Respuesta (2) @MaElenaMorera

Segunda respuesta al  articulo de Maria Elena Morera titulado “Preguntas a la Ministra Olga Sánchez sobre el caso Cassez” y publicado en la Revista Animal Político

 

maria-elena-morera-626x367

No nos deja de sorprender el “valor” de ciertos “activistas” autoproclamados, como Isabel Miranda de Wallace (@WallaceIsabel) y María Elena Morera (@MaElenaMorera), cada una en conflictos de interés en torno al histórico caso Cassez. La primera por sus vínculos con el asombroso Eduardo Margolis; la segunda por su amistad y cercanía con el ex secretario de Seguridad Publica Genaro García Luna. Todavía creen disponer de la autoridad moral para opinar en este caso.

A la diferencia de Isabel Miranda de Wallace, cuya historia de secuestro de su hijo nunca ha sido comprobada (al contrario), es preciso mencionar que María Elena Morera si vivió el secuestro de su marido.

Sin embargo, la activista que siempre se ha posicionado en contra de Florence Cassez y ha mantenido públicamente la convicción de que la francesa era culpable, apenas salió de su mutismo y decidió dirigirse a los Ministros de la Corte para nuevamente posicionarse sobre el caso y reafirmar su convicción sobre la culpabilidad de Cassez.

Queremos usar nuestro derecho de réplica para subrayar las siguientes inconsistencias en la misiva de Morera.

1.   En primer lugar, Morera menciona que la defensa de Florence Cassez “ha insistido por todos los recursos legales e incluso mediáticos, en desvanecer las pruebas.”

Argumento ad hominem que trata de desacreditar la (excelente) defensa de Florence Cassez encabezada por el abogado Agustín Acosta, al sugerir el carácter reprehensible de la supuesta insistencia de la procesada y de su abogado. Morera evoca el supuesto uso excesivo o ilegítimo de los medios  (“recursos mediáticos”) para “desvanecer las (también supuestas) pruebas.” Los medios de comunicación son un arma doble. En un principio, se usaron los medios para atacar a Florence Cassez. Mejor dicho, los medios de comunicación no cumplieron con su deber de reserva y de neutralidad para volverse cómplices del linchamiento más vergonzoso que hayamos conocido en México. Los peores argumentos fueron solicitados para tratar de convencer la opinión pública de la culpabilidad de Florence Cassez: argumentos nacionalistas y xenofóbicos, entre otros. Consideramos como normal y para nada sorprendente, que se restablezca cierto equilibrio en el tratamiento mediático del caso Cassez y que la defensa haya  usado también los mismos recursos para presentar sus propios argumentos. Los argumentos invocados por la defensa de Cassez se basan en hechos y razón, no en suposiciones y mentiras. El silencio se tiene que romper, de una u otra manera. Y en medio del odio cacofónico contra Cassez, poco a poco se hizo escuchar otra voz, una voz animada por la razón y el deseo de conocer la verdad.

2.    Como para tratar de legitimar la posición que se defendió desde el inicio del caso Cassez, Morera menciona que: “En caso de que se dicte la liberación, no será porque Cassez sea inocente, sino por las irregularidades cometidas y al parecer, principalmente por el montaje de la aprehensión.”

Está claro que los Ministros de la Corte no deciden sobre la culpabilidad o la inocencia de Cassez simplemente porque no les corresponde. Lo que les pertenece es la tarea de determinar si se violaron los derechos humanos de la francesa y el debido proceso. Y precisamente, si se determina que estas violaciones ocurrieron, ¿cuáles serán las consecuencias? El reposicionamiento del proceso para que se dicte una nueva sentencia – muy probablemente absolutoria – de Cassez. Lo que van a decidir los Ministros – y no es tan difícil entenderlo – se refiere a la validez o invalidez de las pruebas que se utilizaron para condenar a Cassez. Si los Ministros se ponen de acuerdo sobre el hecho de que las violaciones (inadmisibles) a los derechos fundamentales de la procesada tuvieron un efecto corruptor y que resultan ilegales las “pruebas” sobre las que se basaron los 5 jueces anteriores para dictar sentencias condenatorias (por ejemplo que las pruebas fueron obtenidas ilegalmente), estaremos en un caso de una persona procesada sin prueba en su contra.

Por lo que le queremos preguntar a la Sra. Morera: ¿Cuál calificativo más le conviene a una persona en contra de la cual no existen pruebas válidas para establecer su culpabilidad? La palabra correcta empieza con una I.

3.    Hablando de “pruebas”, Morera cae en la contradicción en un momento muy preciso de su artículo. “La palabra de las víctimas es muy importante pero  estoy convencida que debe venir acompañada de pruebas. En este caso, aún imperfectas, existen.”

¿Podría explicarnos la activista que quiere decir el concepto de “prueba imperfecta”? 
¿Qué tipo de justicia condenaría a una persona a cadena perpetua basándose en “pruebas imperfectas”? Sin saber realmente que es lo que tiene, le podemos contestar que en un régimen democrático como él en que estamos supuestamente, no existen tales cosas híbridas como “pruebas a medias”. Hay pruebas suficientes o pruebas insuficientes y punto. Si el ministerio público no logra comprobar fuera de la duda razonable la culpabilidad de una persona procesada, el juez la tiene que poner en libertad por falta de pruebas. La duda razonable (implícitamente incluida en el carácter “imperfecto” de las supuestas pruebas invocadas por la autora) – este concepto que nos protege a todos de las arbitrariedades de la policía – es precisamente lo que le tendría que entrar en la mente a la Sra. Morera, salvo que tenga el valor de reconocer que su argumentación se desvanece por sí misma.

4.   Dejemos a un lado el carácter “imperfecto” de las pruebas y concentrémonos con esas supuestas pruebas. ¿Cuáles son?

1)      Las declaraciones de las “víctimas”

Si, después de 7 años (!), la Sra. Morera no ha tenido el tiempo, la inteligencia y simplemente las ganas de examinar las declaraciones de Cristina y Christian, de ver que fueron cambiando a medidas que se necesitaban más elementos para hacernos creer en la culpabilidad de Cassez, si no se ha dado cuenta de que la famosa carta de Cristina es falsa y no fue escrita por ella, si no se enteró de que Ezequiel ha sido torturado por la policía federal (encabezada por su amigo Genaro García Luna y el colaborador del éste Luis Cárdenas Palomino), si no quiere entender que las declaraciones posteriores de Cristina y Christian se rindieron después del descubrimiento del montajey que en realidad declararon no reconocer a Florence Cassez, ni por la voz, ni físicamente, … entonces no hay mucho que podamos hacer por la activista o para compensar la lentitud de su cerebro. Todos estos elementos sobre el carácter contradictorio de las declaraciones, sobre las mentiras del testigo Ezequiel manipulado por Wallace y quien organizó su propio secuestro, ya los hemos comprobados y hasta nos da pena que la Sra. Morera tenga el mal gusto de actuar como si no existieran tales investigaciones, al repetir los mismos elementos sin fundamento.

Por lo que solo vamos a mencionar lo siguiente: todas las declaraciones son posteriores al montaje. Todas. Un montaje que no fue un accidente o un error que desafortunadamente hubiera viciado el debido proceso. El montaje fue planeado conscientemente. No fue un simple error. Es un verdadero crimen. No se puede comprobar que los testimonios de las supuestas víctimas mantengan independientes del montaje a raíz del cual se hicieron. Al contrario. El montaje – el lugar, sus participantes – se hizo con vistas a manipular la opinión pública, con vistas a fabricar un operativo de rescate que nunca tuvo lugar y tres secuestros que probablemente no ocurrieron. Las víctimas que participaron en este montaje, aceptaron (o tuvieron que aceptar) ser cómplices y actores en esta mentira televisiva. La única credibilidad que les queda es el estatus de víctima, cuando ese estatus ya no está comprobado (en el caso de Cristina y de su hijo, por lo menos, ya que el secuestro de Ezequiel nunca tuvo lugar).

Claro está que la voz de las víctimas tiene que ser escuchada. Siempre y cuando estas víctimas son dignas de fe, cuando se respeta la palabra de ellos y cuando no se los instrumenta para convertirles en portavoces del órgano acusatorio, el cual tiene un interés en que se declarara culpable a la persona detenida y procesada.

Al mismo título que Florence Cassez e Israel Vallarta, Cristina, Christian y Ezequiel son víctimas de la policía federal y queremos escucharlos al respecto.

2)     Pero hay más pruebas “imperfectas” que invoca Morera para reiterar su convicción sobre la culpabilidad de Florence Cassez.

Afirma Morera que “sus cómplices dijeron, que sí participó”. 
Concordamos con lo que escribe Morera, menos un detalle que no menciona. Se comprobó que los supuestos miembros de la supuesta banda de los Zodiaco declararon bajo tortura: Israel VallartaDavid Orozco (torturado en presencia de Isabel Miranda de Wallace), Mario Vallarta. ¿Qué dice la Sra. Morera de una confesión obtenida bajo tortura? ¿Qué dice la Sra. Morera de los métodos frecuentemente usados por la policía encabezada por su amigo Genaro García Luna para lograr declaraciones auto incriminatorias? Le queremos recordar a la Sra. Morera que el triste título de “jefe de banda” no se lo puede otorgar a Israel Vallarta por el simple hecho de que después de 7 años, todavía no ha sido juzgado.

Morera escribe que: “Ambos testimonios son claves para entender el porqué de su sentencia (de Cassez).” Precisamente, el porqué de la sentencia resulta ser la voluntad clara y maquiavélica de las autoridades en presentar a Florence Cassez como culpable, usando todos los recursos posibles, hasta la tortura, hasta el lavado de cerebro de un niño menor de edad  (Christian pasó toda la tarde del día 10 de febrero del 2006 solo en la SIEDO, apenas 4 días después del descubrimiento del montaje) para fabricar más elementos dirigidos a consolidar la mentira inicial.

Las supuestas “pruebas”, calificadas de “imperfectas” por María Elena, se desvanecieron por sí misma. Lástima que pasaron siete años para que este proceso de descubrimiento de la verdad – proceso que Morera participó en obstaculizar – se lleve a cabo. Siete años que les destruyeron la vida no solamente de Florence Cassez, sino también las de Cristina Ríos Valladares, de su hijo, así como la del mentiroso, manipulado, torturado e hijo de secuestrador Ezequiel Elizalde Flores.

¿Quién tiene la culpa?  – Las autoridades, la policía federal encabezada por Genaro García Luna. Y todos los que participaron en apoyar, difundir, consolidar la mentira orquestada por la hoy desaparecida Policía Federal. O sea: Ustedes, Sra. Morera, Wallace y Sr. Marti.

“Castigar a quienes por querer lucirse terminen poniendo en riesgo un proceso debería ser el primer paso” escribe Morera, cándida y olvidando de mencionar que el órgano estatal que tenía la culpa era encabezado su amigo Genaro García Luna, mismo que trata de minimizar la actuación de la policía calificándola como “error” y no como crimen (lo que realmente es). Que Morera se castigue también a ella misma por su complicidad (consciente o no) en la mentira.

Para terminar, el deber de los Ministros de la Corte no incluye él de “utilizar la pedagogía para explicarnos” y justificarse de su decisión, sobre todo cuando él “nos” designa cercanos al principal responsable de la injusticia más vergonzosa que se cometió en el México moderno. La activista, quién al menos se dirige a los Ministros respetuosamente – a diferencia de Wallace – prometiéndoles que respetara la decisión que se tomará dentro de dos días, debería entender que no tiene la autoridad moral para hablar en contra o incluso sobre Florence Cassez y que para ella no hay mejor manera de enseñar a los Magistrados su profundo respeto a la institución que la de guardar el silencio.

Y que ella – como activista autoproclamada – nos explique como puede seguir pensando que tiene alguna autoridad moral a la luz de lo siguiente:

Denuncian conflicto de intereses de Ma.Elena Morera, de México Unido Contra la Delincuencia

CRITICAN LABOR DE HIJO DE MORERA COMO ASESOR SSP

PS: también, queremos mencionarle a la Sra. Morera que, después de 7 años de enfocarse en la acusación contra Florence Cassez, debería conocer la ortografía de su nombre.

Felipe-Calderón-y-Antonhy-Wayne

Nolverto – @MXporFCassez

Investigación de Procuraduría General de Justicia del Estado de México confirma que el secuestro de Ezequiel Elizalde Flores es falso

Ya hemos comprobado que Ezequiel Elizalde Flores no es victima sino un testigo falso y aleccionado (para acceder a nuestra investigacion, dale un click aquí)

ISABEL MIRANDA DE WALLACE

Tras la lectura de un articulo reciente de Proceso, pudimos tener confirmacion de nuestra tesis sobre la falsedad de Ezequiel : dicho articulo menciona que una investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México ó que el secuestro de Ezequiel fue planeado por él mimo y su madre, o sea que nunca estuvo secuestrado por la supuesta banda de los Zodiaco, lo que confirma lo que Israel Vallarta había declarado en su Segunda declaración.

Además de esas dos pruebas propuestas por Cossío para desecharse, que corresponden a las declaraciones de dos de los supuestos secuestrados de Cassez, la ministra debió considerar el parte policial sobre la detención de la ciudadana francesa y el testimonio del tercero de sus presuntos secuestrados, Ezequiel Yadir Elizalde Flores, quien desde un principio la ha inculpado, pero cuyo plagio, de acuerdo con investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, fue planeado por su propia madre para sacarle dinero al papá. (extracto articulo de Proceso)

Sobre el secuestro falso de Ezequiel - torturado
Sobre el secuestro falso de Ezequiel – torturado

Por el équipo de @MXporFCassez

Un secuestro planeado por la victima y su madre

(Revista Proceso enero 2013)

Por Homero Campa

Ezequiel Yadir Elizalde Flores, supuesta víctima de la banda Los Zodiaco y cuyo testimonio fue clave para incriminar a Florence Cassez, pudo ser secuestrado mediante un plan urdido por su propia madre, Raquel Flores Martínez, según un documento de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM). Ezequiel fue secuestrado el 4 de octubre de 2005 en el billar Elimen, en la colonia San Miguel Jacalones de Chalco, Estado de México. Trabajaba en ese establecimiento cuyo propietario era su padre, Enrique Elizalde Menchaca.

De acuerdo con su testimonio –contenido en la averiguación previa PGR/SIEDO/UIES/190/2005–, como a las 10 de la mañana tres hombres armados lo sacaron del billar y lo subieron a una camioneta Chevrolet Express Van gris. Lo llevaron a una casa de seguridad que posteriormente la policía ubicó en el número 54 de avenida Xochimilco, en el pueblo de Santa Cruz Xochitepec. Ahí se encontró con otros dos secuestrados: Cristina Ríos Valladares y su hijo Christian Hilario Ramírez Ríos. Los secuestrados luego fueron llevados al rancho Las Chinitas, donde Genaro García Luna, entonces titular de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y después secretario de Seguridad Pública, y su colaborador cercano, Luis

Cárdenas Palomino, excoordinador de Seguridad Regional de la SSP, organizaron el montaje de rescate que fue transmitido por televisión la mañana del 9 de noviembre de 2005 y en el que mostraron como secuestradores a Florence Cassez y a su novio Israel Vallarta.

Desde su primera declaración ministerial, Ezequiel –quien actualmente tiene 29 años– identificó a Cassez como una de sus captores. Dijo que la mujer “hablaba con acento extranjero, al parecer de origen francés, ya que arrastraba la erre”.

Sostuvo que a él le llevó unos sándwiches y le recomendó no hacerse “el héroe” ni hacer “pendejadas” porque “si no, íbamos a acabar mal”.

También dijo que llevaba pasamontañas y lentes negros, pero se asomaba parte de su “cabello teñido color güero”. Afirmó que tres días antes de que lo rescataran “la mujer con acento extranjero” le dio un piquete en el meñique de la mano izquierda que le dejó una cicatriz (la cual resultó ser una pequeña marca congénita). Además lo amagó con enviarle un “regalito a su papá” y le dio a escoger entre un dedo o una oreja.

Las llamadas

Cuando ocurrió el secuestro de Ezequiel, su padre presentó la denuncia ante la PGJEM que inició la averiguación previa PER/III/6599/05. Elizalde Menchaca solicitó la asesoría de agentes del grupo CEISAR, especializado en casos de secuestro y adscrito a la Dirección General de la Policía Ministerial. Ramón Lozano Ramírez, jefe del grupo CEISAR en Nezahualcóyotl, envió el 29 de noviembre de 2005 un oficio al agente del Ministerio Público en turno en el Centro de

Justicia de Neza-La Perla. En dicho documento hace una cronología de las llamadas telefónicas que los secuestradores de Ezequiel hicieron a su padre.

De acuerdo con esa relación –cuya copia obtuvo Proceso–, el 4 de octubre de ese año “un sujeto del sexo masculino” llamó cuatro veces a Elizalde Menchaca para decirle que tenía secuestrado a su hijo. Pidió dos millones de dólares para liberarlo. En una llamada posterior redujo la suma a 10 millones de pesos. Como Elizalde Menchaca apagó su celular durante varios días el secuestrador llamó el 10 de octubre al teléfono de Enrique Elizalde Flores, hermano de Ezequiel. Le dijo que ya sabía que su padre “fue de puto con sus amigos” y que le transmitiera el mensaje de que “prendiera su teléfono”. Ese mismo día el secuestrador llamó a Elizalde Menchaca:

–¿Ya tienes mi dinero? –preguntó el secuestrador.

–Sólo cuento con 127 mil pesos…

–En eso no quedamos. Si no juntas el dinerovoy a matar a tu hijo y después te voy a matar a ti.

Una semana después, el 17 de octubre, el secuestrador contactó de nuevo con Elizalde Menchaca, quien le dijo que había juntado 192 mil pesos. El secuestrador le advirtió que “los sujetos que tenían a su hijo podían darse un pasón y él no respondería por la vida” del muchacho. Unas horas después volvió a llamar. Amenazó: “Ya quiero acabar con esta situación y tú nada más te estás haciendo pendejo. Yo sé que tienes una chavita con Inés (la segunda esposa de Elizalde Menchaca) y también voy a ir por ella para chingármela”.

El documento señala que el 2 de noviembre, desde un teléfono público, “una persona del sexo masculino” llamó a Elizalde Menchaca para decirle que “fue su esposa Raquel (Flores Martínez) la que planeó el secuestro de su hijo”. También le comentó: “Lo tienen cerca de donde vivía Karen (Pavlova Gachuz Gómez, de origen ruso y en esas fechas esposa de Ezequiel Elizalde Flores)” y le pidió que avisara de ello a las autoridades.

La cronología señala que desde el 17 de octubre ya no hubo más llamadas de los plagiarios y que el 28 de noviembre Elizalde Menchaca comunicó que ya no deseaba el apoyo del grupo antisecuestros CEISAR, pues “de ese momento en adelante él llevaría solo el asunto de su hijo”.

Esos datos coinciden con la declaración ministerial que ofreció Karen Pavlova Gachuz Gómez. Según la declaración –contenida en la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIS/190/2005–, ella escuchó algunas conversaciones entre su suegra, Raquel Flores Martínez, y el jefe de los secuestradores. Contó que el secuestrador se quejaba con la señora de que Elizalde Menchaca había desconectado sus teléfonos celulares y no quería pagar el rescate.

–Pero yo no tengo el dinero que quieren–explicó la señora, según esta versión.

–No, doña Raquel. Yo a usted no le voy a pedir nada –contestó el secuestrador–. Yo sé la alimaña que es ese hijo de su chingada madre (en referencia a Elizalde Menchaca) y sé todo lo que le quitó.

Y agregó: “Usted cree doña Raquel, me dijo ese cabrón que no tiene dinero”.

–¿Eso le dijo? ¿Que no tiene dinero?

En su declaración Karen se dijo sorprendida de escuchar a su suegra “muy tranquila”. Era como si “conociera al secuestrador”, dijo.

Karen recordó que en otra conversación Raquel le pidió al secuestrador que no lastimara a Ezequiel. Y agregó: “Lo que vaya a pagar el señor Elizalde, que lo pague él, no mi hijo”.

Esto coincide también con la primera declaración ministerial de Israel Vallarta, quien señaló que el secuestro de Ezequiel era un “asunto personal” entre el padre de éste y el jefe de la banda, de quien dijo conocer sólo su nombre: Salustio.

Según Vallarta, Salustio le dijo que “algunos años atrás se había aventado un jale, es decir, un secuestro” con Elizalde Menchaca pero “ese cabrón lo había bailado y lo único que quería era recuperar su dinero que le había tocado por dicho secuestro”.

Conexiones

El caso de Ezequiel incluye hechos y situaciones que lo hacen aún más extraño. Por ejemplo cuando el joven hizo su primera declaración ministerial, el 9 de diciembre de 2005, estaba golpeado. El expediente asienta que tenía un vendaje en la cabeza y se quejaba de dolor en la espalda, piernas, cabeza y abdomen. Además “se aprecian heridas en rodilla izquierda y espinilla izquierda”.

En una declaración posterior reconoció: “Cuando llegaron los de la AFI, sí me apuntaban con sus armas y me golpeaban. Me preguntaban cómo te llamas. Hubo jalones y me golpearon hasta que una de las AFI dijo ‘es víctima’”. Pensaron que era el cuidador de los secuestrados.

La periodista Anne Vigna, autora del libro Fábrica de culpables: Florence Cassez y otros casos de la injusticia mexicana, comentó a este semanario (Proceso 1790) que el 2 de marzo de 2006 Ezequiel rindió una nueva declaración ministerial en la que relató que en una fiesta se presentaron dos personas que fueron invitados por su suegra y su cuñado. Las identificó por sus apodos: El Norteño y El Jaime. Declaró que esos dos individuos estuvieron involucrados en su secuestro, pero nunca fueron investigados.

Vigna recuerda lo que le comentó AlejandroCortés Gaona, abogado de Israel Vallarta: que uno de estos individuos se parece a Alejandro Mejía Guevara, cuñado de Israel Vallarta y quien era el titular del contrato de arrendamiento de la casa de seguridad de Xochimilco, donde estuvieron cautivos Ezequiel, Cristina y su hijo Christian. Mejía Guevara es amigo de los hermanos Marco Antonio y José Fernando Rueda Cacho, quienes participaron en el secuestro de la joven Valeria Cheja, cuyo caso supuestamente permitió a los agentes de la AFI descubrir que Vallarta era secuestrador.

Sin embargo, señaló Vigna, los Rueda Cacho están libres. La PGR realizó un cateo en su casa y encontró un Volvo gris plata que fue usado en el secuestro de Cheja. No obstante no se ejerció acción penal contra ellos.

 

 

Ezequiel – Testigo falso – artículos y video (aumentado: agosto 2012)

Ezequiel Elizalde Flores – testigo falso

Opinión: Ezequiel, farsante, mentiroso y contradictorio

Por Oscar – MXporFCassez

Es una ley humana no escrita que: “con el tiempo las cosas que en su momento se tornaron turbias, al paso de los días, horas y minutos, se esclarecen y  el panorama y las cosas caen por su propio peso”, este es el caso de Ezequiel uno de los protagonistas del montaje televisivo del caso FLORENCE CASSEZ, esta supuesta víctima hemos visto y analizado que con el paso del tiempo lo único que nos queda claro, es que: no olvida los textos que leyó y tuvo que aprenderse, tal vez obligado por la SSP, como niño que estudia para un examen y se aprende todo de memoria, ¿será que tuvo que aprender todo esto en contra de su voluntad y a consecuencia de la golpiza que le propinaron miembros de la AFI?,  en estos momentos en que los medios de comunicación muestran una realidad paralela y distorsionada en comparación  a la que la ciudadanía vive, las personas que están interesadas en realidad de saber qué es lo que está pasando en la justicia mexicana, se informan y analizan los actos y consecuencias de lo que se nos muestra en las pantallas de TV, retomando el caso de Ezequiel,  protagonista del soez cortometraje de “FLORENCE CASSEZ, LA SECUESTRADORA”, podemos darnos cuenta que miente una y otra vez en sus entrevistas que concede a medios de comunicación, y cada vez es más evidente que ya no logra conectar sus ideas para sostener sus mentiras, en su declaración él comenta que  estuvo con los ojos ventados todo el tiempo, en cambio en las entrevistas manifiesta todo el tiempo que vio físicamente a Florence hasta en 2 ocasiones, con esta contradicción los argumento y declaración de Ezequiel pierden validez, si sumamos que él en una entrevista declara que ya conocía a la Sr. Wallace de tiempo atrás, ¿no es de sospechar y ratificar que todo esto fue un teatro?, Ezequiel hijo de un secuestrador, es el único entre las 3 `victimas ‘que vio a Florence antes de que llegaran las cámaras de televisión, también declara que escucho el radio de policía cuando lo trasladaron. Estimados lectores, en este momento que la sociedad mexicana despierta, es tiempo de evaluar estos hechos y que se den cuenta de las contrariedades e injusticias de este caso apegándose a la razón y a la verdad, dejando de lado en falso “nacionalismo mexicano” de las “victimas” así como también la Xenofobia.

Video: Ezequiel – testigo falso (youtube)

Por Nolverto – MXporFCassez

Investigación y análisis de las declaraciones: Ezequiel torturado por la policía federal

Por Raúl  – MXporFCassez

Nuevo desarrollo sobre nuestra hipótesis : Ezequiel torturado por la policía federal

La familia de Ezequiel Elizalde Flores y sus presuntos nexos con el crimen organizado

En la página 69 de la primera averiguación previa abierta en la PGR contra la banda Los Zodiaco, Karen Pavlova, esposa de Ezequiel Elizaldeofrece pistas sobre por qué éste desapareció y la aparente relación de la familia Elizalde con otros plagiarios.
La noche del 4 de octubre de 2005, cuando acudió con su suegra de nombre Raquel a preguntar si sabían algo de Ezequiel, porque no había llegado a casa, la señora le respondió: “Se fue con su papá a la frontera”, lo cual ella puso en duda, pues tenía su visa y pasaporte. “A lo mejor allá es más fácil pasar sin documentos”, insistió la mamá. Poco después descubrió que doña Raquel llamó al número celular de su hijo y sostuvo un diálogo inusual con un  supuesto plagiario.
En un tono familiar pidió: “Por favor no vaya a lastimar a mi hijo, lo que le deba el señor Elizalde (Enrique, el papá de Ezequiel) que lo pague él, no mi hijo”.
—¿Cómo cree doña Raquel? Yo también tengo hijos —respondió el interlocutor—… Dígale a ese cabrón que prenda sus celulares y conteste las llamadas.
—Yo no tengo dinero —exclamó la madre.
—No le voy a pedir nada, sé la alimaña que es ese hijo de su chingada madre y sé todo lo que le quitó. ¿Usted cree que me dijo que no tiene dinero?
—¿Eso le dijo el señor Elizalde?
La charla terminó entre bendiciones mutuas.
En su declaración Pavlova dijo que le había sorprendido que su suegra hablara “muy tranquila, como si conociera al secuestrador”.
Los padres desaparecieron con el argumento de que lo más probable era que Ezequiel ya estaba muerto, por lo que Karen presentó la denuncia ante la Procuraduría el 18 de noviembre de ese año.
Este testimonio fue rescatado por el ex titular de la PGR Ignacio Morales Lechuga, quien comentó: “Revela que hay una deuda entre el papá de Ezequiel y quienes lo secuestraron, es común entre la delincuencia, las garantías humanas se acostumbran más de lo que se supone, y las autoridades debieron haber investigado la situación jurídica del papá y del hijo”.
Quien también ha revisado el expediente y los videos es el activista Eduardo Gallo, quien refirió: “En el supuesto operativo del rancho Las Chinitas el propio Israel Vallarta —identificado como jefe de la banda— habló así de Ezequiel: “Ese chavo no está secuestrado, su papá se dedica a lo mismo”.

Nuevo desarrollo sobre nuestra hipótesis : Ezequiel torturado por la policía federal

Basándonos en la primera declaración de Ezequiel Elizalde hecha en el Ministerio Público , y en la segunda declaración de Israel Vallarta hecha ante un juez, asi como en la declaración de Karen Pavlova (esposa de Ezequiel Elizalde), les vamos a demostrar que – muy probablemente – Ezequiel Elizalde fue torturado y golpeado en la SIEDO al mismo tiempo que Israel Vallarta.

En su primera declaración el día 9 de diciembre del 2005, Ezequiel Elizalde relata lo siguiente :

“…a la persona que saludé [Raúl, marido de Cristina] le dije que me tenían, secuestrado y el me dijo que el también estaba secuestrado, le conté que tenia a mi esposa embarazada y que ya pronto nacería mi hijo”…

En su segunda declaración, Ezequiel habla otra vez de su esposa embarazada

“…en una fiesta familiar que se hizo en la casa donde vivia yo (…), fiesta derivada de un baby shower que organizo mi madre Raquel Flores Martinez, para mi esposa Karen Pavlova Gachuz Gomez…”

En su segunda declaración, Israel Vallarta afirma lo siguiente :

“y por los ruidos llegamos a un lugar en el que se escuchó un portón metálico grande. el que se abrió para ingresar, el que creo que es un estacionamiento de un edificio grande por los ecos de los vehículos”, deteniendo la marcha de la camioneta y me bajan, me quitan la chamarra y que no abriera los ojos, me vendan los ojos, se acercan mas personas, a las que les dicen este es, me cargan unos cuantos metros y siento unas escaleras hacía abajo y estando en un nivel inferior, me desnudan totalmente, me quitan las esposa, me vendan las muñecas por la parte de atrás, al igual que los piernas a la altura de las pantorrillas y una voz grave lo cuestiona sI sabe de anatomía, al tiempo que me golpea en el costado derecho cayendo hacía atrás sobre un cartón, y me dijo eso se llama hígado hijo de tu puta madre, me tiró una cubetada con agua sobre mi cuerpo, sentándose una persona sobre mi pecho, sosteniéndorne la cara y me pone un trapo húmedo con una sustancia que pudo haber sido acetona o algo semejante pero no me dejaba respirar. otra persona se hincó sobre sus rodillas, colocándolas encima de mi  muslo derecho y la pantorrilla, causándome dolor, otra persona comenzó a arrojarme agua sobre la boca y nariz provocándome asfixia, en tanto que otra persona sobre las plantas de mis pies, puso un cartón y me golpeaba fuertemente con palo de escoba en repetidas ocasiones, gritándome se pasaron de verga con un cabrón muy pesado y ya están pagados y seguían golpeándome, y en algunos lapso de tiempo que para ellos eran descansos, me recargaron sobre la pared sentado, me ponían una bolsa de plástico en la cabeza y me tapaban con la mano la boca y nariz y nuevamente sentía puñetazos en el estomago y torax patadas en las piernas y glúteos, otra personas ponía sus botas a la altura del empeine de mis pies y dejaba caer su peso, todo eso fue en diferentes momentos ya que perdí la noción del tiempo y me gritaban Insultos todo el tiempo, en ese ínter escuche a otra persona quejándose por que la estaban golpeando, sin saber que tipo de golpes y gritaba que él solo había participado un par de veces y que sólo hacía platicar con las personas, haciéndose pasar por otro secuestrado y que eso lo estaba haciendo porque su papá era un ojete y que desde pequeño humillaba a su mamá, hermano y a él que él sabía que el dinero de su papá lo conseguía comprando mercancía de camiones robados y trabajando para otras personas interceptando llamadas y que él se había autosecuestrado porque necesitaba dinero y no tenia para el hospital de su esposa, pero que se comunicara con su patrón y que él arreglaba todo.

Israel dice que los policias (AFIs) lo tenian en un edificio de gobierno (zaguan, estacionamiento, edificio grande) y dice que cuando lo estaban torturando escucho los gritos de un hombre al que también torturaban para que aceptara un trato con ellos. Este hombre se habia auto-secuestrado para sacarle dinero a su padre con el fin de pagarle el hospital a su esposa que estaba embarazada y a punto de dar a luz.

Y después, hablando de su regreso al rancho Las Chinitas :

“…en ese momento veo que una de esas camionetas bajan a una persona, como de mi estatura o un poco mas alta en referencia a los AFIS. que lo traía golpeando, usaba barba crecida y lo trasladan al interior de una cabaña, que esta a la entrada del terreno que habito.”

Cabe recordar que el dia de su “liberación, Ezequiel llevaba barba crecida.

No cabe mucha duda. Es muy probable que la persona que la policía torturaba al mismo tiempo que Israel – o sea despues de la detención de Florence Cassez el 8 de diciembre –  en las oficinas de la SIEDO el 8 de diciembre, una persona masculina con barba crecida y cuya esposa estaba embarazada, haya sido Ezequiel.

El mismo Ezequiel afirmó ante el médico que lo habían golpeado los AFIs.

¿Cómo pensar que las declaraciones acusatorias de Ezequiel tienen algo de credibilidad?

En unos días, volveremos a publicar el video sobre las mentiras de Ezequiel en sus intervenciones mediáticas. Este video, lo titulamos: Ezequiel = testigo falso.

Por Raúl

@MXporFCassez

Ultimo minuto: Tío de Ezequiel integrante de la AFI – presión sobre las víctimas

El periódico Reforma publicó este martes 20 de marzo que Ezequiel Elizalde declaró ante la PGR que su suegra y su cuñado estuvieron implicados en su secuestro.

“La propia víctima declaró ministerialmente que uno de sus tíos, de nombre Fernando Flores Bonillaes integrante de la AFI, la corporación que indagó su plagio”, advierte el reportaje firmado por Abel Barajas.