En cárceles mexicanas persisten fallas propicias para el maltrato o la tortura: CNDH

Familiares de reclusos de penales federales se manifiestan en la Ciudad de México para exigir se respeten los derechos de los presos. Foto: Miguel Dimayuga

Familiares de reclusos de penales federales se manifiestan en la Ciudad de México para exigir se respeten los derechos de los presos. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En los centros de detención del país persisten “factores de riesgo que pueden derivar en maltrato o tortura contra las personas internas”, consideró la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tras realizar 315 visitas a diversos centros de detención.

En un comunicado, el organismo explicó que durante los primeros seis meses de 2018 el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT) identificó que persisten fallas en el sistema penitenciario que generan un ambiente propio para los abusos como la “sobrepoblación y hacinamiento; deficiencias en higiene y mantenimiento de las instalaciones; encierro prolongado en celdas; (…) carencia de presupuesto para alimentos; fugas de agua; humedad en paredes; falta de iluminación y ventilación adecuada, e insuficiente personal técnico para la reinserción social de las personas privadas de la libertad”.

Con motivo del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, la CNDH explicó que la identificación de los factores de riesgo de maltrato en los centros de detención se hizo después de 36 visitas de supervisión, 231 de difusión y sensibilización y 48 temáticas, que e MNPT llevó a cabo en diversos lugares de privación de la libertad federales, estatales y municipales.

Como resultado de esas visitas, el MNPT “comprobó la falta de personal de seguridad y custodia; falta de actividades remuneradas; pocas actividades educativas y deportivas; las celdas destinadas a internos con alguna discapacidad no cuentan con modificaciones y adaptaciones para facilitar el acceso, y donde hay presupuesto para alimentos, éstos fueron deficientes en calidad y cantidad”.

De acuerdo con el comunicado, el Mecanismo realizó campañas de sensibilización y difusión para prevenir la tortura, y entregó al personal de los centros de reclusión, así como a los internos, 21 mil 163 trípticos, 9 mil 848 posters, 188 libros y 50 juegos didácticos.

La CNDH recordó que el Estado mexicano está obligado a prevenir la tortura como parte de los compromisos internacionales que asumió al ratificar la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, incluyendo su Protocolo Facultativo, así como la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura.

Dentro del marco legal nacional, el organismo resaltó que los artículos 19, 10 y 22 constitucionales prohíben la tortura y los malos tratos, en tanto que la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar los Delitos en Materia de Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes, puesta en marcha el 26 de junio del año pasado, “establece como uno de sus ejes de la prevención desarrollar campañas de sensibilización y difusión para prevenir su empleo hacia toda persona, especialmente hacia quienes están privados de la libertad”.

Anuncios

FABRICAR CULPABLES Y ENGAÑAR A LAS VÍCTIMAS

Consigna del PRI en Guerrero desde 2013: Hundir a Nestora

Por Guadalupe Lizárraga

CIUDAD DE MÉXICO.- Francisco Flores Jiménez, uno de los jóvenes que estuvo en reeducación por la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, bajo la coordinación de la excomandante Nestora Salgado García en 2013, ha sido el único que ha reconocido públicamente que ni él ni los demás jóvenes estuvieron “secuestrados” como acusa el candidato del PRI, José Antonio Meade, a la actual candidata de Morena al Senado de la República, y que le pedían “hundir a Nestora” incriminándola de secuestro.

Reiteró Flores Jiménez para Los Ángeles Press que a él “no lo están comprando” y tal como lo señaló en entrevista para el portal mexicano Desinformémonos en enero de 2015, dijo que su ingreso al sistema de reeducación comunitaria fue por petición de su esposa y amigos, y él accedió por su voluntad.

En ese entonces, Nestora llevaba 17 meses recluida en el penal federal El Rincón, Nayarit, acusada de 48 secuestros según el expediente fabricado por el ex fiscal de Guerrero Iñaki Blanco.  En la entrevista realizada por la reportera Carolina Bedoya Monsalve, Francisco Flores explicó que en ese tiempo era muy “desmadroso” y se iba de fiesta por días, por lo que su familia pidió ayuda a la Policía comunitaria para su reeducación. Flores, en relación con la líder comunitaria Nestora Salgado, afirmó:

“Yo creo que hay que decir lo que es, el gobierno la culpa de más de cincuenta secuestros y eso no es verdad, yo estuve ahí y me consta que nunca se secuestró a nadie. Creo que es injusto que una persona inocente esté en la cárcel por algo que no cometió y sólo quiero que se sepa la verdad, fueron las palabras de Flores Jiménez a la reportera.

Ahora para Los Ángeles Press, Flores Jiménez reveló que hay otra persona que estuvo con él en la Casa de Justicia El Paraíso y que también se negó a recibir dinero por incriminar a Nestora. Sin embargo, dijo que esta persona no quiso dar su identidad ni decir nada “porque sí es peligroso y tenemos familia”, apuntó.

Flores aseguró que las demás personas con las que estaba en reeducación y que incriminaron a Nestora “fueron compradas” porque “ni las extorsiones ni el maltrato o tortura que mencionan algunos de los que estuvieron en la Casa de Justicia es cierto, al contrario, nos trataban con mucha amabilidad y respeto.

Dulce Rubí Burgos Pérez, fue una de las jóvenes mujeres que se presentó como víctima de Nestora Salgado, y fue llevada de la mano por Isabel Miranda Torres a los medios de comunicación. Miranda ha sido descubierta y denunciada judicialmente desde 2014, por fabricar el secuestro de su hijo Hugo Alberto Wallace Miranda, con doble identidad oficial como Hugo Alberto Miranda Torresy utilizó al ex procurador Iñaki Blanco como testigo de cargo en 2010 el falso caso Wallace.

Mientras Nestora estaba en cautiverio, vecinos de Dulce Rubí revelaron incluso que Isabel Miranda le había pagado 15 mil pesos para que actuara como víctima ante los medios de comunicación y los gastos a la Ciudad de México. A tres años de distancia, Miranda Torres repitió la misma acción, de llevar a la Ciudad de México a las supuestas víctimas de secuestro, para incriminar nuevamente a Nestora y apoyar los ataques del candidato a la presidencia de México por el PRI, José Antonio Meade.  

La consigna: “Hundir a Nestora”

Francisco Flores dijo en 2015, en entrevista, que le pidieron “hundir a Nestora en la cárcel”. Sin embargo, el joven se negó.

“Yo una vez estuve en la cárcel acá en Olinalá, por escuchar música con mucho volumen en la calle y allá los policías se dieron cuenta que yo estuve en El Paraíso, entonces me empezaron a preguntar cómo era el lugar y al yo decirles que siempre me trataron bien, me hicieron la propuesta que por qué no hundíamos a Nestora para que no saliera de la cárcel” y reiteró que los que se oponían en ese entonces a que Nestora saliera de la cárcel era a quienes no les convenía tenerla en el pueblo “porque junto con los comunitarios van a acabar con la corrupción como lo venían haciendo”, dijo.

Flores Jiménez hizo dos declaraciones oficiales al Consejo Social Olinalteco 27 de Octubre de 2012, de la Casa de Justicia de El Paraíso, una el 9 de junio de 2013 y la segunda al día siguiente. En la primera señala que fue detenido por la Policía Comunitaria por las denuncias de Maritza Meza Castro y Susana Baltazar, ambas madres de dos menores de edad que se habían salido de su casa sin permiso y llevaban varios días aparentemente desaparecidas. Flores declaró que las adolescentes llegaron al “bar de Toño” donde él estaba tomando unas cervezas con Miguel Franco Rodríguez (otra de las supuestas víctimas de secuestro), y “de ahí él no supo con quien se fueron las jóvenes”.


En la segunda declaración del 10 de junio de 2013, al Consejo Olinalteco, Flores Jiménez confesó que se fue a Tulcingo esa noche y que ellas sí iban con él en su camioneta: “ellas me dijeron que ya habían pedido permiso, fuimos a una campaña de Juan Ramos y pues no avisamos”. Dijo que ellas le habían comentado que sus madres no se preocupaban por ellas y que las maltrataban, por eso se habían salido de su casa. Ahora “mejor se la pasan tomando” y “después me dijo Betzi que tenía amenazada a u madre y que traficaba droga”.

   

La declaración de Francisco Flores concordó con la de Ramiro Santiago Martínez, tomada también el 10 de junio de 2013, quien además refirió que Dulce Rubí Burgos Pérez le pidió que si se podía quedar en su casa, y que él le prestó una colchoneta para dormir “porque no tenían dónde quedarse”.

Otro de los jóvenes que dieron declaración al Consejo Social Olinalteco en relación a la detención de las jóvenes mujeres que después acusaron a Nestora de secuestro fue Miguel Franco Rodríguez, quien sostuvo que estaban tomando unas cervezas en un bar, y llegaron las tres jóvenes, bebieron con ellos, y se fueron a Tulcingo donde anduvieron dos días juntos.    

Pese a que Nestora Salgado fue exonerada de todos los cargos, y el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática de la Cámara de Diputados de la LXII Legislatura emitió un comunicado en denuncia por las arbitrariedades e irregularidades de su detención, proceso penal e internamiento en un penal federal, el candidato a la presidencia del PRI, José Antonio Meade, junto con Isabel Miranda Torres, han continuado los ataques y difamaciones contra la candidata al Senado por Morena, sin que hasta ahora haya una sanción por parte del Instituto Nacional Electoral.


Vidulfo Rosales, Sierra primer abogado de Tlachinollan que realizó el análisis jurídico sobre el caso de Nestora ya concluía en octubre de 2013, dos meses después de la detención arbitraria de la líder que se trataba de “Querer encuadrar la conducta en este delito (de secuestro) es una utilización del sistema de justicia para castigar a una persona como Nestora que luchó por la seguridad en su pueblo y que puso en evidencia las fallas del estado para proveer tranquilidad a los ciudadanos”.

Acerca de Guadalupe Lizárraga

Periodista independiente. Fundadora de Los Ángeles Press, servicio digital de noticias sobre derechos humanos, género, política y democracia. Autora de Desaparecidas de la morgue (Editorial Casa Fuerte, 2017).

 

La desesperación de Miranda de Wallace

Las acusaciones de José Meade Meade y Miranda de Wallace en contra de Nestora Salgado, provocaron que miles de tuiteros buscaron información sobre la presidenta de Alto al Secuestro. Lo que encontraron provocó su indignación y ya van mas de 12 días que le llueven reclamos.

Ella trata de defenderse a través de su cuenta @MxporWallace, para no utilizar su cuenta oficial @wallaceisabel, pero no le da resultados ya que nadie le cree.

mxporwallace.png

La única prueba que aporta de la muerte de su hijo Hugo es un Prezi, y unos videos ilegales de César Freyre.

Le es imposible defenderse sobre todo cuando la periodista Guadalupe Lizarraga publicó  una nueva prueba de vida del hijo de la falsa activista.

losangelespress.png

El caso Nestora refleja el plan de Meade: suprimir las autodefensas

El exvocero de los grupos de autodefensa en Michoacán, José Manuel Mireles. Foto: Raúl Pérezq

El exvocero de los grupos de autodefensa en Michoacán, José Manuel Mireles. Foto: Raúl Pérez

José Manuel Mireles, creador de las autodefensas de Michoacán, sostiene que estos cuerpos ciudadanos nacieron por la incapacidad del gobierno federal para contener al crimen organizado. Y explica que por eso el candidato presidencial de Todos por México, el oficialista José Antonio Meade, intenta desaparecerlos. En entrevista con Proceso, Mireles asegura que el descontento social crece y la gente se arma ante tanto atropello y desamparo, sobre todo ahora que, afirma, se comienza a maquinar el fraude.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- José Antonio Meade hizo del caso Nestora Salgado su principal arma electoral después del segundo debate, en un intento desesperado por restarle puntos al candidato de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, quien cada día aventaja más a sus contendientes, según los sondeos de opinión.

El pasado 30 de mayo, el diario Reforma publicó los resultados de una encuesta realizada entre el 24 y 27 de ese mes –una semana después de ese debate–, según la cual AMLO incrementó su preferencia de 48 a 52 puntos; Anaya bajó de 30 a 26, mientras que Meade subió de 17 a 19.

Un día después, la empresa Parametría difundió otra medición hecha entre el 23 y 29 de mayo en la cual López Obrador se ratifica en primer lugar con 54 puntos, Anaya con 24 y Meade con 17.

En el fondo de su embate por el caso Nestora, está el plan del candidato de Todos por México de suprimir a los policías comunitarios y autodefensas que se formaron en diversas entidades ante la incapacidad del gobierno de Enrique Peña Nieto para acabar con el crimen organizado.

En este contexto de violencia exacerbada, el exlíder de las autodefensas en Michoacán José Manuel Mireles señala: el gobierno y algunos empresarios están jugando con fuego, con la posibilidad de un fraude. Y advierte que en distintas partes del país la gente ya se está armando y prepara una rebelión que nadie podrá controlar.

“Hay mucho descontento en toda la nación. La gente no quiere una guerra, pero ya se están preparando para eso; la gente ya se está preparado y eso es un hecho”, dice, y pide al presidente Peña Nieto no meter las manos en el proceso electoral.

Durante dos semanas, Meade usó el caso de la exdirigente de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, para denostar a López Obrador, con el argumento de que el político tabasqueño quiere proteger a criminales colocándolos como candidatos al Senado. En esta lista negra de Morena incluyó posteriormente al líder de los mineros Napoleón Gómez Urrutia.

Signos ominosos

El mismo día de la publicación de la encuesta de Reforma, durante una gira por Ciudad Victoria, Tamaulipas, Meade abordó de nueva cuenta el tema de las autodefensas y policías comunitarias.

“Son grupos sin preparación que abusan y lastiman a la sociedad, dijo el candidato”. Y sentenció: “La ley no se negocia y el Estado no se rinde. ¡De eso estamos hablando en esta elección!”.

Mireles, a quien el Tribunal Electoral de Estado de Michoacán quitó la candidatura a diputado local por Morena el pasado 31 de mayo, comenta a Proceso que Meade, el PRI y Peña Nieto no quieren que los líderes sociales se mantengan activos en los poderes legislativos.

“Acuérdese cuando me sacaron del camino. Me pusieron fierros (armas) en el expediente en común acuerdo con el presidente de la República y el entonces comisionado Alfredo Castillo; desgraciadamente también se coludieron los jueces y magistrados. Cuando quieren chingar a alguien, todo lo inventan, y a quien se oponga le callan la boca.”

–¿En el caso de Nestora está pasando algo similar a lo que le ocurrió a usted?

–Así es. Nestora es una luchadora social. Ella estaba presa cuando nosotros empezamos nuestro movimiento y mi único contacto con ella era a través de una de sus hijas. Es una persona que hizo lo que consideró podría ser lo mejor por su región, igual que lo que hicimos nosotros en Tierra Caliente, Michoacán.

Mireles insiste en que muchos de quienes han encabezado luchas sociales y han estado presos son víctimas, mientras que los verdaderos culpables casi nunca pisan la cárcel porque son parte del sistema y éste los protege.

Alude a los 17 gobernadores del PRI implicados en casos de corrupción, vínculos con el crimen organizado y desvío de recursos públicos que están siendo protegidos. “Jesús Reyna, exgobernador interino de Michoacán, acusado de tener vínculos con los Caballeros Templarios, por ejemplo. Sabemos que presuntamente está preso en la cárcel de Mil Cumbres, pero nadie lo ha visto ahí”.

Y a los luchadores sociales –entre ellos Nestora y él, quienes ya estuvieron en la cárcel con cargos inventados– “nos vigilan en todo lo que estamos haciendo y lo publican. Yo manifiesto todos mis respetos para Nestora y se merece la candidatura que le está dando López Obrador. Los luchadores sociales son los que deberían de estar en el lugar donde se toman las decisiones para no tener la necesidad, nunca, jamás, de tomar un arma”, comenta Mireles.

–¿Ahora quieren desaparecer las figuras de las policías comunitarias y las autodefensas? –le pregunta el reportero.

–Así es. Nosotros nos levantamos porque el gobierno nunca cumplió con sus compromisos de dar seguridad y alguien lo tenía que hacer. Quiero recordar algo que me enseñaron en la escuela: cuando la justicia se contraviene con el derecho, la ­justicia debe prevalecer, aunque nazca de las manos del mismo pueblo.

“Es lo que la gente de provincia, de los ranchos, hemos estado aplicando. Si vemos a nuestros uniformados almorzar y comer con los criminales, obviamente se pierde toda confianza y todo respeto hacia quienes ellos representan. Por eso alguien tiene que defendernos. No es posible que estemos enterrando a nuestros vecinos, a nuestros familiares y amigos todos los días; por años hemos presentado denuncias y quejas y nadie nos da una solución. Los que protestamos y gritamos somos encerrados. Eso no es justicia, sino una carencia absoluta de ley.”

Mireles califica de “acción criminal” el intentar negarle a Nestora el derecho a estar en el Senado por Morena. Considera que las posiciones plurinominales deberían ser para los verdaderos líderes que existen en todos los gremios sociales. Ellos, dice, no necesitan hacer campaña para ganarse un voto, pues ya están reconocidos por la gente que los apoya.

En el caso de Nestora, “lo más importante es que la dejen en paz, y si trae la nobleza de defender a su pueblo a través del Senado, también lo hará por otros pueblos que han sufrido lo mismo que Guerrero y Michoacán”.

Y advierte: “Siento que no tardan en tratar de atacarme igual que a Nestora, pero el pueblo va a decidir, no los amantes de la corrupción ni de las desgracias que están sufriendo Michoacán y todo el país”.

“Ya abrimos los ojos”

La semana posterior al segundo debate, aunado a la campaña del PRI y de Meade contra Nestora y Gómez Urrutia, se intensificó la presión de un grupo de empresarios que enviaron cartas a sus empleados para persuadirlos de que un gobierno “populista” pondría en riesgo sus trabajos y propiedades.

Y como comenzaron a difundirse los temores de un probable fraude orquestado desde el gobierno de Peña Nieto, el 29 de mayo el presidente del PRI, René Juárez Cisneros, declaró a los reporteros: “Nosotros no estamos formando un ejército de militantes para el fraude, sino un ejército para defender el triunfo”.

Con estas acciones, dice Mireles, lo único que están generando es más enojo social: “Lo único que van a provocar es enojar al pueblo, y ojalá lo tengan presente porque cuando el pueblo se enoja se generan conflictos y guerras… Es tiempo de que le den la oportunidad al pueblo de que verdaderamente decida”.

Mireles también hace un exhorto a las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina, así como a la Procuraduría General de la República y a todas las policías ministeriales, “para que no se presten a apoyar la corrupción que ya están programando con el fraude”.

“En muchos lados están descubriendo cajas con miles de boletas ya cruzadas a nombre de un partido, cajas con credenciales de elector clonadas. El fraude ya lo tienen elaborado las dependencias federales. Les pedimos que no lo hagan, que no apoyen el fraude que ya se está encaminando”, alerta.

Y retoma las palabras del secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, quien hace varias semanas declaró: “Nosotros también somos pueblo, con la diferencia de que traemos un uniforme”, para pedirle que, como pueblo, los militares cumplan y no se presten a lo que se está maquinando dentro del sistema político, auspiciado por el gobierno federal.

Recapitula: “Soy enemigo de la violencia. Jamás voy a convocar a una revolución armada. Nosotros nos levantamos en armas en la región de Tierra Caliente porque no nos dejaron otro camino los representantes de las instituciones que deben brindar seguridad. No queremos eso; una guerra nadie la gana”.

–¿Entonces cree usted que esto puede pasar si se atreven a maquinar un fraude?

–Hay mucho descontento en toda la nación. La gente no quiere una guerra, pero ya se están preparando (…). Lo que queremos es que el gobierno haga conciencia, que permitan elecciones limpias de la mejor manera posible, que no traten de cometer los fraudes que ya están acostumbrados a hacer.

“El pueblo ya no va a tolerar esa estupidez de que una maestra tiene 3 millones de boletas para regalárselas a un candidato; tampoco la estupidez de que se cayó el sistema para declarar a un ganador. Eso ya no puede ser porque ya abrimos los ojos y pedimos que nos respeten.”

Mireles insiste en que el gobierno de Peña Nieto no debe meter la mano en esta elección por algún candidato, ya que es el ciudadano el que debe decidir libremente.

“Me atrevo de decir que si Peña Nieto respeta esta elección, va a salir con las manos limpias, aunque está hasta el cuello de la mierda de la corrupción.”

En estados como Jalisco, Michoacán, Colima y Nayarit, reitera, ha visto a la gente enojada, sentida y frustrada por el abuso de confianza de muchos políticos que sólo han llevado al gobierno a la ruina.

“Me da la impresión de que el Estado quiere crear una cortina de humo para hacer alguna de las pendejadas que ya nos han hecho. Es tanta la intimidación en muchos estados que la gente se enoja cada vez más. No sé qué beneficio quiere tener el gobierno haciendo que la nación se levante en armas.”

Y remata: al gobierno ya no le interesa el resultado electoral porque ya empezó a operar el fraude.