Algunas palabras dirigidas a nuestros seguidores… y a Isabel Miranda de Wallace #Ladytortura

Estimados seguidores de nuestra página,

Después de casi 3 semanas de interrupción, estamos de regreso en la web. Les presentamos nuestras más sinceras disculpas por los inconvenientes debidos a una falla técnica que tuvimos que arreglar.

Aprovechamos la ocasión para felicitarlos a todos: individuos, grupos, medios de comunicación, anónimos y famosos, … en breve a todos los que tienen el valor de difundir la información que contiene nuestro sitio y que recaudamos junto con nuestros compañeros dentro y fuera de México . No se tratan de los rumores que desde luego se saben en los círculos del poder del estado mexicano, como secretos a voces sobre la falsa muerte de Hugo Alberto Wallace, protegido y Escondido por la PGR.  Se trata de información objetiva a contra corriente de las mentiras que “nuestros” de comunicación oficiales han proporcionado y presentado como la verdad absoluta.

Los integrantes de MXporFC somos un grupo de activistas defensores de los derechos humanos dedicados al descubrimiento de la verdad y al triunfo de la justicia. No tenemos absolutamente nada que ganar, más de la libertad de nuestros hermanos y hermanas, injustamente encarcelados, una pesadilla que le puede pasar a cualquiera. Hacemos nuestro deber de ciudadano, ni más ni menos.

Aprovechamos el fin del año para reiterar nuestro compromiso todas las víctimas de la fabricación de culpables en México: con Brenda, con Jacobo, con Juana Hilda, con Cesar Freyre, con Castillo, con Jael, con Pablo, con María Elena, con Noé, con Cinthya, con Héctor, con Israel Vallarta, con Nestora, … y con los miles de inocentes encarcelados en nuestras cárceles repletas de víctimas.

Hace muchos años, le dijimos a nuestra ahora amiga Florence Cassez lo siguiente: te tenemos de la mano, y no te la soltaremos hasta que salgas libre. Florence no ha olvidado a sus compañeros de injusticia y sigue trabajando a su manera para acabar con las injusticias.

Desde la liberación de Florence, yo mismo se lo dije claramente: nuestro objetivo primero es la liberación de las víctimas de Isabel Wallace aka #Ladytortura.

Isabel, vamos en contra de ti. Quiero que sepas que acabarás en la cárcel. No porque te tenemos rencor, sino porqué los delitos que cometiste te llevaran a la cárcel. No es amenaza, porque no amenazamos a nadie, ni somos vengadores. Simplemente, es promesa, es certeza. Porque es justicia.

Nolverto Sanchez A.

MXporFC

Lady Tortura

Ministro Zaldívar: la Corte fue presionada para que Cassez no fuera liberada en 2012

Artículo publicado en la revista digital Efe.

Fecha: 13 de noviembre 2015

Ahora “es impensable que en México se dé un montaje como el que se dio con Florence Cassez”, afirma el ministro Arturo Zaldívar.

Comentario: “Impensable”: claro está. Sin embargo, las autoridades estateles y federales siguen mintiendo abiertament, torturando, amenazando, fabricando culpables…

Zaldivar

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJN) recibió “muchas presiones” del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) para que no liberara a la francesa Florence Cassez, admitió hoy el ministro Arturo Zaldívar en una entrevista con Efe.

Zaldívar, quien llegó al Supremo en diciembre de 2009 a propuesta de Calderón, redactó el polémico proyecto de resolución que allanó el camino para la excarcelación de la joven debido a irregularidades en su proceso, como la recreación del arresto ante las cámaras de televisión y el retraso de la asistencia consular.

Hubo muchas presiones, muchas, muchas presiones, sin duda“, de la anterior Administración, reconoce Zaldívar sobre aquellos días de marzo de 2012, cuando su propuesta de sentencia no fue aprobada por la Primera Sala, integrada por cinco ministros.

Aunque los magistrados José Ramón Cossío, Guillermo Ortiz Mayagoitia y Jorge Pardo Rebolledo votaron en contra de la libertad inmediata de Cassez, hubo consenso en que se registraron graves violaciones en el proceso y se pidió a la ministra Olga Sánchez Cordero que redactara una nueva propuesta.

Dos días antes, Calderón pidió justicia para las víctimas de delitos y que “la interpretación de la ley no sea una rendija” para la impunidad, lo que llevó al entonces presidente del alto tribunal, Juan Silva Meza, respeto a “la división de poderes”.

El caso enturbió la relación con Francia después de que Cassez fuera condenada en 2010 a 60 años de prisión por secuestro y otros delitos. El entonces presidente galo, Nicolas Sarkozy, dijo que la joven era víctima del sistema judicial mexicano, mientras Calderón la acusó de ser parte de una “peligrosísima banda de delincuentes”.

El fallo a favor de la liberación de Florence Cassez “supuso un antes y un después en la historia del debido proceso en México”

El 23 de enero de 2013, en el segundo mes del mandato de Enrique Peña Nieto, “el proyecto que se aprueba es exactamente el que yo presento, porque (…) la ministra Sánchez Cordero (lo) retoma”, recuerda Zaldívar.

Así, la liberación de la francesa es aprobada con los votos de Sánchez Cordero y Alfredo Gutiérrez, que apenas “iba llegando a la Corte”, en un fallo que, dijo, supuso “un cambio de paradigma, un antes y un después en la historia del debido proceso en México”.

Cuando se debatió ese asunto, recuerda, todos decían que el debido proceso era un tecnicismo, pero hoy “todo el mundo entiende que el debido proceso es un derecho humano” y las autoridades tratan de cuidarlo.

Ahora “es impensable que en México se dé un montaje como el que se dio con Florence Cassez”, asegura el ministro, quien reconoce que dicha resolución “fue radicalmente o dramáticamente impopular”.

Y es que el fallo, en el que el alto tribunal no se pronunció sobre la inocencia o culpabilidad de la joven, desató una avalancha de críticas de las víctimas de criminales.

A la distancia “estoy convencido de que hice lo correcto” y de que la Corte tomó la “mejor decisión posible porque, más allá de la persona en particular, el mensaje que mandó (…) es que hay prácticas que en un Estado democrático no pueden ser permitidas” y que “el combate a la delincuencia organizada tiene que pasar por los derechos humanos”.

El ministro reconoce que todavía hay “muchas violaciones a los derechos humanos”, pero al menos “las autoridades son conscientes de que tienen que respetar los derechos” y “cuidar el debido proceso”.

“Hubo un cambio de mentalidad” en materia de “presunción de inocencia, de protección consular, de prueba ilícita, de manejo de medios de comunicación en detenciones, ya no hablemos de montajes”, asegura.

A las señalamientos de que Cassez fue liberada por tratarse de una extranjera responde, categórico, que “es absolutamente falso” y destaca que la mayoría de las personas amparadas por el Supremo tras sufrir procesos injustos no solo “son mexicanos de las clases económicas más desprotegidas”, sino además de minorías étnicas.

Están los casos de los indígenas de Acteal, los luchadores sociales de Atenco… y sigue la lista de personas humildes a las que se le han “fabricado homicidios con testigos falsos”, señala Zaldívar, quien añade que esas opiniones “infundadas” solo intentaban engañar.

Presentación del libro de Emmanuelle Steels: El Teatro del engaño sobre el caso Vallarta

MXporFC 12-10-2015 Pres. Teatro del engano

Martes 13 de octubre a las 20:00 hrs en la librería Gandhi, av. Miguel Ángel de Quevedo 121.

Presentan : Miguel Sarre, José Reveles y Enrique Calderón.

El teatro del engaño (Editorial Grijalbo)

Este libro es la crónica de una investigación periodística sobre la gran impostura de la banda de los Zodiaco. El caso de Israel Vallarta y de Florence Cassez es un auténtico thriller político-mediático-judicial. En la actualidad, seis mexicanos, víctimas del mismo montaje que la francesa y de tortura, siguen encarcelados y acusados de formar parte de una supuesta organización criminal. La justicia no ha esclarecido este misterio y el simulacro va mucho más allá del show mediático que se denunció. El libro desmonta los mecanismos de manipulación utilizados en este caso emblemático.

Artículo de Aristegui Noticias.

Fecha: El 11/10/2015

El caso de Florence Cassez cimbró al sistema de justicia mexicano, luego de montar un operativo para que se viera a través de las cámaras de Televisa. Para la periodista belga, Emmanuelle Steels, el episodio es un caso más de fabricación de culpables a causa de una venganza. Policía, altos funcionarios de gobierno y medios de comunicación actuaron en contubernio, y dieron pie a un capítulo que revela el uso de la tortura y de los montajes, para engañar a la opinión pública.

Diez años han pasado y el caso sigue vigente. Los supuestos secuestradores siguen pagando la impunidad y corrupción de las autoridades sin una sentencia y condenados por la opinión pública. Nadie se acuerda de Israel Vallarta y de sus familiares, los mexicanos exhibidos en televisión como secuestradores. Fueron condenados por el tribunal mediático, pero, a falta de pruebas, no han recibido sentencia. En El Teatro del engaño (Grijalbo), la investigadora europea cuenta su historia y analiza su situación jurídica.

El Teatro del Engaño en librerias: la verdad sobre el caso de los Vallarta

Teatro del Engano

El Teatro del Engaño, un libro de la periodista Emmanuelle Steels, actualmente en librerías.

Es la historia de un monumental engaño al pueblo de México. Ni el primero, ni el último… Pero han pasado diez años, y la farsa sigue. El caso de Israel Vallarta, ex pareja de Florence Cassez, y sus familiares, torturados, encarcelados, acusados de pertenecer a la supuesta banda de Los Zodiaco, es, más allá de una perturbadora fabricación de culpables, un montaje que daña a la opinión pública, utilizada como altavoz de las mentiras oficiales. La digna indignación de la sociedad mexicana por el tema del secuestro fue aprovechada para engañarla y hacer creer que se luchaba eficazmente contre el crimen, cuando lo único que se hacía era usar recursos públicos para armar un perverso simulacro, burlarse de las víctimas y condernarlas a mentir. Se torturó para ofrecer a las televisoras un buen show, porque para las “verdades históricas” de todo índole, hace falta tortura. Mientras los autores de esta vergonza pantomima salieron premiados, Israel Vallarta lleva diez años en la cárcel. Sus dos hermanos y tres sobrinos suman, entre todos, 24 años privados de su libertad. El libro analiza el tratamiento mediático, político y judicial del caso y exhibe un poder adicto a la simulación.
A través de esta página, iré compartiendo contenidos, fotos, convocatorias, para dar a conocer el doble engaño, el montaje mediático y su interminable secuela judicial.

Ver: librosméxico.mx

Descargar: ISF

Comprar en línea: megustaleer.com.mx

Nuestra carta abierta al activista Javier Sicilia: “La Señora Wallace a la que estimo profundamente…”

Nuestra carta abierta al activista Javier Sicilia

Sicilia Wallace

 

Sicilia - Wallace
Referencia: Art. de Alejandro Pacheco / SDPnoticias.com – 27 de agosto 2015. http://www.sdpnoticias.com/local/guerrero/2015/08/27/rogelio-ortega-sabe-que-nestora-es-inocente-confiamos-en-que-ayude-a-liberarla-sicilia

Estimado Señor Sicilia,

Somos un colectivo de activistas mexicanos que se ha dedicado desde el año 2009 en la investigación sobre casos de culpables fabricados, el primero de los cuales fue el caso de la Sra. Florence Cassez. Contra el linchamiento perpetrado por los medios de desinformación, y las mentiras repetidas de las autoridades y de sus voceros quienes se autoproclamaron representantes de la sociedad civil, los Sres. Alejandro Martí, María Elena Morera e Isabel Miranda de Wallace o María Isabel Miranda Torres (el segundo siendo su verdadero apellido), hemos defendido la inocencia y la honrad de víctimas como Florence Cassez, causa a la que Usted como padre de víctima se ha juntado en los últimos años del calvario que Florence ha sufrido durante 8 años. 

Una vez obtenida la libertad de Florence Cassez, nuestro colectivo se ha comprometido a seguir luchando por los derechos y la libertad de otros culpables fabricados en México. Siempre lo hemos dicho: no hemos defendido a Florence Cassez porque se trataba de una extranjera, sino porque su caso resultaba y sigue resultando emblemático de la fabricación de culpables en nuestro país. Su libertad fue el primer paso significativo en nuestra lucha contra la corrupción y la impunidad, las cuales se manifiestan diario en las fallas del sistema de impartición de justicia en México, el uso generalizado de la tortura por parte de las fuerzas de “seguridad”, y la invención cotidiana de culpables fabricados, quienes no tienen los recursos para comprobar su inocencia. Nosotros luchamos para que los culpables fabricados salgan de las cárceles, y que los responsables de la fabricación de culpables enfrenten las consecuencias de sus actos.

Entre los inocentes que nuestro colectivo defiende, están los inculpados en el muy conocido caso Wallace. Si Usted todavía no está enterado de los elementos que nosotros contribuimos a revelar a la opinión publica, elementos que comprueban que el caso del presunto secuestro de Hugo Alberto Wallace Miranda o Hugo Alberto Miranda Torres (su verdadero apellido), le invitamos a que visiten el sitio www.mexicoporflorencecassez.wordpress.com o la página derivada de la primera: www.elcasowallace.wordpress.com.

Fue, Sr. Sicilia, con asombro y decepción, que leímos lo siguiente en el artículo titulado « Rogelio Ortega sabe que Nestora es Inocente, confiamos en que ayude a liberarla: Sicilia », publicado el 27 de agosto del 2015 en el sitio www.sdpnoticias.com.

“Su proceso está lleno de aberraciones desde el principio, entonces hay una venganza de orden político criminal que está de origen en el presidente municipal que ahora es diputado por el PRI, Javier Hernández Rodríguez. (..) En declaraciones realizadas desde el pasado 9 de agosto al diario “La Jornada” , Nestora reconoció que permanecía en prisión por la influencia de la presidenta de la asociación civil “Alto al Secuestro Isabel Miranda de Wallace pues ella respalda a uno de sus principales acusadores, Eugenio Sánchez, quien acusa a Salgado García de plagio. Ante ello Sicilia pidió a Miranda de Wallace acudir a Olinala para conocer el funcionamiento de las Policías comunitarias y formar un criterio amplio sobre la realidad de Nestora.

Yo le pediría a la Señora Wallace a la que estimo profundamente que tiene un gran trabajo en defensa de las víctimas, que en este caso como en otros vaya al origen del problema, que no nomás construya a partir de los dimes y diretes y de las colusiones que hay también entre los testigos que valla a Olinala, y que vaya a visitar las casas de justicia, que realmente sabe que realmente están allá.” concluyó.”

Sr. Sicilia, ¿Cómo Usted puede ignorar que el caso de secuestro de Hugo Alberto Wallace fue fabricado por la madre del desaparecido? ¿Que se encontraron pruebas fehacientes según las cuales el denominado Hugo Alberto estaba vivo por lo menos 5 años después de su supuesto descuartizamiento? ¿Cómo explica usted que Hugo Alberto Wallace tramitó una CURP en el 2010, si se supone que murió en el 2005? Nosotros llevamos 7 años estudiando, analizando meticulosamente el caso Wallace. Le aseguramos que la Sra. Wallace o Miranda Torres no ha hecho absolutamente nada para la defensa de las víctimas, sino que ha instrumentalizado y se ha apoderado del título de “victima” para conseguir poder económico y político. Su hijo estando vivo, la Sra. Wallace, quién ha presenciado sesiones de tortura física y ha lidiado interrogatorios ilegales, solamente actuó para cumplir con sus propios intereses..

Sabemos también, y seguramente Usted también lo sabe, que la actuación de la señora Wallace en el caso Nestora Salgado, deriva de su deseo (o de su obligación a cambio de servicios) de proteger a por los menos dos cómplices suyos involucrados en una red de prostitución y de pornografía infantil: el ex-abogado de la señora Wallace, el “Lic.” Ricardo Martínez Chavez, asi como el ex-subprocurador de Atención a Víctimas del estado de Guerrero Iñaki Blanco. Precisamente esa red que había desmantelada Nestora y su policía comunitaria.

Siendo sincera su “estima” hacia Isabel Wallace, lo cual sería preocupante procedente de Usted, permita que le recordemos que la señora Wallace fue indiciada en el 1998 por los  delitos de resistencia a particulares y homicidio en grado de tentativa (documentado por la revista Proceso en el 2012). Eso no impidió que ella fuera nombrada en el 2010 Premio Nacional de Derechos Humanos, gracias a su compadre Raúl Plascencia, presidente de la CNDH.  La señora tiene varias denuncias en su contra, denuncias que jamás se han investigado ya que es protegida por la PGR y ciertos magistrados.

Siendo fingida su estima hacia Isabel, en este caso le invitamos a enfrentar el miedo que posiblemente Usted, como decenas o cientos de activistas, jueces y políticos, le tienen a esta Sra. Wallace y a juntarse a colectivos y organizaciones que realmente actúan, a  pesar de las amenazas y del riesgo, a favor de las víctimas. El papel de Isabel Wallace consiste en cubrir las fabricación de culpables perpetradas por las autoridades estatales y federales, trabajo sucio a cambio del cual el gobierno federal y del Distrito Federal la apoya en su propio caso también fabricado.

Sr. Javier Sicilia, Usted tiene que tomar una decisión al respecto y escoger su trinchera. Uno no puede pretender luchar por la justicia en México y seguir haciéndole zalamerías a esta corrupta y criminal de Isabel Miranda de Wallace.

Atente.

MXporFC

Periodistas que avergüenzan: Martín Moreno y el Caso Wallace

Artículo,de Patricia Barba Avila (Femcai)
Fecha: 20 de Julio del 2015
Isabel Miranda de Wallace y Martin Moreno, en promoción del libro El Caso Wallac (2010)
Isabel Miranda de Wallace y Martin Moreno, en promoción del libro El Caso Wallace (2010)
Cuando se descubrió que la información era un negocio, la verdad dejó de ser importante. R
– Ryszard Kapuscinski
En julio de 2005, un considerable número de Mexicanos se sintieron conmovidos por la historia de Isabel Miranda [de Wallace], convertida en “madre coraje” merced de una historieta de absoluta ficción que narra cómo, de manera supermanesca, logró una hazaña digna de las taquilleras y grotescas películas de Rambo, al haber llevado a cabo una “investigación” sin la ayuda de absolutamente nadie, que la condujo a “descubrir” las identidades de seis personas a las que señaló como culpables del secuestro y descuartizamiento de su hijo Hugo Alberto Wallace.
El motivo de iniciar este escrito con la reflexión de Kapuscinski, el extraordinario periodista polaco –quien atinadamente afirmara que las malas personas no pueden ser buenos periodistas– es justamente porque fue la pluma de Martín Moreno la que se encargó de transformar el cúmulo de falsedades inventadas por Miranda Torres, en un libro que no sólo le ha redituado un inmerecido prestigio como “periodista” y “escritor” sino que ha servido a esta heroína de barro para lucrar política y financieramente con la mentira y el delito. Y aquí es moralmente obligado preguntar: ¿Cómo es posible que alguien que ha recibido el Premio Nacional de Periodismo, no haya tenido la imprescindible pulcritud, ética y honestidad para comprobar la veracidad de las narraciones de Miranda, antes de atreverse a publicarlas? ¿Cómo es posible que una auténtica criminal no sólo reciba fondos públicos para sustentar su A.C. “Alto al Secuestro”, sino que haya sido acreedora del Premio Nacional de los Derechos Humanos y, además, haya sido lanzada como candidata del PAN a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal en 2012?
El pasado sábado 11 de julio, se cumplieron 10 años de la maraña de mentiras que integran el tristemente famoso “Caso Wallace”, concebido por la mente sociópata de una delincuente que ha engañado, difamado, privado de la libertad y ordenado torturar a Brenda Quevedo Cruz, Jacobo Tagle Dobin, Juana Hilda González Lomelí, César Freyre, Alberto y Antonio Castillo Cruz, para obligarlos a declararse culpables del secuestro y asesinato de su hijo Hugo Alberto, muy probablemente vivo de acuerdo con las evidencias surgidas del trabajo investigativo de verdaderas periodistas como Guadalupe Lizárraga, Directora de Los Angeles Press y Anabel Hernández, colaboradora del semanario Proceso, además del comprometido involucramiento de David Bertet, Presidente de la Asociación Canadiense por el Derecho y la Verdad, quienes con un indiscutible sentido de responsabilidad, solidaridad y ética, han revelado las evidencias que hacen pedazos no sólo el “Caso Wallace” sino la fabricada reputación de Miranda Torres, quien además, ha tenido el cinismo de amenazarlos con demandas que no ha podido concretar.
Algo muy alarmante y ominoso ocurre en una sociedad cuando cualquier persona corre el riesgo de ser detenida, difamada y torturada en el marco de un sistema eminentemente podrido, con la complicidad de “periodistas” que se atreven a elevar a la categoría de literatura, embustes insostenibles, como lo hizo Martín Moreno, con el apoyo de medios de “comunicación” que difundieron este cúmulo de falsedades convirtiéndose, por este sólo hecho, en cómplices de una de las infamias más deleznables de la triste entelequia en la que se ha transformado el sistema de “justicia” mexicano. Y aquí es menester resaltar la elemental importancia de fomentar en la sociedad el sano escepticismo que nos obliga no sólo a dilucidar con lógica los acontecimientos, sino a analizar a fondo las circunstancias que los rodean, permitiéndonos así determinar su veracidad o falsedad.
Tal como lo dijeran David Bertet y Guadalupe Lizárraga, es tiempo ya de que quitar la venda de los ojos a un importante sector de la sociedad engañado vilmente por Miranda Torres, para hacer posible que las víctimas inocentes del “Caso Wallace” reciban la justicia que merecen y sean exoneradas, junto con la Comandante Nestora Salgado García, privada de su libertad desde el 22 de agosto de 2013 gracias a cargos fabricados por auténticos hampones insertados en el gobierno, como es el caso, entre varios más, de Ricardo Martínez, tratante de niñas y jóvenes que fungía como Subprocurador de Atención a Víctimas bajo la administración de Angel Aguirre Rivero, y quien además, es parte del grupúsculo delictivo capitaneado por Isabel Miranda.
No se puede publicar un documento sin los datos completos…y esto debería ser la norma del periodismo.
– Julian Assange