David Orozco, otra víctima en caso Cassez, morirá en la cárcel a consecuencias de la tortura que sufrió

Un artículo de Anabel Hernández, publicado en la revista Proceso el 17 de agosto de 2014.

En 2009, cuando los gobiernos mexicano y francés discutían el posible envió de Florence Cassez a Francia, un testimonio grabado en video dio al traste con esa negociación: en el David Orozco se reconocía como secuestrador y afirmaba que la francesa también lo era. En realidad esto fue un montaje mas de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Publica en el sexenio calderonista, pues el declarante era un tianguista que fue torturado para que se incriminara. Y aunque el Poder Judicial ya estableció la inocencia de esta persona, Orozco no saldrá vivo de la cárcel: pronto morirá como consecuencia de un tumor que se le desarrolló por las torturas a las cuales lo sometieron policías federales.

David Orozco Hernández, vendedor de ropa en un tianguis, es el preso número 4708 del Centro Federal de Readaptación Social número 4, en Tepic. Hace dos semanas le detectaron un tumor provocado por las golpizas que le propinó la Policía Federal (PF) en 2009. Está muriendo…

Ahora la Procuraduría General de la República (PGR) lo tiene en el olvido. Pero no siempre fue así. En mayo de 2009 Orozco apareció en los principales noticiarios: La Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), encabezada entonces por Genaro García Luna, lo presentó en un video para incriminar a Florence Cassez.

A ella en 2005 la Agencia Federal de Investigaciones la dio a conocer en la transmisión televisiva de un supuesto operativo de captura y la presentó como integrante de la banda de secuestradores Los Zodiaco. El video de Orozco incriminándose e incriminando a Cassez apareció cuando los gobiernos mexicano y francés discutían la posible repatriación de la francesa y sepultó en ese momento la posibilidad de que fuera enviada a su país.

El 24 de enero de 2013 la Suprema Corte de Justicia ordenó la liberación de Cassez por violaciones graves al debido proceso. Pero tras sus breves segundos de fama, Orozco fue olvidado por la opinión pública y la justicia. El 25 de noviembre de 2011 el juez primero de Distrito de Procesos Penales Federales, con sede en Tepic, lo sentenció a 68 años de cárcel.

Pero el 15 de febrero de 2014 el Tribunal Unitario del Vigésimo Cuarto Circuito, toca penal 338/2011, ordenó que se eliminara la sentencia contra Orozco y se repusiera su juicio por faltas al debido proceso, contradicciones en los testimonios de los policías federales, declaraciones de la verdadera circunstancia de su detención y dictámenes que confirmaban la tortura.

Descargar el artículo completo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s