio del 2015
Isabel Miranda de Wallace y Martin Moreno, en promoción del libro El Caso Wallac (2010)
Isabel Miranda de Wallace y Martin Moreno, en promoción del libro El Caso Wallace (2010)
Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante. R
– Ryszard Kapuscinski
En julio de 2005, un considerable número de Mexicanos se sintieron conmovidos por la historia de Isabel Miranda [de Wallace], convertida en “madre coraje” merced de una historieta de absoluta ficción que narra cómo, de manera supermanesca, logró una hazaña digna de las taquilleras y grotescas películas de Rambo, al haber llevado a cabo una “investigación” sin la ayuda de absolutamente nadie, que la condujo a “descubrir” las identidades de seis personas a las que señaló como culpables del secuestro y descuartizamiento de su hijo Hugo Alberto Wallace.
El motivo de iniciar este escrito con la reflexión de Kapuscinski, el extraordinario periodista polaco –quien atinadamente afirmara que las malas personas no pueden ser buenos periodistas– es justamente porque fue la pluma de Martín Moreno la que se encargó de transformar el cúmulo de falsedades inventadas por Miranda Torres, en un libro que no sólo le ha redituado un inmerecido prestigio como “periodista” y “escritor” sino que ha servido a esta heroína de barro para lucrar política y financieramente con la mentira y el delito. Y aquí es moralmente obligado preguntar: ¿Cómo es posible que alguien que ha recibido el Premio Nacional de Periodismo, no haya tenido la imprescindible pulcritud, ética y honestidad para comprobar la veracidad de las narraciones de Miranda, antes de atreverse a publicarlas? ¿Cómo es posible que una auténtica criminal no sólo reciba fondos públicos para sustentar su A.C. “Alto al Secuestro”, sino que haya sido acreedora del Premio Nacional de los Derechos Humanos y, además, haya sido lanzada como candidata del PAN a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal en 2012?
El pasado sábado 11 de julio, se cumplieron 10 años de la maraña de mentiras que integran el tristemente famoso “Caso Wallace”, concebido por la mente sociópata de una delincuente que ha engañado, difamado, privado de la libertad y ordenado torturar a Brenda Quevedo Cruz, Jacobo Tagle Dobin, Juana Hilda González Lomelí, César Freyre, Alberto y Antonio Castillo Cruz, para obligarlos a declararse culpables del secuestro y asesinato de su hijo Hugo Alberto, muy probablemente vivo de acuerdo con las evidencias surgidas del trabajo investigativo de verdaderas periodistas como Guadalupe Lizárraga, Directora de Los Angeles Press y Anabel Hernández, colaboradora del semanario Proceso, además del comprometido involucramiento de David Bertet, Presidente de la Asociación Canadiense por el Derecho y la Verdad, quienes con un indiscutible sentido de responsabilidad, solidaridad y ética, han revelado las evidencias que hacen pedazos no sólo el “Caso Wallace” sino la fabricada reputación de Miranda Torres, quien además, ha tenido el cinismo de amenazarlos con demandas que no ha podido concretar.
Algo muy alarmante y ominoso ocurre en una sociedad cuando cualquier persona corre el riesgo de ser detenida, difamada y torturada en el marco de un sistema eminentemente podrido, con la complicidad de “periodistas” que se atreven a elevar a la categoría de literatura, embustes insostenibles, como lo hizo Martín Moreno, con el apoyo de medios de “comunicación” que difundieron este cúmulo de falsedades convirtiéndose, por este sólo hecho, en cómplices de una de las infamias más deleznables de la triste entelequia en la que se ha transformado el sistema de “justicia” mexicano. Y aquí es menester resaltar la elemental importancia de fomentar en la sociedad el sano escepticismo que nos obliga no sólo a dilucidar con lógica los acontecimientos, sino a analizar a fondo las circunstancias que los rodean, permitiéndonos así determinar su veracidad o falsedad.
Tal como lo dijeran David Bertet y Guadalupe Lizárraga, es tiempo ya de que quitar la venda de los ojos a un importante sector de la sociedad engañado vilmente por Miranda Torres, para hacer posible que las víctimas inocentes del “Caso Wallace” reciban la justicia que merecen y sean exoneradas, junto con la Comandante Nestora Salgado García, privada de su libertad desde el 22 de agosto de 2013 gracias a cargos fabricados por auténticos hampones insertados en el gobierno, como es el caso, entre varios más, de Ricardo Martínez, tratante de niñas y jóvenes que fungía como Subprocurador de Atención a Víctimas bajo la administración de Angel Aguirre Rivero, y quien además, es parte del grupúsculo delictivo capitaneado por Isabel Miranda.
No se puede publicar un documento sin los datos completos…y esto debería ser la norma del periodismo.
– Julian Assange
 

La brutal “Señora Wallace”, tras la orden de NO liberar a la activista Nestora Salgado

El diario La Jornada reveló hoy que la empresaria Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización “Alto al Secuestro”, es la causante de que el fiscal general de Guerrero negara la libertad a la líder comunitaria Nestora Salgado, presa desde agosto de 2013 en el penal de máxima seguridad de Tepic, Nayarit, acusada de plagiar a dos jovencitas de 17 años.

Pese a que el empleado de Peña Nieto en el “gobierno” interino de Guerrero, Rogelio Ortega, prometió que la activista sería liberada a principios de este año, el fiscal general Miguel Ángel Godínez rechazó la petición para desistirse de los cargos contra Nestora, justo cuando la panista Miranda de Wallace y su patiño Alejandro Martí, intervinieron en el caso antes de que venciera el plazo legal para dictar la resolución.

De hecho, las causas penales contra la integrante de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC), fueron desechadas en marzo de 2014 por un tribunal federal, ordenando su excarcelación. No obstante, desde entonces se viene retrasando la ejecución de la orden con gran variedad de pretextos.

El caso de Nestora Salgado se remonta a junio de 2013, cuando ella era comandante de la CRAC-PC en su comunidad natal de Olinalá, Guerrero. Dos señoras se acercaron a ella para plantearle el caso de sus dos hijas de 17 años –Dulce Rubí Burgos y Yesenia Castillo Mesa–, que se encontraban desaparecidas desde hacía varios días y, según sus propias madres, andaban en malos pasos.

Nestora movilizó a sus fuerzas y pronto dio con el paradero de las adolescentes, halladas en casas de sus “amigos” en Huamuxtitlán y Tulcingo. Como parte de las acciones de reinserción social implementadas por la CRAC desde 1995, las jovencitas fueron remitidas con el consentimiento de sus familias a diversas casas de justicia administradas por maestros de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, encargada de proyectos educativos para jóvenes infractores en conjunción con las autoridades comunitarias. Consta el acuerdo firmado entre las madres de las jóvenes y la CRAC, con fecha del 10 de junio de 2013.

Meses más tarde, las madres se “echaron para atrás” inexplicablemente y acusaron a Nestora Salgado de secuestro agravado y extorsión, cambiando sus versiones ante el Ministerio Público. A raíz de estas acusaciones, Ángel Aguirre y Peña Nieto emprendieron una brutal cacería sobre las autodefensas de la CRAC en varias localidades de La Montaña. Duarante un violento operativo, militares y efectivos de la Marina detuvieron en Olinalá a Nestora Salgado junto a otras 50 personas. Hasta el momento, 12 autodefensas permanecen encarcelados y declarados presos políticos del régimen sangriento de Aguirre/Peña.

En marzo de 2014, tras una dura lucha de organizaciones sociales, activistas y abogados defensores de derechos humanos para recuperar la libertad de la lider comunitaria, madre de tres hijas y migrante mexicana Nestora Salgado, el juez federal del Tribunal Unitario de Acapulco, José Luis Arroyo, determinó que las acusaciones del MP federal por secuestro y delincuencia organizada no procedían, ya que Salgado había actuado facultada por su autoridad como integrante de la CRAC, reconocida por la ley estatal 701. Es decir, que los presuntos actos de secuestro y privación de la libertad fueron en realidad detenciones legales derivadas de un acto de autoridad.

El mismo juez detectó contradicciones e inconsistencias en los dichos de los denunciantes, concluyendo que los supuestos montos de dinero que la policía comunitaria les exigía para liberar a los detenidos, en realidad eran fianzas y no sobornos como habían acusado. Por todo ello, el magistrado ordenó el no ejercicio de la acción penal contra Nestora Salgado y los otros 11 integrantes de la CRAC encarcelados. Sin embargo, retrasos deliberados del “sistema de justicia” han impedido que se ejecute la orden, la diligencia se mantiene trunca y no se han presentado en su totalidad las pruebas de descargo en favor de Salgado.

A principios de enero de este año, Rogelio Ortega presentó la solicitud de desistimiento de los cargos al fiscal estatal Miguel Ángel Godínez Muñoz, quien debía evaluar si procedía o no la liberación de Nestora. Un semana antes de que venciera el plazo para que Godínez informara su decisión, los empresarios panistas Alejandro Martí e Isabel Miranda de Wallace emprendieron una campaña bestial de desprestigio contra la líder comunitaria.

Erigiéndose en jueces y dictadores de los destinos de este país, ambos panistas declararon a voz en cuello que la liberación de Nestora Salgado sería “ilegal y contraria a derecho”. Además acusaron a Ortega de no tener facultades para hacer dicha solicitud y denunciaron una supuesta “negociación” entre diputados federales y locales del PRD, para sacar raja política del caso.

Montando un teatro miserable, la “terrible Señora Wallace” ha utilizado a la joven Dulce Rubí Burgos, una de las acusadoras de Nestora, en sus conferencias de prensa para echar pestes contra las policías comunitarias. La muchacha prácticamente no habla, sólo se dedica a llorar junto a la poderosa empresaria mientras ésta, dramáticamente, la abraza.

De izquierda a derecha: Alejandro Martí, líder de “México SOS”; Isabel Miranda de Wallace, presidenta de “Alto al Secuestro”, y la joven Dulce Rubí Burgos. Foto: Humberto González / La Jornada

El abogado Leonel Rivero, director del despacho Defensa Estratégica de Derechos Humanos y nuevo representante jurídico de Nestora Salgado García, denunció que la intervención de Miranda de Wallace y Martí “desvirtuó el debate jurídico” y violaría el debido proceso de Salgado, plagado ya de un sinfín de irregularidades, pues ambos sujetos pasan por alto que las víctimas que dicen representar ya habían agotado sus argumentos ante el Ministerio Público.

La feroz empresaria panista Isabel Miranda de Wallace tiene un largo historial de arbitrariedades cometidas en diversos casos, con tal de salirse con la suya. Su exabrupto más reciente lo aplicó a la periodista de investigación Anabel Hernández, luego de que ésta revelara que la empresaria manipuló a su antojo el caso de su hijo Hugo Alberto Wallace, presuntamente asesinado por secuestradores, y que incluso el occiso podría seguir vivo. La panista estalló contra Hernández y acusó a la revista Proceso de presionar a testigos citados en el reportaje de la periodista para que mintieran.

En su libro “México en Llamas”, Anabel Hernández dedicó un capítulo entero a exhibir las acciones ilegales de esa terrible empresaria para hacerse “justicia” por su propia mano contra personas inocentes, solapada por el régimen genocida del usurpador Felipe Calderón.

Denuncian a la expresidiaria @WallaceIsabel por calumniar y atacar a la activista Nestora Salgado

Artículo publicado el 20 de enero de 2015 en Ah Diario.

Cuauhtémoc Ruiz Ortiz, coordinador del Comité Nestora Libre, aseguró que Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la asociación Alto al Secuestro, emprendió una campaña en contra de la líder comunitaria Nestora Salgado García, quien se encuentra presa en Tepic, Nayarit desde agosto de 2013, acusada FALSAMENTE (agregamos) de secuestro agravado en contra de seis personas.

En conferencia de prensa, acompañado por la hermana de Nestora, Ruiz Ortiz aseguró que lo dicho por Miranda de Wallace la semana pasada son una serie de infundios y calumnias, ya no sólo en contra de Nestora sino también contra las policías comunitarias y los mismos pueblos indígenas.

En días pasados, Miranda de Wallace hizo un llamado al usurpador Enrique Peña Nieto y a las autoridades del poder judicial para que revisen el caso y se lleve a cabo, dijo, un debido proceso y no se politice el asunto. Consideró que la liberación de la líder comunitaria era “ilegal y contrario a derecho”.

También dio a conocer un audio en el que, supuestamente, diputados federales y locales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) negociaban la liberación de Salgado.

La principal actora de esta campaña, la señora Miranda de Wallace, es una impostora y un dócill instrumento de los peores intereses en Guerrero, del ex gobernador Aguirre y de su procurador Iñaki, así como de algunos sectores de empresarios y el PRI”, dijo Ruiz Ortiz.

Por su parte, la hermana de Nestora, Cleotilde Salgado García, afirmó que lo dicho por Miranda de Wallace son “puras mentiras” y la exhortó a que investigue antes de difamar a una persona. “Yo le pido que vayan a Olinalá a investigar quién es Nestora Salgado García y quiénes son sus defendidos. Todo mundo los conoce, todo mundo sabe qué clase de personas son estas”.

Miranda de Wallace junto con Alejandro Martí, de la organización México SOS, afirmaron que Nestora secuestraba a personas y cobraba hasta 50 mil pesos por liberarlos. Llevaron a cinco presuntas víctimas que aseguraron que Salgado García las encarceló en Paraíso.

LA HISTORIA

Nestora Salgado García fue detenida el pasado 21 de agosto, acusada del secuestro en agravio de por lo menos seis personas, entre ellos dos menores de edad, sin embargo, en abril pasado, un juez federal exoneró de los cargos de secuestro agravado y delincuencia organizada por lo que el Primer Tribunal Unitario del vigésimo primer circuito dictó auto de libertad.

El 8 de enero el gobierno de Guerrero desistió de emprender la acción penal en contra de la comandante, sin embargo hasta el momento no ha sido liberada.

De acuerdo con testimonios y otros elementos de prueba que constan en el expediente, el Juez decretó la formal prisión y sin derecho a fianza en contra de Nestora Salgado.

En la conferencia, también estuvo presente Francisco Flores Jiménez, un joven que estuvo en la Casa de Justicia de Paraíso, quien convivió con las dos jóvenes menores de edad que acusan a Nestora de secuestrarlas.

“Yo vine a desmentir todo lo que dicen las chamacas. No es verdad, la señora Nestora Salgado siempre nos trató de una manera en la que valorizamos las cosas, el trabajo. Los compañeros de la comunitaria si trabajábamos nos daban comida buena; si no, nos daban lo que había”.

También explicó que las madres de las menores, las mayores acusadoras en contra de Nestora, incluso firmaron para que éstas mismas fueran ingresadas por lo que no entendía por qué hablaban mal de la comandanta.

Flores Jiménez también dijo que cuando fue detenido, el síndico de Olinalá, Armando Patrón Jiménez, lo obligó a atacar a Nestora, sin embargo, el joven se negó.

Por otra parte, Cruz Morales Reyes, comandante regional, explicó que el sistema comunitario, bajo el cual se rigen, es diferente al sistema de justicia que conocemos todos. Ahí existe la Casa de Justicia donde los jóvenes son llevados porque no “hacen cosas de bien”.

Aseguró que la salida de los que ingresan depende de su avance, si trabajan y si están rehabilitados, pero que en ningún momento han pedido una cooperación.

“Cuando sale se le entrega a su familia con un compromiso ante la comunidad de que no regresará”.

Finalmente, Cuauhtémoc Ruiz dijo que Nestora podía ser liberada en cualquier momento. “Podría salir en cualquier momento, si se desiste de los cargos el gobierno del estado, que es la que la acusa, entonces queda libre ella y todos los demás”.

El 7 de enero, el gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, se comprometió a que en su administración no habría más luchadores sociales detenidos y anunció que la Secretaría General de Gobierno y la Fiscalía General del Estado (FGE) trabajaban en la elaboración de una Ley de Amnistía que permitiera liberar a líderesa de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

Ortega Martínez aseguró que mantiene contacto con los familiares de los dirigentes de la CRAC que se encuentran presos en penales de máxima y mediana seguridad, entre ellos Nestora Salgado García de Olinalá y Gonzalo Molina González de Tixtla.

La actuación extraña de Wallace

Artículo de Mariano Rosales Hernández publicado el 19 de enero 2015 en el sitio de Punto por Punto.

Esta semana que termina me llamó la atención la postura política que asumió la señora Isabel Miranda de Wallace, al solicitar independencia del poder judicial de Guerrero en el asunto de Nestora Salgado.

¿Qué busca la señora Isabel Miranda de Wallace?

Publicidad, defender intereses de una televisora, un puesto de elección popular o defender a su abogado Ricardo Martínez Chavez.

Su postura muy extraña al no conocer a detalle el expediente de Nestora Salgado.

¿Habló a la ligera o asumió intereses ajenos a ella?

La señora Wallace, actual presidenta de la organización Alto al Secuestro, ofreció una conferencia de prensa el pasado 12 de enero junto con Alejandro Martí, presidente de México SOS, para solicitar al gobernador interino de Guerrero, respete el estado de derecho y la independencia del Fiscal General y del Poder Judicial de la entidad, para hacer valer su autonomía en el caso de Nestora Salgado García, por el presunto delito de secuestro.

Y acusó a los diputados de la Comisión de los Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, tales como Roberto López Suarez, Carlos de Jesús Alejandro, José Luis Muñoz Soria y a Loretta Ortiz Ahlf, entre otros, quienes –sostuvo– han tratado de negociar la salida de la cárcel de Nestora Salgado.

Y fue más allá y dijo: “Señores la ley no es negociable como pretenden hacerlos tanto el gobernador interino de Guerrero como los diputados de esa entidad, que curiosamente se dedican a crear leyes y deberían de ser los primeros en respetarla y no en violarlas”.

La ex candidata del PAN a la jefatura de Gobierno en las pasadas elecciones remató: el gobernador estatal, Rogelio Ortega, sin ningún fundamento o sustento jurídico, solicita al Fiscal del estado se desista de la acción penal a favor de Nestora Salgado ya que la Constitución actual local no lo permite y se atreve a invadir esferas que no son de su competencia como es la procuración y administración de justicia.

Y se lanzó al cuello de  os legisladores, a decir que eso es “tráfico de influencia” al querer ayudar a salir de la cárcel a una secuestradora, la señora Nestora Salgado.

Hasta aquí su argumento de la señora Wallace.

Esta acción desencadenó reacciones negativas hacia los legisladores, quienes fueron acusados de todo.

Sin embargo, cuando se conoce el expediente de la luchadora social te das cuenta de que la señora Wallace ha actuado con dolo y no sólo eso, sino que peyorativamente la llama “comandante” a Nestora, quien efectivamente era comandante de la policía comunitaria y dirigente social en Olinalá, Guerrero.

Lo que no sabe la señora Wallace es que se detuvo a la señora Nestora Salgado sin una orden de aprehensión, no tuvo oportunidad de tener un abogado y nunca tocó una cárcel del Guerrero. Y todo por tocar intereses del crimen organizado.

El diputado Roberto López Salgado señala que la señora Wallace sale en defensa de esa postura política, porque está involucrado su abogado, Ricardo Martínez Chávez, quien ha estado relacionado en tráfico y trata de mujeres y es defensor de antros como el Cadillac y el Playboy.

Además, Martínez Chávez, ex Procurador de Atención a Víctimas de Guerrero, uno de los responsables, junto con Iñaki Blanco, fueron los que integraron las averiguaciones previas contra Salgado.

“No hemos puesto alguna condición o amenaza sobre el caso de Nestora Salgado y mucho menos del de los normalistas de Ayotzinapa. Es una mentira total lo que dice la señora Wallace, a quien le preocupa que su amigo, el abogado Martínez Chávez, pueda tener consecuencias si Nestora Salgado sale libre. Y el señor Martín estuvo mal informado y lo utilizaron”, añadió.

No puede considerarse tráfico de influencias la defensa de los derechos humanos. Seguramente la señora Wallace esta buscando ser candidata a algún puesto de elección popular y quiere llamar la atención, precisó.

El expediente de la señora Nestora Salgado está abierto y sustentado jurídicamente, incluso el gobierno federal ya se deslindó del asunto. No hay ningún motivo por el que permanezca encerrada la luchadora social.

Lo que pasa es que el abogado Martínez Chávez e Iñaki Blanco se les puede revertir la acusación y en definitiva podrían ir a la cárcel, debido a que el proceso es un asunto de violación a los derechos humanos de una ciudadana con doble nacionalidad.

Y los legisladores perredistas no actúan bajo las órdenes de su partido, sino como Comisión de Derechos Humanos de  la Cámara de Diputados, quienes se han reunido hasta en más de siete ocasiones con el gobernador de la entidad y hasta con todas las instancias legales. Nada fuera de la ley, todo conforme a derecho.

Además, la embajada de los Estado Unidos intervino a favor de la señora Salgado por considerar que es una injusticia su detención.

Su actuar de la señora Wallace es muy, pero muy extraña

“Ignorante”; llama diputado federal a Isabel Miranda de Wallace por actuar contra Nestora

Articulo de Vanessa Cuevas publicado el 18 de enero de 2015 en el sitio de Agencia Periodística de Investigación

“El abogado de Wallace fue quien encarceló a Nestora de forma ilegal, por eso ahora actúa con dolo”; lamenta Carlos de Jesús Alejandro

El diputado del PRD Carlos de Jesús Alejandro
El diputado del PRD Carlos de Jesús Alejandro

El diputado federal perredista Carlos de Jesús Alejandro, afirmó que la presidenta de la organización “Alto al Secuestro”, Isabel Miranda de Wallace, es una “ignorante” en el caso de Nestora Salgado.

Miranda de Wallace advirtió que llegará hasta las últimas consecuencias para impedir que la coordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá Nestora Salgado García, salga en libertad por un acuerdo político. Además acusó a la comisión de diputados federales que buscan su liberación de violentar la ley.

Los activistas Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí, acusaron a los legisladores de incurrir en tráfico de influencias para liberar a Nestora Salgado, acusada de secuestro en el estado de Guerrero.

En entrevista telefónica, el diputado federal de Guerrero Carlos de Jesús Alejandro, aseguró que la presidenta de la organización Alto al Secuestro, actúa con dolo para defender a su abogado Ricardo Martínez Chávez, acusado de trata de personas y a quien se señala como el que metió a la cárcel de manera ilegal a Nestora Salgado, cuando fue subprocurador en Guerrero.

“Nosotros no tenemos pleito con nadie, nosotros somos de a de veras, defensores de los derechos humanos, junto con otras personas defensoras de Nestora Salgado y, en todo caso yo le diría al señor Martí que se informe, creo que a él finalmente lo engañaron”, acusó Carlos de Jesús.

Agregó: “Y en el caso de la señora Wallace, la panista, yo diría que ella si actúa con dolo porque defiende a su amigo el abogado delincuente, al antrero Ricardo Martínez Chávez “.

Por ello retó a los activistas a tratar el tema en público y puedan tener la certeza de que no existe un tráfico de influencias como lo señalaron.

Indicó que Wallace piensa que Nestora Salgado es secuestradora y narcotraficante, como los múltiples homicidas del país que han pactado con las diferentes autoridades de gobierno para continuar en la impunidad.

El diputado perredista dijo que los abogados de la organización y un grupo de académicos ya analizan los recursos jurídicos para apelar en caso de que la Fiscalía General del Estado (FGE), dé entrada a la petición de desistimiento legal a favor de Nestora Salgado, que hizo el gobernador Rogelio Ortega Martínez.

De acuerdo con el diputado federal perredista, la activista es manipulada por el ex titular de la Procuraduría General de Justicia Iñaki Blanco Cabrera y el ex sub procurador de Atención a Víctimas, Ricardo Martínez.

Explicó que ambos ex funcionarios “están preocupados” porque con la liberación de Nestora Salgado se abriría la posibilidad de que ellos fueran demandados judicialmente.

Indicó que Ricardo Martínez es el abogado personal de la señora Wallace, por lo cual existen motivos para que la activista se oponga a la excarcelación de la coordinadora de la Policía Comunitaria de Olinalá.

El legislador señaló que si la señora de Wallace realmente está preocupada por ver la realidad de las cosas, debe luchar por la liberación de Nestora, ya que dijo, la luchadora social impidió muchos secuestros en la región de la montaña.

Carlos de Jesús Alejandro dijo esperar que el fiscal general del estado emita una resolución justa, basada en los elementos de prueba y los expedientes.

Con ello invitó a Alejandro Martí y Isable Wallace a llevar a cabo un recorrido por la montaña de Guerrero para que constaten la situación que se vive en Guerrero, y confirmen que Nestora Salgado fue una luchadora que evitó un gran número de secuestros y logró disminuir los índices de violencia, lo cual provocó afectaciones personales de otras personas y por ello le sembraron delitos, por los cuales hoy está en un penal de máxima seguridad.

Dijo que el caso de  Nestora Salgado ha tenido muchas violaciones a la ley, desde su proceso de arraigo hasta la violación a sus derechos humanos, donde no ha existido la sensibilidad por ser una indígena y una mujer.

Mienten Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí según diputados federales del PRD y del PT

Artículo de Jaime Obrajero publicado el 14 de enero del 2015 en W Radio.

Diputados federales del PRD y del Partido del Trabajo respondieron a los señalamientos de los activistas Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí, quienes acusaron a los legisladores de incurrir en tráfico de influencias para liberar a Nestora Salgado, acusada de secuestro en el estado de Guerrero.

Los perredistas Roberto López Suárez, Vicario Portillo, José Luis Muñoz Soria y la petista Loretta Ortiz, consideraron que detrás de las declaraciones de la señora Miranda hay intenciones políticas, mientras que a Alejandro Martí, le han dado información equivocada sobre el caso de Nestora Salgado.

Roberto López, aseguró que la presidenta de la organización Alto al Secuestro Isabel Miranda actúa con dolo para defender a su abogado Ricardo Martínez Chávez, acusado de trata de personas y a quien se señala como el que metió a la cárcel de manera ilegal a Nestora Salgado cuando fue subprocurador en Guerrero.

“Nosotros no tenemos pleito con nadie, nosotros somos, de a deveras, defensores de los derechos humanos, junto con otras personas defensoras de Nestora Salgado y en todo caso yo le diría al señor Martí que se informe, creo que a él finalmente lo engañaron. Y en el caso de la señora Wallace, la panista, yo diría que ella si actúa con dolo porque defiende a su amigo el abogado delincuente, al antrero (Ricardo Martínez Chávez )”.

Los diputados del PRD y PT, insistieron que Nestora Salgado y los policías comunitarios de Olinalá, Guerrero, que están presos no cometieron ningún secuestro, por ello, y que intervinieron en este caso porque se detectaron graves violaciones a los derechos humanos de Nestora Salgado quien fungía como comandante de la policía comunitaria de Olinalá.

Finalmente, rechazaron que hayan negociado la liberación de Nestora Salgado con el entonces gobernador Ángel Aguirre, a cambio de frenar el movimiento del caso Ayotzinapa, como afirman los activistas Miranda y Martí.