Debate entre Denise Dresser e Isabel Miranda de Wallace sobre el GIEI

Artículo publicado en el sitio Ellos y Nosotros.

Fecha: 2 de octubre, 2015

denise1-639x361

El monstruo, la terrible señora Wallace, el engendro demoníaco que fue capaz de fingir el secuestro y supuesto asesinato de su hijo para salvarlo de ir a la cárcel por estar involucrado en asuntos de crimen organizado; es hoy la personera y agitadora que envía el mal gobierno para enturbiar y desacreditar la investigación que realizó el GIEI sobre el caso Ayotzinapa. Basados en que su falsa ‘organización’ defensora de derechos humanos y contra el secuestro,  tiene ‘credibilidad’ en un sector de la población; desde las altas esferas del poder, los delincuentes buscan crear confusión y desechar la labor de expertos internacionales que, dicho sea de paso, jamás han recibido semejante trato en ninguna de las numerosas investigaciones que han realizado, para que no sigan en el país y así lograr encubrir la verdad. Para la PGR lo más fácil es que todo siga siendo tratado como un tema de ‘secuestro’, porque reconocer que esto es una desaparición forzada, derrumba completamente la credibilidad que dicen tener. No le busquemos más; Wallace miente, difama y descaradamente quiere tomar el control de una investigación, que en sus manos sería como echarla a la basura. #FueElEstado.

Anuncios

Carta abierta a Denise Dresser sobre su debate con Wallace en Foro TV

denise1-639x361

¿Cuál es nuestra postura respecto al hecho de seguir considerando a esa criminal de Isabel Wallace como una interlocutora, cuyas opiniones se deberían tomar en cuenta para posicionarse, sea a favor o en contra de ellas?

Expresamos claramente nuestra postura al respecto en una carta abierta que le hicimos llegar a la politóloga Denise Dresser, el 29 de octubre. Esta carta conjunta con la Asociación Canadiense por el Derecho y la Verdad y el FEMCAI fue redactada en inglés. A continuación, publicamos la traducción al español.

Quiero insistir en algo: respetamos la labor de Denise Dresser, quién es una gran politóloga y realmente una intelectual que se ha pronunciado a favor de los derechos humanos y de la justicia. Sin embargo, nuestra opinión sobre este debate con Wallace es que nunca se hubiera solicitado, ni llevado a cabo. Uno no se sienta con criminales, sobre todo cuando el debate ya está organizado para callar a la única persona que si tenía una perspectiva justa con respecto a Ayotzinapa, y se trata de Denise. A Denise Dresser, el locutor (Javier Tello) visiblemente del lado de la Wallace le cortó la palabra. Casi cada vez que se preparaba a intervenir, se interrumpía el programa para lanzar una pausa comercial. La Wallace no dejv de cortarle la palabra, sin que el locutor dijera absolutamente nada para restablecer el orden del debate. Vean el video a continuación:

 

Con muy buenas intenciones, Denise Dresser se dejó engañar al solicitar un debate con Wallace.

Nosotros llamamos a que los activistas, defensores de los derechos humanos, abogados, juristas, politólogos, intelectuales, dejemos de considerar a Isabel Wallace como una interlocutora, sino como lo que es: una criminal responsable del calvario de – por lo menos – siete personas.

Nolverto F. A.

MXporFC

CARTA ABIERTA

Puebla, México / Montréal. Canadá

20 de octubre de 2015

Estimada Sra. Dresser:

Después de haber mirado su debate con Isabel Miranda [de Wallace], quisiéramos hacerle llegar respetuosamente los siguientes comentarios:

  1. Nos consternó el razonamiento dado por usted para solicitar el debate, puesto que alguien de su nivel no discute con delincuentes, ya que es como intercambiar opiniones con la Tuta, Chapo Guzmán o individuos semejantes
  2. El hecho de que Isabel Miranda sea, efectivamente una cruel delincuente ha sido amplia e indudablemente demostrado por las sólidas investigaciones de Anabel Hernández, publicadas en Proceso; Guadalupe Lizárraga, publicadas en Los Ángeles Press, y David Bertet, Presidente de la Asociación Canadiense por el Derecho y la Verdad, y el grupo de activistas que tienen el blog mexicoporflorencecassez.wordpress.com. Nos cuesta creer que usted no haya leído al menos el trabajo de Anabel Hernández, en Proceso, sobre el notable engaño del “Caso Wallace”.
  3. Cuando esa mujer, cruel y corrupta, denuncia que existe un “conflicto de intereses” de parte del Secretario Ejecutivo de la CIDH, demuestra tener un increíble grado de cinismo, ya que ella se ha beneficiado enormemente de la red de mentiras que constituyen todo el fiasco del “Caso Wallace”. Primero, logró ocultar a su hijo delincuente, Hugo Alberto, que está ligado al crimen organizado; segundo, recibe enormes cantidades de dinero de los contribuyentes de la escandalosa administración de Felipe Calderón para apoyar su organización igualmente engañadora y falsa “Alto al Secuestro”; tercero, en 2012 el PAN (Partido Acción Nacional) la lanzó como candidato al gobierno de Ciudad de México, y además, aunque parezca inconcebible, recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos a pesar de que acusó falsamente, hizo encarcelar y torturar salvajemente a seis personas inocentes que estuvieron en el mal lugar en el momento equivocado, por así decirlo.
  4. Según todas las investigaciones basadas en pruebas concluyentes, Isabel Miranda no sólo ha mentido repetidamente a las autoridades mexicanas y norteamericanas, sino que, además, cometió adulterio, dado que  mantuvo una relación sexual con Enrique Wallace, mientras éste todavía estaba casado y que, por otra parte, no es el padre biológico de Hugo Alberto; ella es responsable del secuestro virtual de seis ciudadanos inocentes que fueron encarcelados, y atestiguó la tortura de Brenda Quevedo Cruz, Jacobo Tagle, César Freyre, Juana Hilda González Lomelí, Antonio y Alberto Castillo 
  5. A pesar de que Nestora Salgado García fue exonerada por un juez federal de los cargos inventados que causaron su encarcelamiento ilegal, Isabel Miranda insiste en que esta mujer admirable permanezca en la cárcel y esto no sorprende.  Miranda tiene estrecha conexión con Ricardo Martínez, antiguo Fiscal de Atención a Víctimas (¿?¡!) bajo el gobierno de Ángel Aguirre Rivero, que se sabe participó en el tráfico horrible de jóvenes en el Estado de Guerrero, y las actividades de Nestora Salgado García destinadas a rescatar varias de esas víctimas afectaban al “negocio” inmoral de Martinez.
  6. Ahora la Sra. Miranda dirige su lucha no sólo contra Emilio Álvarez Icaza, sino también contra los estudiantes y los padres de Ayotzinapa etiquetando esta desaparición forzada como un simple “secuestro” llevado a cabo por los traficantes de drogas, a pesar de las pruebas y los numerosos testimonios que demuestran la implicación directa del ejército y de la policía federal, estatal y municipal.

Isabel Miranda no actúa de acuerdo a ningún imperativo moral, pues carece de ética y honradez; claramente restituye lo que debe a un “gobierno enormemente corrupto” que le permite cometer toda clase de atrocidades con impunidad total.

Lo que realmente nos aterró, Sra. Dresser, fue oírle alabar el trabajo de Isabel Miranda en favor de los derechos de las víctimas (¡!¿?). En especial, el hecho de que usted solicitara un diálogo con una delincuente de esta magnitud podría significar una de dos cosas: 1) que usted se pone al mismo nivel de inmoralidad de la entrevistada, lo que para nosotros es impensable, o 2) que en cualquier otro momento, se le podría fácilmente pedir que mantenga un debate con cualquier otro sin vergüenza.

Atentamente,

Patricia Barba
Miembro Fundador
Frente de Medios de Comunicación Alternativos Independientes (FEMCAI)
www.femcai.org
@: patricia.barba@ac-dv.org

David Bertet
Presidente
Asociación Canadiense por el Derecho y la Verdad (ACDV)
www.ac-dv.org
@: contacto@ac-dv.org

Nolverto Flores ÁVILA
México por Florence Cassez
Blog de activistas mexicanos contra los culpables fabricados
www.mexicoporflorencecassez wordpress.com
@: mxporfc@hotmail.com

Un año sin saber qué pasó con los normalistas de Ayotzinapa

Articulo del 26 de septiembre 2015, publicado en Los Ángeles Press.
Por Guadalupe Lizárraga
Normal Rural Raúl Isidro Burgos en Ayotzinapa, Guerrero. Foto: José Martinez.
Normal Rural Raúl Isidro Burgos en Ayotzinapa, Guerrero. Foto: José Martinez.
Se cumple un año de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, una herida latente en la historia de México que ha logrado ser altavoz de la grave crisis de Derechos Humanos que vive el país derivada de la situación de pobreza, la inestabilidad social y el narcotráfico. El atroz secuestro, posterior a un ataque retransmitido casi en el momento de los hechos, ha despertado la solidaridad a nivel internacional por la exigencia de la resolución y ha hundido la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto. Pero el crimen de Iguala no es tan distinto como el de otro levantón, ejecución o feminicidio de los que se dan a diario en las ciudades mexicanas: está manchado por la impunidad.
Tras un año, dos normalistas han sido identificados por un análisis de ADN obtenido de los restos óseos que encontró la PGR en el basurero de Cocula y el río San Juan. El mismo escenario donde el Grupo de Expertos  de la Comisión Interamericana (CIDH) dijo que era “científicamente imposible” que incineraran a los estudiantes. La Asamblea de Padres de los 43 no confía en el verdadero origen de las muestras y la aparición de un quinto autobús en la hipótesis de la investigación enredan más la resolución: aún no se sabe todo lo que ocurrió la noche del 26 de septiembre.
 
A las sospechas de la rapidez en la que el gobierno emitió sus conclusiones, se sumó a principios de septiembre el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independiente, elaborado tras seis meses de trabajo. En sus conclusiones, se desmentía la “verdad histórica” ofrecida por el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam y se criticó la forma en que se han llevaron las investigaciones por parte de las autoridades, así como la falta de seguimiento de algunas pruebas. Algunos padres han denunciado las trabajas que desde el gobierno han interpuesto para el esclarecimiento del caso y la prensa internacional se hizo eco de falta de credibilidad de las autoridades.
 
Y son muchas más dudas aún. Parece que el ejército, según parece presente aquella noche, no hizo nada para evitar que fueran atacados y secuestrados, lo que aviva la sospecha de que de pudo haber intervenido en la desaparición de los normalistas. Sin embargo, la petición de que el 27 batallón de Infantería con sede en Chilpancingo -así como sus miembros- sean investigados, no ha sido atendida por el gobierno.
 
Por otra parte, no se sabe por qué aquella noche el grupo de jóvenes se encontraba a 250 km de Ayotzinapa. El jefe del cártel Guerreros Unidos (autores de la supuesta masacre), declaró que el director de la escuela normal, José Luis Hernández Rivera, trabajaba a las órdenes de sus rivales, el cártel de Los Rojos, enviándolos a Iguala. El jefe de la banda declaró tras su detención que 17 de los normalistas desaparecidos pertenecían a este grupo delictivo, algo que aunque fuera falso, podría tener relación con las evidencias de la existencia de un quinto autobús que podría haber contenido un cargamento de droga aquella noche.
 
Además de todo esto, aún no se ha iniciado un juicio contra la clase política coludida con el crimen organizado en otros municipios de Guerero, así como tampoco existe una investigación contra el ex gobernador, Ángel Aguirre, ni el ex procurador del estado, Iñaky Blanco. Tampoco se ha investigado el asesinato de Julio César Mondragón, el normalista que fue desollado en los sucesos de Iguala.
 

IMG_6584

Dudas sobre el origen de las pruebas

 
El día 15 de septiembre, la Procuradora Arely Gómez González, presentó en conferencia de prensa nuevos resultados obtenidos por el laboratorio de genética forense de Innsbruck a los que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), tuvo acceso vía la Procuraduría General de la República (PGR) un par de horas antes del anuncio público.
 
Para la Asamblea de Padres de los 43, existen serios interrogantes sobre el origen de las muestras analizadas, y la coincidencia genética mitocondrial entre la muestra ósea 16-29102014 y la madre del joven Jhosivani Guerrero de la Cruz, no es considerada por el EAAF como un resultado identificatorio definitivo.
 
¿Por qué la Coincidencia genética con Jhosivani Guerrero de la Cruz, es baja en términos estadísticos?
  • El EAAF considera que el trabajo realizado por el laboratorio de Innsbruck desde el inicio de esta investigación es de alta calidad científica.
  • Sobre las 17 muestras enviadas por PGR y EAAF a dicho laboratorio en noviembre del 2014, Innsbruck intentó inicialmente producir perfiles genéticos de ADN nuclear de cada una de estas muestras ya que, en principio, este ADN es típicamente más poderoso en términos de identificación humana. El laboratorio de Innsbruck no consiguió obtener perfiles genéticos de ADN nuclear de 16 de estas 17 muestras debido al alto grado de deterioro por alteración térmica y fragmentación de las mismas. Sobre la 17° muestra, el laboratorio de Innsbruck obtuvo un perfil completo de ADN nuclear que dio como resultado una coincidencia genética fuerte y clara con la familia del joven Alexander Mora Venancio.
  • Sobre las 16 muestras restantes, el laboratorio de Innsbruck no pudo producir resultados de ADN mitocondrial por métodos tradicionales e intentó hacerlo a través de un método experimental denominado de Secuenciación Masiva Paralela. Con la utilización de este método, Innsbruck pudo obtener resultados sobre el ADN mitocondrial en 9 de estas 16 muestras. De estas 9 muestras, el laboratorio informó que 7 corresponden a ADN mitocondrial que no es de origen específicamente humano y el laboratorio señaló que continuará analizándolos, tratando de identificar su origen.

Jhosivani Guerrero de la Cruz, segundo de los 43 normalistas cuyos restos han sido identificados

Las dos muestras restantes de las que el laboratorio de Innsbruck pudo obtener resultados de ADN mitocondrial, presentaron coincidencias iniciales con familiares maternos (el ADN mitocondrial se hereda por línea materna) de los normalistas Jhosivani Guerrero de la Cruz y nuevamente de Alexander Mora Venancio. Estas dos muestras provienen de la bolsa que según PGR fue recuperada del Rio San Juan, en las afueras de Cocula. No provienen de restos recuperados en el basurero de Cocula.
 
La nueva coincidencia genética, esta vez por vía mitocondrial, entre una muestra ósea recuperada de la bolsa que según PGR proviene del Rio San Juan y los familiares de Alexander Mora Venancio es complementaria y refuerza el dictamen de genética emitido en diciembre del 2014 por el laboratorio de Innsbruck. En esa ocasión, la coincidencia genética se obtuvo por ADN nuclear, con un resultado claro y con alta probabilidad de parentesco biológico. Hasta la fecha, es el resultado más importante de esta identificación.
 
La coincidencia genética por vía mitocondrial hallada por el laboratorio de Innsbruck entre la muestra recuperada de la bolsa que según PGR proviene del Rio San Juan y los familiares de Jhosivani Guerrero de la Cruz, es baja en términos estadísticos (una razón de verosimilitud de 73 indica que la coincidencia es 73 contra 1 más probable si se trata de Jhosivani Guerrero de la Cruz que otro individuo de la población general).
 
Sin embargo, en un contexto de caso cerrado (por ejemplo, un accidente de avión con un listado claro de pasajeros que serían los únicos a encontrar en el sitio de recuperación de restos) y considerando que el laboratorio de Innsbruck estableció que cada una de las familias de los 43 normalistas desaparecidos tienen perfiles mitocondriales distintos entre sí, ese resultado podría tener un significado muy importante. No obstante, por el momento, nos encontramos ante un caso abierto, en donde los dos sitios de recuperación de restos (el río San Juan y el Basurero de Cocula) son inciertos y problemáticos por las razones que se describen a continuación:
 

Sobre la bolsa que la PGR recuperó supuestamente en el Río San Juan

Según los testimonios de los inculpados sobre la desaparición de los estudiantes, luego de haber incinerado a los 43 jóvenes en el Basurero de Cocula la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014, habrían colocado parte de sus restos en bolsas de plástico y las habrían arrojado al Río San Juan, Cocula, Guerrero. Tal como señalamos en el comunicado de prensa del 7 de febrero del 2015, el EAAF no estuvo presente en el momento en que buzos y peritos de PGR mencionan haber recuperado el 29 de octubre del 2014 una de estas bolsas del Río San Juan.
 
El EAAF tampoco participó en el hallazgo del fragmento de hueso que PGR indicó haber recuperado dentro de dicha bolsa, fragmento del cual se obtuvo una identificación positiva con los familiares del joven Alexander Mora Venancio por vía de ADN nuclear. El EAAF fue convocado por la PGR al lugar cuando ya se encontraba la bolsa de restos abierta y la muestra en cuestión ya se encontraba junto con otras sobre un área de limpieza. La muestra que culminó en la identificación mencionada, se distinguía por su tamaño mayor al resto y especialmente por estar muy poco alterada térmicamente. El EAAF sí participó en la limpieza y análisis de estos restos. Los resultados presentados el día de ayer por la Procuradora provienen de dos muestras recuperadas de esa misma bolsa.
 
El EAAF ha solicitado en diversas oportunidades a la PGR la cadena de custodia de la bolsa de restos, que según indica la PGR les fue entregado por buzos de la Marina, sin que por el momento se nos entregara copia.
 

IMG_6731Sobre el basurero de Cocula

El 7 de febrero del 2015, el EAAF emitió un comunicado de prensa en donde mostraba una fotografía sobre una prótesis parcial o puente superior y otra prótesis parcial o puente inferior (ambas realizadas con el mismo material y con coincidencia en la oclusión o mordida), así como una raíz de diente en hueso de mandíbula que se inserta en la prótesis o puente parcial inferior, confirmando como consistente la relación entre todas las piezas mencionadas.

El EAAF entrevistó a cada una de las familias de los 43 normalistas desaparecidos, solicitándoles información física, médica y dental de cada uno de ellos. Ninguno de los jóvenes normalistas tiene puentes o prótesis parciales dentarias. Es decir, estas piezas (las prótesis parciales, el diente y el fragmento de mandíbula) confirman la presencia de restos humanos correspondientes al menos a un individuo que no pertenecen a ninguno de los normalistas entre los restos recuperados del Basurero de Cocula. Por lo tanto, estamos ante un caso abierto y no cerrado. Además, se suma a este contexto, el hecho de que existen cerca de 300 denuncias de desapariciones ocurridas en los últimos 4 a 5 años en Iguala. El valor entonces del resultado obtenido sobre la muestra que podría pertenecer al joven Jhosivani Guerrero de la Cruz disminuye significativamente y sólo puede ser considerada como una posibilidad.

Toda esta información coloca esta investigación en el marco de un caso abierto en donde restos de víctimas de distintos episodios de desaparición pueden encontrarse en los mismos lugares de depositación. Existen además serios interrogantes sobre el origen de las muestras analizadas. Por lo anteriormente mencionado, la coincidencia genética mitocondrial entre la muestra ósea 16-29102014 y la madre del jovenJhosivani Guerrero de la Cruz, no es considerada por el EAAF como un resultado identificatorio definitivo.

2014, año de violaciones e incumplimiento de derechos humanos

SDP Noticias, por Manuel Alejandro Vázquez Flores

Fecha de publicación: El 6 de enero del 2015

20142

En esta la primera de mis columnas de este 2015, antes que nada quiero dar mi agradecimiento a Don Federico Arreola por depositar la confianza en este servidor y permitirme continuar con usted mi querido lector haciendo posible y un hecho todas y cada una de mis humildes opiniones, donde son bienvenidas las críticas, tanto buenas como malas, a veces muy severas, pero que además de agradecerse también han contribuido sin duda alguna a mi formación tanto como jurista como columnista de esta casa que me abrió las puertas.

Reza una expresión que me viene a la mente: “Obedézcase pero no se cumpla”.

Sin duda el 2014 fue un año difícil en todos los sentidos, difícil en materia económica, de empleo, de aumento de índices delictivos, de reformas estructurales constitucionales que a la fecha han recibido las peores descalificaciones y rechazo de la sociedad, pero sobre todo fue un año en el que los derechos humanos fueron vulnerados e inobservados por el Estado Mexicano en todos los aspectos.

En efecto, me refiero a esta materia en especial porque además de ser de las más importantes y reconocidas a nivel mundial, los derechos humanos fueron establecidos de pleno derecho en nuestra Constitución desde el 2011 con la reforma que en este rubro fue realizada, pero que por desgracia en el 2014 fue de lo más fallido.

Probablemente sea objeto de críticas y descalificaciones hasta por mis propios colegas por la responsabilidad que conlleva lo que manifiesto, pero reitero que ha sido fallido tanto el tratamiento, observancia y respeto por los derechos humanos en nuestro País, como las propias medidas o mejor dicho, cartas de buenas intenciones del Gobierno Federal en la materia.

Tenemos la tragedia de las desapariciones forzadas de los 43 normalistas de Ayotzinapa, donde la crisis resultó más severa de lo que el propio gobierno se imaginó dado el rechazo y consternación que a la fecha ha mostrado la sociedad ante este lamentable suceso y que aún no ha sido esclarecido conforme a derecho, así como otros casos de desapariciones en la República, siendo el último de los documentados el del periodista y activista Moisés Sánchez en Medellín, Veracruz, presuntamente en manos de policías municipales y que también la autoridad hace mutis de ello, la masacre de civiles en Tlatlaya, en el Estado de México a manos del propio ejército, así como actos de violaciones de derechos humanos que se cometieron durante las marchas, como en detenciones hechas de manera arbitraria por elementos tanto de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, como de la Policía de Investigación de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, quebrantando el debido proceso legal; violaciones todas que han quedado evidenciadas, y sin omitir mencionar que a diario son cometidas arbitrariedades de esta índole, donde hasta un servidor he sido tanto testigo como sujeto pasivo en manos de elementos policiacos.

Por lo que, debido a lo anterior, me quedo con este planteamiento que es directo a la reflexión mi querido lector: ¿Hasta cuándo dejará de ser retórica jurídica y se cumplirán a cabalidad los derechos humanos plasmados tanto en nuestra Constitución, como el control de la convencionalidad que no es más que la obligación del gobierno mexicano de observar y hacer valer los Tratados, Convenios y Acuerdos Internacionales en la materia?

Política Ficción. Raúl Salinas de Gortari, “presunto inocente”

Un artículo de Manuel Alejandro Vázquez Flores publicado en SDP Noticias

Fecha: El 16 de diciembre del 2014

Resulta que alrededor de lo que actualmente ocurre en nuestro país entre la tragedia de Ayotzinapa y los actos vandálicos que continúan en Guerrero, así como la pereza, apatía  y tibieza que las autoridades federales han mostrado ante tales acontecimientos, recibimos la noticia que tras 19 años de acusaciones y litigio ya no hay delito que perseguir en contra del llamado “hermano incómodo” y en efecto, me refiero a Raúl Salinas de Gortari, y es que ha quedado absuelto del delito de enriquecimiento ilícito sancionado por el código penal federal por medio del artículo 224, el cual establece claramente que deberá castigarse esta conducta a quien con motivo de su empleo, cargo o comisión en el servicio público, incurra en enriquecimiento ilícito, y el tipo penal encuadra cuando el servidor público “no puede acreditar” el legítimo aumento de su patrimonio o la legítima procedencia de los bienes a su nombre, o de aquéllos respecto de los cuales se conduzca como dueño, en los términos de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, siendo esta última la que debió aplicarse también.

Y es que efectivamente, el Tercer Tribunal Unitario Penal del Distrito Federal, que por cierto, además de resolverlo al momento de salir de vacaciones y que también “curiosamente” tiene un mes sin contar con un Magistrado Titular, resolvió la apelación 180/2013 interpuesta en su momento por Jesús Murillo Karam, en su carácter de Procurador General de la República, resultándose que al final del día dicho Tribunal decidió de manera definitiva absolver del delito de enriquecimiento ilícito estimado en 224 millones de pesos a Raúl Salinas de Gortari al considerar dentro de sus argumentos “legaloides” que la PGR “no acreditó” que el incremento de su riqueza de este personaje sea producto de actos de corrupción como funcionario.

Así las cosas, dicha resolución se basó en la presunta insuficiencia de los agravios hechos valer por la PGR   para combatir la sentencia absolutoria dictada el 19 de julio de 2013 por el Juez Décimo Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, Carlos López Cruz, y digo presunta porque no tengo ni la causa penal ni el toca de apelación a la mano para poder emitir algún tipo de juicio, ya que únicamente me baso en fuentes que considero fidedignas y de alta credibilidad, así como de la propia lógica para emitir exclusivamente una humilde opinión.

Como antecedente para usted mi querido lector, el enriquecimiento “ilícito” provenía de la partida secreta de la Presidencia de la República, de la que se desviaron 2 mil 218 millones de pesos entre 1990 y 1994 por órdenes del entonces director de Administración de Los Pinos, Ernesto Sentíes, muerto en 1998, y que por tal circunstancia no se pudo acreditar; por lo que en consecuencia, PGR deberá devolver propiedades dentro de las que se encuentra el rancho “El Encanto”, ubicado en la delegación Cuajimalpa, en la Ciudad de México, así como cuentas bancarias a Raúl Salinas de Gortari, por la cantidad de 224 millones de pesos.

Ahora únicamente lo que falta es que “pidan disculpas” a Raúl Salinas de Gortari por haber quedado “absuelto” a criterio de los  juzgadores, aunque lo que puede ser es que la propia PGR haya dejado inconsistencias, adrede o no, tanto en las indagatorias como en la misma apelación, pero como lo dije e insisto, no pretendo juzgar únicamente con la experiencia que he tenido como jurista es por el que emito mi opinión, lo más objetiva posible, atreviéndome a cuestionar conforme a derecho la actuación no de los juzgadores sino de la propia PGR, que dicho sea de paso aún faltaría la decisión de un Tribunal Colegiado de Circuito en amparo directo con la injerencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para combatir la resolución del Tribunal Unitario que absolvió al llamado “hermano incómodo”, aunque en lo personal dudo mucho que suceda.

Sandino Bucio es liberado, “me iban a desaparecer como a los de Ayotzinapa”

Articulo publicado en Regeneración

Fecha: el 29 de noviembre del 2014

Sandino Bucio liberado después de haber sido amenazado, golpeado por elementos de la SEIDO
Sandino Bucio liberado después de haber sido amenazado, golpeado por elementos de la SEIDO

En la madrugada del sábado liberaron a Sandino Bucio

“Me dijeron que me iban a desaparecer como a los de Ayotzinapa; que me iban a violar. Me amenazaron con una pistola”, narró a los medios el poeta y activista

Fuentes de la dependencia que dirige Jesús Murillo Karam refirieron que la liberación del estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM se da al no encontrar ningún elemento de responsabilidad penal en algún delito y que solamente se le trasladó para que compareciera.

Los familiares del estudiante señalaron que éste presentó una denuncia en contra de sus aprehensores por haber sido privado de su libertad de manera arbitraria y haber sido golpeado.

Sandino Bucio, conocido por su activismo y participación en el movimiento #YoSoy132, fue abordado por sujetos portaban armas largas y lo obligaron a subirse en un auto modelo Chevy, color gris, con placas 324-WHD, del Distrito Federal, cuando caminaba por la calle de Filosofía y Letras, cerca del metro Copilco.

El joven narró que  los policías lo acusaron de portar explosivos.  “Me dijeron que me iban a desaparecer como a los de Ayotzinapa; que me iban a violar. Me amenazaron con una pistola”.