Noticias sobre el estado de salud de Héctor Casique

Publicamos el certificado del neurólogo que reciente vio a Héctor Casique. Como consta en el presente dictamen, el Dr. Francisco Brito Barrera, especializado en neurocirugía y con cedula profesional 1280759, mandó un tratamiento dirigido a oxigenar el cerebro de la víctima Héctor, torturado por esos delincuentes que otros llaman “servidores públicos”. Mientras tanto, sigue el calvario de Hector y de sus familiares.

Si descartamos el CENCOS y la CEAV, estamos en posición de afirmar que a ninguna instancia nacional le ha importado el estado de salud de Hector, ni mucho menos su inocencia. Hasta la fecha, no han hecho absolutamente nada por subsanar tanto dolor con la que él y su familia viven.  Los “servidores públicos” del estado de Quintana Roo lo han lastimado física y psicológicamente de manera permanente.

Certificado

Yaskade, estamos contigo, con tu familia y con Héctor.

#LibertadparaHéctor Casique y Cárcel para los torturadores y los políticos corruptos.

#NoalaFábricadeculpables

MXporFC

Cómo ha pisoteado Roberto Borge los derechos humanos: su imperio de tortura

Artículo de Carlos Cantón Zetina

Publicado el 15 de Mayo del 2015

En el blog de Carlos Cantón Zetina

Quintana Roo es el reino de la tortura, y una fábrica de “culpables”.

El gobernador priista Roberto Borge Angulo desprecia los derechos humanos, de los que es contumaz violador.

Por eso y por su deshonestidad y la altísima deuda pública que ha contratado, activistas quintanarroenses iniciaron un movimiento para revocar su mandato en las elecciones del 7 de junio.

Su rostro represor y vengativo  fue exhibido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en su resolutivo respecto al periodista maya Pedro Canché Herrera.

También quedaron evidenciados otros cuatro ruines personajes de Quintana Roo:

1.- Gaspar Armando García Torres, procurador de Justicia.

2.- Harley Sosa Guillén, titular de la Comisión de Derechos Humanos (CEDH).

3.- Fidel Villanueva Rivero, presidente del Tribunal Superior de Justicia estatal, y

4.- Lino Magos Acevedo, director del Instituto de la Defensoría Pública del Poder Judicial. (Este jueves acusado por la diputada federal Alicia Ricalde ante la PGR por delitos electorales).

Este siniestro cuarteto ha convertido las dependencias que dirigen en viles instrumentos para retorcer o cancelar  la justicia, y acosar a disidentes.  Son marionetas del poder, lacayos sin perdón.

CASIQUE, TORTURADO

Son los “verdugos” de Canché y de otros periodistas y disidentes del gobierno estatal.

El 11 de mayo, la CNDH instó al mandatario quintanarroense a liberar, ofrecer disculpa pública e   indemnizar al  comunicador maya   encarcelado injustamente desde el 30 de agosto en esta entidad. Dio un plazo de 15 días hábiles.

Lo malo es que Borge  se ha pasado por el arco del triunfo las recomendaciones del  organismo.

Su desacato es reiterativo desde antes de  que, en abril de 2011, asumiera  el cargo. Es de los mandatarios estatales contra quien  más quejas se han formulado ante la CNDH.

No sería extraño que ignore el dictamen  en  el caso de Canché.

Lo  acatará  sólo si la orden viene  de  Peña Nieto, como se supone ante  la presión internacional de que es objeto. El asunto del comunicador maya se convirtió en ícono más allá de nuestras fronteras…

CANCHÉ, TORTURADO

En todo caso, Borge cumpliría parcialmente la recomendación, sólo para taparle el ojo al macho.

Esto significa que los responsables de las violaciones a las garantías individuales de Canché no serán castigados. El periodista fue torturado por policías y ha sido golpeado por reclusos. Es preso político, Borge no le perdona que lo haya criticado y desafiado en un video.

De nada valió el “convenio de colaboración” firmado el 22 de mayo de 2013 por el gobernador y Raúl Plascencia Villanueva, el entonces presidente  de la CNDH, ceremonia en la que Borge se comprometió al irrestricto respeto de los derechos humanos.  (Ahora el titular es Luis Raúl González Pérez).

Por lo pronto, la CNDH dejó muy mal parado al sistema de procuración e impartición de justicia  y ratificó que en Quintana Roo  no existen los derechos humanos ni la libertad de expresión.

Y, desde luego, al gobernador se le cayó el teatro que dolosamente montó contra Canché para mantenerlo en prisión. Incluyó una campaña negra para tildarlo de “alborotador” y negar su condición de periodista. Para ello echó mano del ejército de comunicadores y medios locales  a los que tiene comprados, así como  a sus “trolles” como Lino Magos.

Ejemplos del menosprecio de Borge hacia la CNDH:

A.- En junio de 2013, la CNDH obtuvo el Protocolo de Estambul en el que demuestra que el ex policía municipal y ex escolta del gobernador, Héctor Casique Fernández, fue inculpado bajo tortura  de un multihomicidio por la Procuraduría de Justicia estatal. El documento (primero que se aplica en Quintana Roo) fue enviado a la CEDH… ¡y nadie le hizo caso!.

B.- En enero de 2014, la CNDH urgió a Borge que aplique medidas cautelares para resguardar al periodista Sergio Caballero, corresponsal de la revista Proceso, víctima de ataques cibernéticos. Demandó “que la autoridad investigue de manera amplia e imparcial hasta lograr el esclarecimiento de los hechos, deslinde responsabilidades y garantice que la agresión no quede impune”. Nadie fue castigado, pese a que concretamente se señaló a César Mortera, cabeza del Movimiento Nacional Cibernautas de Quintana Roo, que coordina los “trolles” y “boots”, al servicio del gobernador.

(En febrero pasado, esos mismos agresores en redes sociales  acusaron falsamente a la periodista Lydia Cacho de haber recibido dinero de políticos. Ocurrió  luego de que ella publicó  un artículo en el que culpa al gobernador  de la injusta detención de Canché. En su cuenta de Twitter, denunció que mediante ‘trolls’ el gobierno de Borge pretende desacreditarla).

C.- En septiembre de 2012, la CNDH dictaminó que las  cárceles de Quintana Roo (Cancún y el CERESO de Chetumal) están en el último lugar en algunos rubros como el de condiciones de gobernabilidad, con una calificación general de 5.44. Pero al señor  Borge le importó un pito. Los motines y otras irregularidades, son el pan de cada día.

D.- El 3 de abril de 2011, una semana antes de que Borge tomara posesión, la CNDH emitió una recomendación al entonces gobernador priista Félix González Canto para que investigara las irregularidades en el caso del cantante Kalimba, acusado de violar en Cancún a dos colegialas menores de edad en diciembre de 2010. Francisco Alor Quezada, procurador de Justicia,  “fue ineficiente”. Borge prometió darle seguimiento al caso. Pero ni él ni  Félix  atendieron el dictamen.

Así como ha desoído a la CNDH, el gobernador ignora los veredictos de jueces:

El 19 de septiembre de 2014, el Juez Cuarto de Distrito (federal), con sede en Cancún, otorgó una suspensión provisional a la periodista y editora de Luces del Siglo, Norma Madero Jiménez, contra actos del mandatario quintanarroense a quien acusa de ordenar la elaboración y distribución de ejemplares apócrifos de la revista  en el juicio de amparo 458/2014. ¡Pero la clonación  ha continuado!.

Antes, el 27 de agosto, el mismo Juez concedió  una primera suspensión de amparo a Luces del Siglo contra Lino Magos a quien le exige “se abstenga de difundir y circular” las portadas falsas  y que “cese la transmisión de mensajes difamatorios, denostativos o acusatorios” contra el medio. Lo anterior porque Magos, junto a César Mortera,  son los personajes que difunden más portadas apócrifas.

En la recomendación de  Derechos Humanos relativa a Pedro Canché, como en otras,  está involucrado principalmente  el procurador García Torres, quien a pesar de ser exhibido como torturador y violador de leyes permanece impune… y en su puesto.

La recomendación 13/2015 comprueba que es injusto (venganza personal del mandatario estatal) el encarcelamiento del comunicador maya, desde hace ocho y medio meses.

Es particularmente severo el texto: “por violaciones a la libertad de expresión, a la seguridad jurídica y a la integridad personal, cometidas en agravio del periodista Pedro Canché”.

La inexistencia de derechos humanos en Quintana Roo fue abordada por este periodista el 26 de enero de este año:

HÉCTOR CASIQUE, TORTURADO Y PRESO

Héctor Manuel Casique Fernández es un claro ejemplo de que en Quintana Roo la tortura y la fabricación de “culpables” son  práctica común. Tiene más de dos años injustamente preso en Cancún.

Fue arbitrariamente detenido el 16 de marzo de 2013; enseguida puesto a disposición de miembros de la Policía Judicial del estado (PJE), quienes lo incomunicaron y torturaron brutalmente durante 30 horas continuas.

El procurador García Torres, experto en fabricar “culpables” (igual en el caso Canché),  lo acusa del asesinato de siete personas ocurrido en el bar ‘La Sirenita’ de Cancún el 14 de marzo de ese año.

El proceso de Casique ha estado plagado de irregularidades; primero fue acusado de ser el autor material de los homicidios pero como la prueba de radisonato de rodio resultó negativa se le tildó de ser el autor intelectual.  También fue exhibido como jefe Zeta y posteriormente como miembro del Cártel del Golfo.

Los abogados del ex policía han demostrado la inocencia de su representado pero al gobernador Borge y a su procurador, eso no les importa.

La verdadera causa del encarcelamiento sería una venganza del corrupto capitán Arturo Olivares Mendiola, en aquel entonces director de la PJE y hoy jefe de la Policía Municipal de Cancún.

Unos meses antes de su arresto, Casique había negociado la compra de una plaza con Olivares Mendiola, a quien le adelantó 75 mil pesos de los 150 mil que le costaría la incorporación como primer comandante de la PJE.  Como el capitán no cumplió, Héctor lo amenazó con denunciarlo penalmente. A los pocos días lo aprehendieron.

Tal como lo hicieron contra el periodista Canché, los “trolles” y periodistas “maiceados” por Borge emprendieron una campaña de desprestigio contra Casique, a quien incluso le impusieron apodo: “El Diablo”.

Y resulta que Olivares Mendiola es súper amigo de Borge, quien lo impuso como jefe en Cancún sin respetar la autonomía municipal.

Esa es la “justicia”  en Quintana Roo…

Caso Héctor Casique: 30 horas de dolor

Este país se va a la chingada… Desde hace mucho tiempo. Otro caso de culpable fabricado mediante tortura. A pesar de las pruebas de que fue torturado durante 30 horas por los judiciales que lo detuvieron, Héctor Casique sigue preso. Una verdadera vergüenza que desgraciadamente pasa diario en nuestra supuesta “democracia”.

Artículo de Aldo Meza publicado el 27 de marzo del 2015 en el sitio de Noticieros Televisa (!) (en otros casos, complices de fábrica de culpables*)

Héctor Casique

Héctor Casique Fernández, ex policía municipal de Cancún, de 28 años de edad, fue acusado, juzgado, liberado y vuelto a detener por un crimen que, asegura, no cometió

Yaskade Fernández, madre de Héctor Casique Fernández, un ex policía municipal de Cancún,  de 28 años de edad, que fue acusado, juzgado, liberado y vuelto a detener por un crimen que, asegura, no cometió.

La Procuraduría de Justicia de Quintana Roo lo responsabiliza del asesinato de siete personas.

Héctor Casique Fernández, comentó: “Mal, mal, la realidad es horrible, a veces uno quisiera pasársela, a lo mejor durmiendo y no saber de nada”.

El caso comenzó el 16 de marzo de 2013 en Cancún.

Al salir de un bar, Héctor fue detenido y trasladado a las instalaciones de la Policía Turística.

Ana Cortés, abogada de Héctor Casique, explicó: “Les dicen es que están detenidos por ultrajes a la autoridad, los voy a remitir a la agencia de zona hotelera para que allá el MP decida si los va a caucionar o los va a consignar”.

En su declaración ministerial Héctor dijo haber sido  sometido a violencia extrema tras su detención,  tal y como fue  certificado en una primera valoración.

Héctor Casique Fernández, dijo: “Lo más doloroso fue la asfixia, porque fueron horas enteras de estar embolsado, era para que yo me declarara culpable de unos homicidios, no sé yo de qué, de quiénes”.

Yaskade Fernández, mamá de Héctor Casique, dijo: “Y su tortura de él comienza a medio día y fueron 30 horas de tortura, actualmente perdió un ojo, perdió un oído, le quemaron los testículos, lo violaron, le rompieron las costillas, le deformaron los dedos del pie”.

Perseo Quiroz, director de Amnistía Internacional  México, dijo: “Como tenemos técnicas de investigación que no funcionan, tenemos un Ministerio Público que no es profesional, tenemos un MP que no puede hacer pruebas científicas, pues a lo que se recurre entonces es a la tortura para obtener confesiones judiciales”.

Héctor identifica a sus agresores como antiguos compañeros de la Policía Judicial, a quienes había entrenado en artes de defensa personal, contratado por la Procuraduría de Justicia Estatal.

Ana Cortés, abogada de Héctor Casique, comentó: “Todo fue subiendo de nivel porque querían que él se confesara, auto incriminara, que había sido el que había mandado matar a siete personas y él decía que no”.

Para la ONU, los actos crueles, cuando se dan, suceden tras la detención de los presuntos responsables. 

Juan Méndez, relator especial de la ONU sobre tortura, comentó: “En las primeras horas tratar de obtener rápidamente, o confesiones, o declaraciones contra otras personas, o identificación de lugares donde supuestamente hay elementos del delito”.

Un día después de su detención, el 17 de marzo de 2013, Héctor Casique fue presentado ante los medios de comunicación como homicida confeso de siete personas.

La procuraduría tomó como válida la declaración firmada sólo con sus huellas digitales.

Yaskade Fernández, mamá de Héctor Casique, dijo: “Las averiguaciones cinco veces hicieron que mi hijo firmara y dijeron esta no y la rompían, esta no y la rompían”.

Ana Aguilar del Instituto de Justicia Procesal Penal, dijo: “Existe la presunción de inocencia como regla de trato, es decir, tú, yo, los demás actores en el sistema están obligados a tratar a la persona como inocente hasta que no se dicte una sentencia condenatoria”.

En julio de 2013, cuatro meses después de su detención, la familia de Héctor logró que se le practicara un examen médico para obtener pruebas de la violencia física y psicológica que sufrió, que dicen, lo llevaron a auto inculparse.

Juan Méndez, relator especial de la ONU sobre tortura, señaló: “Se ha convertido en el método eficiente, supuestamente eficiente de resolver delitos, de producir resultados contra la inseguridad y contra el crimen”.

La CNDH también acreditó, mediante el protocolo de Estambul, el daño médico y psicológico sufrido por Casique.

La Procuraduría de Justicia de Quintana Roo, no respondió una solicitud de entrevista para fijar su postura sobre este caso. 

Yaskade Fernández, mamá de Héctor Casique, dijo: “Porque la misma ley dice que no se puede tomar en cuenta una declaración cuando fue a base de tortura y que nosotros demostramos que Héctor fue torturado”.

En su batalla judicial, Héctor vio una luz. 

Tras la defensa iniciada por parte de su madre y abogada, el juzgado segundo de distrito le otorgó el auto de libertad  por falta de elementos para procesar por el delito  de homicidio de siete personas. 

Héctor Casique Fernández, comentó: “Salí libre por falta de pruebas, porque no se encontraba nada que me culpara de lo que se me imputa”.

Ana Cortés, abogada de Héctor Casique, agregó: “Pero a las afueras ya lo estaban esperando por una nueva orden de aprehensión”.

La Procuraduría argumentó, en esa ocasión, nuevas imputaciones de otros supuestos testigos del asesinato de siete personas en marzo de 2013.

Por lo que sigue preso en Cancún. 

Sin embargo, a dos años de su detención Héctor Casique fue declarado víctima por los tratos crueles recibidos.

Jaime Rochín, presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, comentó: “¿Podríamos decir que el estado mexicano reconoce entonces que Héctor Casique fue víctima? sí, una instancia formal del estado mexicano ya le dio el carácter de víctima que es comisión ejecutiva de atención a víctimas. Fue víctima del estado, fue víctima de las autoridades estatales que lo han torturado”.

A dos años de su detención, Héctor padece de lesiones incurables.

Yaskade Fernández, mamá de Héctor, agregó: “No hay un instante que yo me quite a mi hijo de la cabeza, no hay un instante, hay días en los que no quiero ni amanecer, pero el pensar que él me necesita es lo que me motiva y me hace levantarme”.

* Israel Vallarta sigue preso después de más de 10 años en la cárcel gracias a la inestimable participación de Televisa en el montaje mediático orquestado por la AFI el 9 de diciembre. Sabemos que vale su canal. Nonobstante, gracias al periodista Aldo Meza por haber cubrido el caso de Héctor Casique. Ojala le den seguimiento.